Nuyorican de nación pero con visión mundial

Imprimir Más

La candidata a jueza del Tribunal Supremo de Estados Unidos, Sonia Sotomayor Báez, aseguró que el hecho de que ese país no haya aceptado formalmente los tratados internacionales que protegen los derechos humanos no quiere decir que los jueces no puedan echar mano de los principios morales de esas normas para decidir casos en los tribunales norteamericanos.

Jueza SotomayorLa nominada al Supremo, Sonia Sotomayor Báez, participó de un panel de la ACLU el 29 de abril pasado en la Facultad de Derecho de la Universidad Interamericana junto con el catedrático de Derecho Constitucional Efrén Rivera Ramos y la licenciada Eva Prados.

Estados Unidos no permite que utilicemos las leyes extranjeras o internacionales para resolver nuestros casos. Sin embargo, no pueden decirnos que no consideremos las ideas que plantean dichos tratados”, explicó Sotomayor.

La visión de Sotomayor en el tema de la aplicación del derecho internacional, uno de los aspectos que podría provocar preguntas durante sus vistas de confirmación en el Senado, quedó expuesta durante su participación el 29 de abril pasado en la Quinta Jornada Anual de la Unión Americana de Libertades Civiles (ACLU por sus siglas en inglés) celebrada en la Facultad de Derecho de la Universidad Interamericana.

Durante la charla, la actual jueza del Segundo Circuito de Apelaciones indicó que temas como el discrimen racial, por orientación sexual, por religión o por discapacidad no son ley en los Estados Unidos, sino aplicaciones morales. “De manera que un litigante no puede ir a la corte de Estados Unidos a radicar una querella por ello”, declaró la experta en litigio.

Sin embargo, explicó que Estados Unidos puede utilizar la ley extranjera para resolver algún caso siempre y cuando dicha ley no vaya en contra de la constitución americana.

Sotomayor, quien se identificó ante los espectadores como “nuyorican” de nacionalidad, expuso que aunque los jueces estadounidenses están limitados en su capacidad para aplicar el derecho internacional y la legislación extranjera en las decisiones judiciales, deben buscar la compresión íntegra de las leyes internacionales para poder citarlas cuando sea necesario. Además, acentuó en la tolerancia y la comprensión de leyes ajenas a la constitución norteamericana para incorporar otras sensibilidades respecto al desarrollo y la democracia de Estados Unidos.

El catedrático de Derecho Constitucional, y miembro de la Junta de Directores del Centro de Periodismo Investigativo (CPI), Efrén Rivera Ramos, señaló que de los 16 pactos de derechos humanos internacionales existentes, Estados Unidos sólo se ha aliado a seis por lo que “Estados Unidos es una nación que trata de presentar una imagen de que defiende los derechos civiles de la gente, sin embargo sus acciones demuestran lo contrario”.

Como parte del mismo panel de Sotomayor, Rivera explicó que, “como sabemos, por su falta de soberanía, Puerto Rico no puede adherirse de derecho propio a los tratados internacionales de derechos humanos. De paso esa carencia constituye una razón de peso más, propongo, para que los puertorriqueños y las puertorriqueñas nos animemos de una vez por todas a reclamar nuestra soberanía”, añadió mientras la jueza asentía con una sonrisa de aceptación.

El profesor Rivera exhortó al público a que siguiera muy de cerca el caso de Jessica González v. Estados Unidos. Explicó  que en este caso una víctima de violencia doméstica alega que el estado le negó la protección a la que tiene derecho bajo la Declaración Americana de Derechos y Deberes del Hombre. Negativa que resultó en la muerte violenta de sus tres hijas a manos de su ex marido a pesar de poseer una orden de protección contra él y de que la ley del estado de Colorado hacía mandatario el arresto del violador de la orden, cosa que la policía se negó a hacer.

 

Historia relacionada

La última comparecencia pública de Sotomayor antes de la nominación (audios)

Lunes 01 de Junio de 2009 | Oscar J. Serrano

article thumbnail
+ Historia completa