CEE purga las listas de muertos

Imprimir Más
cee

La medida de carácter extraordinario surge en medio de denuncias de fraude mediante el cual personas fallecidas supuestamente han sido inscritas como electores que han solicitado el voto especial de encamado. No se informó de ningún remedio para el caso del supuesto fraude denunciado con las solicitudes de voto especial encamado para personas incapacitadas física o mentalmente.

La CEE investiga las alegaciones de fraude cometidas en varios municipios en donde funcionarios tanto del Partido Nuevo Progresista como del Partido Popular Democrático habrían gestionado de forma fraudulenta solicitudes de voto especial de estas personas.

Wanda Llovet, directora del Registro Demográfico, confirmó al Centro de Periodismo Investigativo (CPI) que el proceso en esta etapa prelectoral se realiza diariamente aunque, en condiciones normales, el cotejo se hace una vez al mes durante el año electoral.

“No es la norma pero ante la preocupación de la Comisión y los ciudadanos de que pueda haber fraude (en las solicitudes de votos de encamados) estamos colaborando para informar a la CEE de todas las personas que fallecen diariamente en Puerto Rico”, dijo Llovet. En Puerto Rico se registran 86 defunciones diarias.

El proceso de registrar una defunción toma hasta tres días desde el fallecimiento de la persona, advirtió la funcionaria.

El comisionado electoral del Partido Independentista Puertorriqueño (PIP), Roberto Iván Aponte, indicó que además del proceso que se realiza a nivel central desde la CEE con la información del Registro Demográfico, los funcionarios de las Juntas de Inscripción Permanente en cada precinto hacen la gestión de cotejo localmente en cada municipio.

“Es un doble cotejo”, dijo Cabán, quien destacó que en los pueblos se conoce quién falleció y la verificación de la información podría resultar más rápida y directa.