Collado Schwarz: ganará quien enamore a los que no quieren votar

Imprimir Más
Screen Shot 2014-01-28 at 1.02.54 PM

 

El veterano publicista Ángel Collado Schwarz, en entrevista con el Centro de Periodismo Investigativo (CPI), se mostró escéptico con las cifras que vio de la Comisión Estatal de Elecciones (CEE) porque, a pesar de que la institución celebró haber inscrito sobre 2.4 millones electores en total, en el 2008 pasó lo mismo y sin embargo un millón de personas no fueron a votar.

“Esa gente que no votó en el 2008 – un millón –, esa gente no va a votar en estas elecciones basado en los números que yo vi, que se reinscribieron; porque esos números son iguales a los que vi en el 2008”, opinó Collado Schawrz.

Para ser exactos, 1,350,574 electores inscritos no votaron en las elecciones generales de 2008. En 2004, los abstenidos fueron 445,862, menos de la mitad.

Para las elecciones de noviembre, la CEE tiene 2,402,943 electores activos (al 30 de septiembre de 2012). El presidente de la CEE, Héctor Conty, celebró el 18 de septiembre que había casi medio millón de electores más (entre nuevos y reactivados) que en el registro electoral del 2008.

En esta votación, “habrán populares que no votaron que votarán y penepés que no votarán. Van a haber más penepés que populares que no van a votar”, por lo tanto, según Collado Schwarz, seguirá la misma tendencia del 2008. “En el 2008 prácticamente todos los penepés fueron a votar. Había muy pocos que no votaron”.

Esta vez, queda ver si los penepés se quedarán en casa, molestos con la administración del gobierno de Luis Fortuño. Sin embargo, hay un número sustancial de desafectos de las elecciones, que todavía falta por verse quién los capturará.

Collado Schwarz, fundador del Movimiento Unión Soberanista (MUS) que abandonó, y quien es presidente de la Fundación Voz Del Centro y otras entidades culturales, también ha sido por años ejecutivo de la agencia de publicidad que actualmente se llama Badillo/Nazca Saatchi & Saatchi.

En el 2008, Collado Schwarz hizo un estudio para conocer las características de la población de mayores de 18 años que no vota.

“La encuesta que yo hice nunca se había hecho en Puerto Rico. Nunca. Así que no puedo hablar de antes”, aclaró, pero la misma concluyó que “para llegar a ese grupo de gente, había que hacer una serie de cosas (…) distintas a la de los partidos políticos. Tienen que hablarle diferente. Hacer cosas distintas. Todos hacen promesas, critican al adversario. Tienes que romper esquemas, romper paradigmas… Si le hablas de la misma forma, caes igual… El problema más grande de esa gente es que no creen en los políticos”.

Este estudio es diferente a las encuestas que realizan los periódicos y los partidos, que se centran en conocer la opinión de los que van a votar.

“Todas las encuestas políticas se hacen entre la gente que vota. Si haces una encuesta de cerveza, lo haces entre los que beben…Yo hice una por primera vez entre la gente que no vota. Ahí es que te encuentras una sorpresa”, explicó.

Más electores le creen menos a los partidos

El análisis de las elecciones generales de 2008 estuvo basado en un estimado de la población de Puerto Rico de cuatro millones de habitantes (antes del Censo 2010), restando un millón de menores sin derecho al voto y entonces se proyectó una población de electores de 2.3 millones.

Reunieron grupos focales y encontraron que “la vasta mayoría de ellos, habían votado antes, vienen del PPD y del PIP, (y) un millón no votó”.

“Esa gente se había salido del sistema”, apuntó.

El veterano publicista apuntó que “la mayoría se salieron del sistema electoral porque llevan varias elecciones que no han votado. Entonces, tienen muchas suspicacias con los partidos políticos. En los grupos focales ahí es que veo cinismo, han entregado los guantes”.

Mientras, hay otro “grupo pequeño que no vota por descontento con su partido”.

Casi todos los penepés votaron en el 2008 y por eso ganaron, opinó. Y, el nuevo Partido Puertorriqueños Por Puerto Rico, de Rogelio Figueroa, sacó el doble de los votos del Partido Independentista Puertorriqueño (PIP), perdiendo el último automáticamente su inscripción electoral.

De ese análisis Collazo Schwarz vio la oportunidad de fundar el MUS, del cual hace un año se desafilió. “En aquel tiempo ese era el objetivo (los que no votaban). Había que hacer algo”, abundó.

Ahora, cuando vio que 250,000 se reinscribieron, dijo son los mismos, no hay diferencia.

El patrón de las últimas elecciones en Puerto Rico ha sido que el 95% de los votos se divide entre dos partidos: Partido Popular Democrático y Partido Nuevo Progresista.

Así que, dado esas observaciones, opinó que “más o menos por ahí va a ser la cantidad de votos (casi dos millones), que se van a dividir entre los cuatro partidos”, haciendo la salvedad de que 40 o 30 días es mucho en una campaña electoral y según encuestas pasadas, las elecciones se deciden en las últimas dos semanas.

Las estadísticas hablan

Después del ajuste hecho a las estadísticas demográficas del 2010 con el estudio de cobertura, la población de 18 años o más se estimó en 2,707,697 personas, según la demógrafa Judith Rodríguez. Ese grupo se divide entre 1,442,436 mujeres (53.3%) y 1,265,261 hombres (46.7%), que son potenciales electores. (Ver Ilustración 1)

En comparación con el estimado de población de 18+ años, la proporción de inscritos de ambos sexos, para estas elecciones, es alto: 86.7% de hombres y 86.5% de mujeres. (Ver Tabla 1)

Tabla 1 – Población 18+ e inscritos

La cifra ajustada es inferior al número oficial del Censo 2010 de 2,830,199, que ya se ha informado fue sobreestimado, resultando en una disminución de 122,502 de la cantidad original.

Ilustración 1 – Población 18+ por género

El cambio ha sido atribuido por los demógrafos al aumento en la emigración, reducción de la natalidad y el aumento en las muertes, incluyendo por la violencia, mayormente entre varones, la que causó la muerte de un promedio de mil personas anualmente en los últimos años.

Mirando la demografía a la luz de los eventos electorales, la proporción actual de nuevos votantes inscritos no es tan significativa.

Por otro lado, desde las elecciones de 1984, cuando Rafael Hernández Colón ganó la gobernación a Carlos Romero Barceló, no se ha registrado un porcentaje más alto de participación electoral. Desde aquel evento, que participó un 87.9% del electorado, ha habido fluctuaciones hasta llegar al más bajo registrado hasta ahora, de 79%, en las pasadas elecciones de 2008.

Además, el porcentaje de personas que no votaron, a pesar de estar inscritas, aumentó en ese mismo periodo de años, de 12.1 a 21%. (Ver Ilustraciones 2 y 3).

Ilustración 2 – Elecciones Generales / Participación Electoral

Ilustración 3 – Participación Electoral vs No Votó