Sale cara la nueva gerencia privada en el gobierno

Imprimir Más
aaa

En solo tres años de ponerse en práctica la visión republicana de reducir el gobierno y darle parte de sus funciones a la empresa privada, la Autoridad de Acueductos y Alcantarillados (AAA) ha pagado a 11 contratistas externos sobre $574 millones entre el 2009 y junio de 2012.

Desde la Ley 7 de emergencia fiscal del 2009, que redujo la nómina gubernamental debido al déficit presupuestario del gobierno, se instó a las agencias públicas a reducir personal y gastos, inclusive a las corporaciones públicas a las que no les aplicaba dicho estatuto. A partir del 2009, sin embargo, en la AAA aumentaron las cuantías y la contratación de personal externo que, en muchos casos, han facturado en sueldos anuales desde $32,000 hasta más de $350,000 en promedio, de acuerdo a documentos revisados por el Centro de Periodismo Investigativo (CPI).

Las escalas salariales del servicio de carrera de la AAA, aprobadas en noviembre de 2007 y examinadas por el CPI, empiezan con mínimos de $12,700 a $36,400 (dependiendo del puesto) hasta un máximo de $58,247 en la escala gerencial. Al añadir los beneficios marginales, podrían oscilar de $19,050 a $54,600, según la clasificación, hasta un máximo aproximado de $87,370 para el de mayor ingreso.

En la comparación entre gastos regulares con beneficios marginales y la facturación por servicios similares privados, de oficina, supervisión, técnicos y otros especialistas, hay que concluir que al gobierno le podría salir más económico retener el personal propio, según un análisis financiero examinado por el CPI.

El pote de Truenorth

En la lista de contratistas de la AAA, registrados en la Oficina del Contralor, por ejemplo, a Truenorth Corp., dedicada a sistemas informáticos y consultoría en “transformación de negocios”, la AAA tan reciente como el pasado 14 de junio, le dio un nuevo contrato anual (Núm. 2012-000038) de $11,139,710, vigente hasta el 30 de junio de 2013. Desde julio de 2009, la AAA le ha otorgado a esta empresa contratos que suman $38 millones.

Además, de abril de 2007 a julio del 2009, Truenorth tuvo un contrato de $4,508,700 con la AAA, al que le sucedieron varios por cuantías entre $55,000 y $3.8 millones, hasta que el 1 de julio de 2011 entró en vigor uno anual de $10 millones, el cual aumentó a $11.1 millones este año.

A Truenorth parece que le convino el nombramiento del presidente ejecutivo de la AAA, José Ortiz, como miembro de la Junta de Gobierno de la Autoridad de Energía Eléctrica (AEE) en noviembre de 2011, porque el 26 de diciembre de ese año la compañía entró a la AEE con un acuerdo no financiero (2012-P00075) y el 27 de febrero del 2012 firmó un contrato de $1,828,380 (2012-P00083) para “servicios de consultoría administrativa”, vigente hasta el 26 de febrero de 2013.

En total, esta compañía tiene contratos de $46,364,404.15 con diferentes agencias de este gobierno, según la Oficina del Contralor, de los cuales $38 millones son con la AAA.

En su portal de internet, la compañía fundada en el 2001 por Gabriel y Carlos Fernández Ferrer, dice que tiene 350 empleados y contratos con la AAA, Educación, Salud, Hacienda, Lotería Tradicional, Comisionado de Seguros, Administración para el Financiamiento de la Vivienda y la Comisión Estatal de Elecciones, pero una fuente de Acueductos dijo que hay 197 empleados trabajando a tiempo completo en las oficinas y edificios propiedad de la Autoridad, o sea, operando desde dicha corporación pública.

En total, los empleados de compañías privadas que trabajan en la AAA suman 300, indicó la fuente.

Truenorth, que vende las licencias de sistemas informáticos y trabaja con las cajas registradoras de las oficinas comerciales de Acueductos, registró en diciembre del 2010 la corporación Aval Resources, Inc. y a través de ella subcontrata labores que antes hacían unionados de la AAA, pero no con los altos salarios mencionados arriba, sino entre $10 y $20 la hora, sin beneficios marginales. Aval no aparece con contrato registrado con la AAA, pero sí con la AEE.

La AAA la escogió en el 2010, indica Truenorth en su página web, para dar el servicio de “out-tasking” o ejecución externa de sus operaciones y en el 2011 le dio un contrato para el Revenue Assurance Program o gestión para evitar pérdidas.

La reconocida firma internacional de auditores y consultoría Deloitte define dicha gestión como algo necesario para las compañías que tienen un gran volumen de transacciones y sistemas complejos de facturación en los que corren riesgo de “filtración de ingresos”, o sea, puntos por donde se pierde dinero.

Mientras Truenorth trabaja para cerrar esos puntos de pérdida de ingresos de la AAA, por otro lado recibe más delegación de funciones y dinero.

Truenorth anunció el 12 de junio de 2011 que “asimilará sobre 160 recursos para servir las necesidades estratégicas de la AAA” y pocos días después, el 23, lanzó la creación de AVAL Resources Corp., con oficinas en Guaynabo, como su “proveedor especializado de recursos humanos”, con la cual “busca proveer una alternativa local a los proveedores nacionales de procesos de negocios de externalización (outsourcing en inglés) con tarifas locales y ventajas locales”.

En la AAA es conocido, según se explicó al CPI, que un funcionario estrechamente vinculado al Partido Nuevo Progresista (PNP) envía a personas escogidas a la empresa Aval para que trabajen en la Autoridad.

AVAL se describe como una empresa dedicada a servicios temporeros de oficina, contabilidad, Recursos Humanos, tecnología, servicio al cliente y gerencia de proyectos.

Truenorth ha crecido en esta administración. Como subcontratista principal de IBM en el Departamento de Educación, devengaría $40 millones en “productos y servicios” para las conexiones internas de la agencia en el año fiscal 2011-2012, como parte de “la transacción más grande que IBM proveerá en este territorio en su historia”, anunció en marzo de este año Gabriel Fernández Ferrer, cofundador de Truenorth.

Además, recibió un contrato de $12 millones anuales para el mantenimiento E-RATE, que es el estándar básico para asegurar una red de comunicaciones en el sistema de escuelas. El contrato de servicios de mantenimiento de tecnología informática es por un término de dos años iniciales con opción de dos renovaciones anuales, según anunció la compañía en su página web.

Fabian Fejgielman Szeinfain, uno de los socios de Truenorth, es la persona que gerencia proyectos de $50 millones en la AAA, que incluye facturación, telemetría, mantenimiento y contabilidad.

Gabriel Fernández Ferrer, socio fundador y principal ejecutivo de Truenorth, detalla entre sus logros corporativos un sistema de rastreo de confinados del Departamento de Rehabilitación y Corrección, más otro inalámbrico para la Policía de Puerto Rico y uno de cobro de tarifas del Departamento de Hacienda. Su hermano Carlos, presidente de la compañía, diseñó y manejó un “repositorio central de datos de confinados”.

Otro clientes de Truenorth son: la firma de corredores de seguros Carrión, Lafitte y Casellas; APEX, la división tecnológica de El Nuevo Día; el Instituto de Banca, Banco Santander, Claro, y la Industria Lechera de Puerto Rico (INDULAC).

Para cambiar contadores de agua, la AAA contrató a AMC Engineering, G-77, Lt Automation, Cherox, Nogama y AMS Engineering; además de utilizar compañías para el mantenimiento de equipos electromecánicos, generadores de emergencia y usar contratistas privados para reparar tuberías.

Hasta el 2013, G-77 tiene un contrato de $5,236,204 cuando en el 2009 cobraba entre $3,000 y $50,000; AMC Eng. tuvo uno que venció el pasado julio de $3,572,795 y ahora otro de $1,215,730.31, y Lt Automation tuvo hasta julio uno de $4.9 millones y firmó otro en junio de $522,480, vigente hasta junio de 2013. Cherox este año ha tenido contratos montantes a $1,189,357.88.

Por otro lado, la AAA contrata el diseño y gerencia de proyectos mayores como la construcción de embalses, que son parte de sus mejoras capitales, que no son parte de la función orgánica de la agencia. Para eso usa a CH Caribe Engineers, P.S.C., CH2M Hill Puerto Rico, Inc. y CSA Architects & Engineers LLP, entre otros, los cuales también han aumentado sus contratos.

CH Caribe Engineers, P.S.C. y CH2M Hill Puerto Rico, Inc., que son parte de la misma compañía,  en conjunto han tendido contratos montantes a $173,839,001 del 2008 a los vigentes hasta el 2013.

CDM Caribbean Engineers, P.S.C. comenzó como un consorcio a cargo de proyectos en la región oeste y este año firmó un contrato de $30,746,000 y ya cubre las regiones norte y sur también.

Diferenciar lo público de lo privado

La Constitución del Estado Libre Asociado de Puerto Rico establece (Artículo VI, Sección 9) que “las propiedades y los fondos públicos serán utilizados exclusivamente para fines públicos y para el sostenimiento y funcionamiento de las instituciones del Estado, siempre fundamentado el uso en una disposición legal”.

Como norma y práctica general en el gobierno, nadie que se sienta a trabajar y utilizar los equipos y recursos de una agencia si no es servidor de dicha dependencia, o sea, empleados regulares, irregulares, transitorios y funcionarios que formulan e implantan la política pública de la misma.

La Ley de Ética Gubernamental (Núm. 12 de 24 de julio de 1985, según enmendada) establece que el término funcionario público “incluye aquellas personas que ocupan cargos o empleos en el Gobierno del Estado Libre Asociado de Puerto Rico que están investidos de parte de la soberanía del Estado, por lo que intervienen en la formulación e implantación de la política pública”; así como los “que ocupan cargos o empleos en el Gobierno (…) que no están investidos de parte de la soberanía del Estado y comprende los empleados públicos regulares e irregulares, los que prestan servicios por contrato que equivalen a un puesto o cargo regular, los de nombramiento transitorio y los que se encuentran en período probatorio”.

  • mari

    Esto fue para reducir gastos y bajar nómina, o una excusa para otorgar contratos y enriquecer desde el 2009 a los amigos del gobierno? Que barbaridad. Quien detendrá esto?

  • josetony

    Las dos administraciones se benefician de estos entuertos que se hacen secretamente, para malversar los fondos de la AAA. PPD y PNP son los dos culpables del desmadre financiero de la isla.