Obama protege a Monsanto

Imprimir Más

El favoritismo con Monsanto no es únicamente del Gobierno de Puerto Rico. En EEUU, el presidente Barack Obama firmó a finales de marzo el polémico proyecto Monsanto Protection Act. Esta protege a las semilleras de litigación hasta por efectos nocivos que sus productos causen en la salud. La medida fue impulsada por Roy Blunt, senador republicano de Missouri que ha recibido donaciones políticas de Monsanto desde el 2008, lo cual se refleja en los registros de la Comisión federal Electoral.

La aprobación de esta ley provocó la convocatoria de una marcha global contra Monsanto el próximo 25 de mayo, a la que se han unido manifestantes en Puerto Rico, entre otros 30 países.

La animosidad global que genera Monsanto se debe, entre otros aspectos, a uno de sus productos principales, el herbicida Roundup. Éste acaba con las plantas y árboles que no han sido modificados para resistirlo. De modo que la empresa mata dos pájaros de un tiro, casando la semilla transgénica con el herbicida, y vendiendo dos productos al mismo tiempo. El ingrediente activo del Roundup es el glifosato, que cuando se mezcla con otros compuestos químicos  puede causar efectos negativos en la salud y la ecología. Monsanto ha sido demandada en Brasil, Francia y Reino Unido por mercadear falsamente su herbicida Roundup como beneficioso para el ambiente.

Monsanto, que patenta las semillas modificadas genéticamente, se reconoce por demandar a agricultores que supuestamente usaron sus transgénicos sin habérselos comprado. Esto sin tomar en cuenta que el material genético pudo haber llegado a las fincas de esos agricultores por accidente, ya que el polen puede moverse por factores naturales como el viento.

Otra exigencia global y local es que los productos modificados genéticamente sean identificados en las etiquetas.  Por esa razón la ruta de la marcha en Puerto Rico será del Departamento de Agricultura a la Oficina del Departamento de Asuntos del Consumidor (DACO).