San Juan ajusta cuentas por el tax Santini

Imprimir Más
san
Jorge Santini, ex alcalde de San Juan

La Legislatura Municipal de San Juan anunció este martes el fin de una investigación legislativa que produce “referidos a las agencias de ley y orden”, para que la administración del ex alcalde Jorge Santini rinda cuentas por el manejo de fondos del Programa de Transferencia de Derechos de Desarrollo.

Por medio de este instrumento de planificación, la administración de Santini cobró ilegalmente unos $20 millones, cuyo paradero se desconoce, bajo el falso argumento de que los iba a usar para proteger tierras capitalinas de valor ecológico, según lo destapó el Centro de Periodismo Investigativo.

Los detalles de los referidos los ofrecerá Yolanda Zayas, presidenta de la Legislatura Municipal, en una conferencia de prensa este miércoles 9 de octubre a las 10:30 a.m., en la Casa Alcaldía de San Juan.

La Legislatura de San Juan, por medio de su portavoz Carmen Enid Acevedo, no quiso especificar al Centro de Periodismo Investigativo la naturaleza del referido ni si éste señala directamente al ex alcalde Santini, bajo cuya administración se implantó el Programa de TDD entre 2003 y 2012. El Departamento de Justicia y la Fiscalía Federal, no obstante, indicaron por separado que hasta este martes no habían recibido denuncias al respecto.

La investigación municipal se hizo eco de la investigación especial ‘El impuesto secreto del alcalde Santini’, en la que el CPI hizo las siguientes revelaciones:

  • A más de 1,116 personas, empresas privadas, organizaciones sin fines de lucro y entidades públicas les hicieron pagar una cantidad variada de dinero, como parte del Programa de TDD, cuando iban a la alcaldía a pedir permisos de construcción.
  • La mayor parte de esos pagos no correspondían, porque sólo tenían que hacerlo un número muy limitado de proyectos de construcción que excedieran la altura máxima permitida por su zonificación. La administración de Santini lo cobró durante diez años a prácticamente todo el que construía en la capital, estableciéndolo como en una especie de impuesto.
  • La administración Santini sostenía, en los certificados del Programa de TDD que otorgaba a quienes le pagaban, que el Municipio iba a depositar el dinero cobrado en la cuenta especial del Banco Popular #03042719. Estos fondos se debían usar exclusivamente para compensar a los dueños de 684 fincas privadas en los barrios de Cupey, Caimito, Quebrada Arenas y Tortugo, que accederían voluntariamente a conservar sus fincas de valor ecológico.
  • No obstante, la administración Santini nunca depositó el dinero en la cuenta especial que iba a guardar esos fondos privados. La actual administración sólo puede dar fe de que, de los $20 millones aproximadamente que se recaudaron ilegalmente, unos $11.4 millones se desviaron al fondo general del Municipio y se gastaron. Del dinero restante, la actual administración no sabe nada.
  • El objetivo principal del Programa de TDD, según el Plan de Ordenación Territorial del Municipio de San Juan, era conservar unas 3,000 cuerdas de bosque de valor ecológico en las 684 fincas mencionadas. Éstas componían un importante corredor de biodiversidad y espacios de protección de la cuenca del Río Piedras, que evitaban a su vez las constantes inundaciones que afectan cada vez más a los residentes de San Juan.
  • Diez años después de la puesta en vigor del Programa del TDD, ninguna de las tierras había sido conservada con gravámenes en el Registro de la Propiedad, como lo manda la Ley de Municipios Autónomos, que crea los Programas de TDD.
  • El CPI pudo probar, con fotos aéreas, entrevistas y visitas de campo, que más de 30 de los terrenos que debían protegerse se convirtieron en casas, condominios, negocios y hasta en una cantera de extracción de tierra.