Filtrarse por las grietas de la corrupción corporativa de Walmart

Entrevista con los dos periodistas de The New York Times y ganadores de un Pulitzer, que ofrecerán la conferencia magistral sobre corrupción corporativa del próximo miércoles en la Facultad de Derecho de la Universidad Interamericana.

Imprimir Más
Walmart_Store2

Foto de http://redaccion.xhglc.com.mx/

El periodista David Barstow aprendió a persuadir a los editores durante toda su carrera, primero para que le dieran más días para investigar, después semanas enteras. Hasta lograr que The New York Times hiciera una apuesta que desde el punto de vista de la lógica empresarial parecería insana. La empresa lo destacó durante dos años a tiempo completo para lograr una sola misión: filtrarse por las grietas de la corrupción corporativa de Walmart.

Barstow probó, con la ayuda de la periodista mexicana Alejandra Xanic, que Walmart de México había pagado más de $24 millones de dólares en sobornos para agilizar permisos de construcción y cambiar mapas de zonificación, durante la carrera de la corporación estadounidense para devorar el mercado. Por sus investigaciones, Barstow y Xanic ganaron en 2013 un premio Pulitzer.

La apuesta periodística se apartaba de la norma. La cultura política, económica y periodística estadounidense (como la de Puerto Rico), suele tratar a las corporaciones como entidades intocables. Además, The New York Times tenía que dedicar a un reportero de su plantilla a un trabajo que produjo dos artículos periodísticos en los dos años, mientras la empresa tenía la necesidad de hacer más con menos. El diario de referencia mundial enfrenta desafíos económicos al igual que el resto de la industria y está cesanteando a empleados, en parte debido a la disminución de la publicidad.

Los periodistas conversaron por separado con el Centro de Periodismo Investigativo; Barstow desde Nueva York, Xanic desde la Ciudad de México, como un adelanto a la charla magistral Corrupción corporativa: cómo The New York Times expuso a la multinacional Walmart que ofrecerán el próximo miércoles, 15 de octubre a las 6:30 p.m., en el teatro de la Facultad de Derecho de la Universidad Interamericana, en Hato Rey.

CPI: ¿Qué les hizo dedicar tantos esfuerzos a la investigación de Walmart?

David Barstow: Para mí es crítico buscar historias que me permitan examinar la concentración del poder. Si a algo le debemos prestar más atención, muchas veces más que a los gobiernos, es a lo que hacen las grandes corporaciones. Tienen una concentración extrema de poder económico, político y cultural. Walmart genera más de 500 mil millones de ingresos al año alrededor del mundo, lo que es mayor de lo que producen muchos países.

CPI: ¿Qué quisieron probar más allá de los sobornos?

Alejandra Xanic: Que hay que nivelar el terreno para que la competencia sea más justa. Uno quisiera que el gigante y el pequeño tuvieran las mismas condiciones en el terreno de juego. En el momento en que una empresa tiene manera de brincarse las reglas, toda idea de justicia se rompe. Se rompe la equidad y el ejercicio democrático en las comunidades. No puedes competir si el otro no juega por las mismas reglas.

CPI: ¿Cuál es el principal reto para reportar sobre la corrupción de las corporaciones?

DB: Es más difícil. No tenemos documentos públicos que permitan ver emails internos de Walmart, por ejemplo. Sin embargo, es absolutamente posible que si trabajas fuerte y eres inteligente puedes entrar profundamente en una compañía. Estas empresas no han sido blanco de investigaciones serias. Suelen subestimar nuestra capacidad para penetrar en ellas y a ejercer reporterismo clásico de tocar la puerta de las fuentes.

CPI: ¿Qué técnicas periodísticas nuevas usaron durante la investigación?

AX: Yo era usuaria de las leyes de transparencia de México, y David de las leyes de transparencia de Estados Unidos como FOIA (Freedom of Information Act). Ambas se complementaron. Además, no sólo tratamos de que los funcionarios mexicanos nos dieran documentos, sino que nos ofrecimos para ayudarles a buscar en cajas. Muchos de estos funcionarios tienen que hacer otros trabajos. Mientras más podíamos aliviarles la carga de cumplir con el trabajo de transparencia, se convertían en aliados porque les aligerabas el trabajo, y nos hacíamos expertos en los documentos. Así encontramos información valiosa en videos, audios, mapas, fotos …

CPI: ¿Qué hacían para burlar las trabas de las leyes de acceso a la información? 

AX: Tuvimos que pensar muy bien qué documento específico íbamos a pedir y tener absoluta certeza de que lo estábamos solicitando bien.  Hay que ser cuidadosos en cómo le llamamos al documento, porque si lo pides con una palabra diferente los funcionarios dicen que es inexistente y no te lo dan. Por ejemplo, los permisos que se necesitan para una tienda varían de una región a otra. Tienes que saber cómo se llaman las cosas para saberlas pedir.

CPI: ¿Por qué el periodismo investigativo es más necesario en esta época?

DB: La investigación es lo que distingue al periodismo de otras formas narrativas, de los chismes, de los tuits y de todo el bombardeo informativo.  En estos tiempos en que se transforma el negocio de los medios, el periodismo investigativo es el eje alrededor del que el periodismo se organizará, aunque estés trabajando para una página web, la televisión o un periódico impreso. Por eso estamos viendo nuevas empresas enfocadas en contratar periodistas investigativos, como Buzz Feed, Yahoo o The Huffington Post. Son nuevos tipos de empresas y están abrazando la investigación como uno de sus ejes centrales.

CPI: En países como Puerto Rico existen empresas periodísticas que interpretan la transformación como una necesidad de moverse a la superficialidad.

DB: Sí, pero las noticias de personalidades o sensacionalistas obedecen a la mentalidad a corto plazo, son una curiosidad, para que la gente haga clic. No es saludable para una organización enfocarse exclusivamente en esos temas. La gente deja de mirarte como fuente de información. No confían en ti. El contenido sensacionalista es como el popcorn. Sabroso,  fácil, pero no alimenta. Al final del día quieres una buena comida hecha en casa. Una gran historia investigativa es como comerte un jugoso ‘steak’.

CPI: ¿Cuál debe ser la ambición de cada proyecto investigativo?

DB: Tratar de obtener la mayor cantidad de documentos internos que puedas, cultivar muchas fuentes. El trabajo es diferente al que hacen los medios de diario. Una entrevista puede durar días. Hay que tratar de convertirse en un experto en ese mundo que exploras y conocerlo más que nadie en el mundo.