Acusan a Walmart, Walgreens y GNC de vender productos adulterados

Imprimir Más
En Walgreens de Santurce se pudo observar que los productos Finest Nutrition estaban disponibles.

Foto por Joel Cintrón Arbasetti.

En Walgreens de Santurce se pudo observar que los productos Finest Nutrition estaban disponibles.

En las góndolas de GNC, Walgreens y Walmart Puerto Rico se pueden encontrar los seis suplementos dietéticos que el fiscal General de Nueva York, Eric Schneiderman, ordenó ayer retirar de esas tiendas en Nueva York: Ginko Biloba, St. John’s Wort, Ginseng, Garlic, Echinacia y Saw Palmetto. La orden de cese y desista de la venta de esos productos se dio luego de que una investigación de la Fiscalía General de Nueva York reveló que algunos de los suplementos no tienen la sustancia publicitada o que contienen ingredientes que no figuran en las etiquetas.

Esos productos representan un “riesgo a la salud potencialmente grave” para consumidores con alergias a ciertos alimentos o que estén tomando medicamentos para una enfermedad no relacionada, advirtió la Fiscalía General de Nueva York.

Luego de una consulta del Centro de Periodismo Investigativo (CPI), el secretario del Departamento de Asuntos del Consumidor (DACO), Nery Adames, informó que hará requerimientos de información a Walmart, Walgreens y GNC en Puerto Rico, para saber si venden los productos que fueron retirados de las tiendas en Estados Unidos.

El CPI confirmó que esos suplementos se venden en las tiendas Walmart y Walgreens de Puerto Rico.

“De venderlos, las empresas tendrán que indicar si cuentan con estudios científicos o pruebas que garanticen la calidad de los productos”, explicó Adames al CPI. Además, enviará una carta al fiscal general de Nueva York solicitando más información sobre la investigación que que lleva a cabo esa oficina.

A las compañías en Puerto Rico se les va a preguntar “qué van a hacer con la orden de Nueva York. Por ejemplo, según Washington Post, Walmart mandó a retirar los productos de todas las tiendas; queremos saber si eso incluye a Puerto Rico”, aseguró Adames.

Las compañías tendrían cinco días para contestar la solicitud de información del DACO, y de confirmarse que venden los suplementos y que las etiquetas contienen información falsa o incompleta, el secretario emitiría una orden de cese y desista de la venta de esos productos. Los detallistas también podrían exponerse a multas por anuncio engañoso y por violentar el Reglamento de Calidad y Seguridad, que dicta que se debe revelar lo que contienen los productos en venta. El DACO aseguró que investigará si esos suplementos se venden en otras tiendas, como farmacias o centros naturistas.

El CPI no logró obtener una reacción de Walmart ni de Walgreens en Puerto Rico.

La investigación del fiscal general de Nueva York reveló que la marca Spring Valley de Walmart es la que contiene la menor cantidad de la sustancia que anuncia su etiqueta; las pruebas realizadas mostraron que contenían solo 4% del ADN de las plantas, según la investigación. GNC vende los seis suplementos bajo la marca Herbal Plus y Walgreens bajo la marca Finest Nutrition. La investigación incluyó al minorista estadounidense Target, donde se venden bajo la marca Up & Up.

El 79% de los productos analizados en todas las tiendas no contenía el ADN relacionado con la sustancia anunciada en la etiqueta o estaban contaminados con otro material. La investigación de la Fiscalía General se centra en posibles violaciones de la ley general de negocios de Nueva York, incluyendo prácticas y publicidad engañosas, indica un comunicado del Fiscal General de Nueva York.

Schneiderman pidió a las empresas proporcionar información detallada relacionada con la producción, el procesamiento y las pruebas de los suplementos a base de hierbas que se venden en las cuatro tiendas, así como brindar una explicación detallada de las medidas de control de calidad de que disponen.

Utilizando la tecnología de código de barras de ADN para examinar el contenido de los suplementos a base de hierbas, la investigación de la Fiscalía General se enfoca además en lo que parece ser una práctica usual en la industria de los suplementos: sustituir con contaminantes y sustancias de relleno en lugar del producto auténtico.

La investigación examinó seis suplementos de hierbas diferentes que se venden en las cuatro principales empresas minoristas en trece regiones en el estado de Nueva York, incluyendo Binghamton, Brooklyn, Buffalo, Harlem, Nassau County, Plattsburgh, Poughkeepsie, Rochester, Suffolk County, Syracuse, Utica, Watertown, y el condado de Westchester.

La Administración de Medicinas y Alimentos de los Estados Unidos (FDA en inglés) requiere a las empresas verificar que sus productos son seguros y que fueron debidamente etiquetados para reflejar su verdadero contenido. Pero a diferencia de las medicinas, los suplementos no se someten a un proceso riguroso de evaluación de la agencia, que escruta todo lo relacionado con un medicamento, desde el diseño de los ensayos clínicos, la gravedad de los efectos secundarios y las condiciones en las que se fabrica la medicina.

Los suplementos quedaron exentos del proceso de aprobación de la FDA por una ley federal de 1994, patrocinada por el senador republicano Orring G. Hatch, a quien The New York Times describe como “firme defensor de los suplementos”, y quien “ha aceptado miles de dólares en contribuciones” de parte de miembros de esa industria.

Las pruebas para la investigación de la fiscalía de Nueva York fueron realizadas por el Dr. James A. Schulte II de la Universidad de Clarkson en Potsdam de esa ciudad, un experto en la tecnología de código de barras de ADN contratado por la oficina del Fiscal General. Los códigos de barras de ADN son marcadores genéticos cortos en el ADN de un organismo y se utilizan para identificarlo como perteneciente a una especie en particular. Además, proporcionan un método imparcial y reproducible de identificación de especies, según la Fiscalía General de Nueva York

“Las pruebas de ADN se realizaron en tres de cuatro muestras de cada uno de los seis suplementos herbarios comprados en las tiendas de Nueva York. Cada muestra se probó con cinco ejecuciones independientes de la secuencia, es decir, cada muestra se probó cinco veces. Trescientos noventa pruebas con 78 muestras se realizaron en general”, explica en el documento, publicado primero por The New York Times.

En respuesta a la investigación, Walgreens anunció que retirará esos productos de todas sus tiendas, a pesar de que Nueva York fue el único estado que ordenó su retiro. Walmart indicó que contactará a sus suplidores para tomar las medidas apropiadas y GNC insistió en la calidad de sus suplementos, pero aseguró que colaborará “de la forma más apropiada” con la fiscalía general, según The New York Times. Target dijo hoy a El Diario de Nueva York que retirará de sus estantes los productos que no cumplan con los estándares de calidad.

  • Joe
    Gracias por la información. Definitivamente hay que estar evaluar la calidad de los suplementos que se consumen. No todo lo que brilla es oro.