Confesión

Imprimir Más

RadioAmbulante

Este es Ángel González, un hombre mexicano que fue acusado, injustamente, de violar a una mujer en Waukegan, Illinois, al norte de Chicago. El mismo día del crimen fue arrestado. Y ahí quedó, en la cárcel, por años.

En esa primera prisión –porque después estuvo en otras 4– conoció a Old T. Era un preso ya mayor, que estaba a cargo de la biblioteca de la cárcel. “Hey, hay esta organización, cuando quieras escribirles dime para yo ayudarte a llenar la copia”, Le dijo Old T.

Esa organización era el Innocence Project, una organización sin fines de lucro que ayuda a personas que han sido condenadas injustamente.En esa época la organización estaba inundada de peticiones. Y ahora la cosa no es muy diferente. Vanessa Potkin me contó que les llegan unas 250 cartas al mes, y tienen más de 6000 casos en fase de revisión. A veces les puede tomar más de 10 años abrir un caso.

Para leer la transcripción de la historia, presiona aquí.

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *