Series

La estrecha relación entre la funcionaria de FEMA bajo investigación y Noel Zamot

Antes de que se otorgara un nuevo contrato a Cobra Acquisitions, Ahsha Tribble se reunió con Zamot en las oficinas de la Junta para discutir asuntos relacionados a la empresa. También participaron ejecutivos de Cobra y de Filsinger Energy Partners, que funge de asesor del gobierno de Rosselló en la reestructuración de la AEE.

29 mayo, 2019

Cuatro meses antes de que la Autoridad de Energía Eléctrica (AEE) otorgara un nuevo contrato a Cobra Acquisitions para la restauración del sistema energético destruido por el huracán María, el representante de la Junta de Control Fiscal (JCF) Noel Zamot se reunió con la funcionaria de la Agencia Federal para el Manejo de Emergencias (FEMA) bajo investigación, Ahsha Tribble, para discutir asuntos relacionados con esa empresa.

El entonces coordinador de Revitalización de la Junta marcó “aceptar” en una solicitud de reunión citada para el 24 de enero de 2018 bajo el asunto “Cobra/FOMB Discussion” (Discusión Cobra/FOMB, que son las siglas en inglés de la JCF), convocada por Tribble, administradora regional adjunta de FEMA de la Región II, a la que Puerto Rico pertenece.

La funcionaria de FEMA fue separada de su puesto el pasado 14 de mayo luego de que las autoridades federales iniciaran una investigación en su contra por su supuesta intervención indebida en la contratación de Cobra Acquisitions, según reportó The Wall Street Journal. Cobra es una de las tres empresas principales contratadas por la AEE para la reconstrucción del sistema eléctrico tras el paso del huracán el 20 de septiembre de 2017.

Foto suministrada por FEMA

Ahsha Tribble

“Cobra/FOMB Discussion”

Según correos electrónicos obtenidos por el Centro de Periodismo Investigativo (CPI) tras una demanda de acceso a la información, Tribble convocó la reunión para el 24 de enero de 2018 en las oficinas de la JCF en Hato Rey. Al encuentro también estaban invitados el presidente de Cobra Acquisitions, Keith Ellison, y el entonces vicepresidente de Operaciones de la empresa, Ken Kinsey; dos ejecutivos de Filsinger Energy Partners, Todd Filsinger (principal asesor financiero de la AEE desde diciembre de 2017) y Nathan Pollak, y Christopher Harich, abogado general de FEMA. También estaba convocado Zamot, quien renunció a su puesto y concluyó sus labores con la JCF el pasado 15 de marzo en medio de un escándalo mediático por sus comentarios sobre posibles acciones ilícitas del Gobierno en la evaluación de contratos.

Tribble escribió:

“Nos encontraremos mañana a la 1:30 pm en las oficinas de la Junta para discutir ‘extensiones de los trabajos de emergencia’, solicitudes de propuestas y el flujo del proceso para asegurarnos de que todos estemos en la misma página”.

Cobra obtuvo su primer contrato con la AEE el 19 de octubre de 2017, seis días después de haber solicitado hacer negocios en Puerto Rico ante el Departamento de Estado y casi un mes después del azote del huracán María. Cuatro días después de la reunión del 24 de enero, el contrato 2018-P00028 fue enmendado por cuarta ocasión para duplicar el monto inicial y llevarlo hasta $445 millones. Un mes después, en febrero, otra enmienda elevaría el monto hasta $945 millones.

El segundo contrato que recibió Cobra (2018-P000170) se otorgó el 26 de mayo de 2018, cinco meses antes de que venciera el primero. El acuerdo se dio pese a las observaciones de la Junta en torno a la falta de detalles sobre los costos de los trabajos de reparación, su alcance y cómo se mediría su desempeño, así como la ausencia de una verificación de la oferta. Inicialmente, este último acuerdo, que venció el 25 de mayo de 2019, era de $900 millones. La cuantía entre ambos contratos de la empresa ascendió a $1,845 millones para reconstruir el sistema eléctrico de la isla, dinero que sería reembolsado en su totalidad por FEMA a la AEE, según dijo a Noticel el entonces director ejecutivo de la corporación pública, Justo González.

“La intención de la reunión del 24 de enero de 2018 fue informar el estatus del proceso de la restauración con todas las partes presentes. La reunión se llevó a cabo en las oficinas de la JCF. La JCF enfatizó que cualquier contrato o enmienda a contrato que excediera $10 millones de dólares tenía que ser aprobado por la Junta”, expresó por escrito al CPI el abogado de Tribble, Leo Aldridge. “Quien único puede decir si esa reunión es parte de la investigación (federal) en curso es la Oficina del Inspector General”, añadió el letrado.

La investigación federal que se inició contra Tribble, de FEMA, ¿guarda alguna relación con la carta enviada por la JCF a la AEE el 24 de mayo de 2018 en la que presentan preocupaciones a la contratación de Cobra Acquisitions?, preguntó el CPI a la Junta.

“No”, fue la respuesta de la entidad.

Aldridge agregó que la adjudicación de contratos no correspondía a Tribble, sino a la AEE, con el aval de la Junta. “Lo que haya guiado a esas entidades en su toma de decisiones lo pueden responder quienes lideran esos organismos”, dijo el abogado.

Zamot: punto de enlace entre la Junta y FEMA

Esta no es la única reunión que tuvieron Tribble y Zamot durante el periodo de recuperación tras el huracán. Según los correos electrónicos revisados por el CPI, desde octubre de 2017, semanas antes de que la funcionaria federal fuera trasladada a Puerto Rico para estar a cargo de la recuperación del sector energético, ya ambos se carteaban. El excoordinador de Revitalización había sido designado el punto de enlace entre la JCF y FEMA en el proceso de recuperación. “Estaré disponible para ayudar a ‘engrasar’ o conectar cualquier cosa entre FOMB / FEMA según sea necesario”, escribió Zamot en un email del 17 de octubre de 2017.

“Me alegra que la relación FEMA/FOMB sea bien recibida, ya que estamos trabajando para lograr el mismo objetivo”, le contestó Tribble el 20 de octubre de 2017 mientras se informaban mutuamente de los trabajos realizados en torno a la recuperación energética. En los próximos meses, mantuvieron una estrecha relación en la que se comunicaban cada semana, incluso por teléfono, el estatus de sus labores, cuáles eran los asuntos más importantes en sus agendas, hacían comentarios sobre el clima y visitas familiares, hablaban de los planes fiscales, asuntos de la AEE, se pasaban contactos, y se presentaban funcionarios y empresarios interesados en las labores de recuperación.

La JCF negó que las autoridades federales les hayan hecho algún acercamiento, algún interrogatorio o alguna petición de información relacionada a alguna investigación en contra de Zamot. Además, dijeron que “no” tenían conocimiento de que existiera alguna investigación en su contra.

La mayoría de las comunicaciones en las que Tribble aparece también está incluido Zamot, quien durante su incumbencia como coordinador de Revitalización siempre mantuvo una especial atención a los asuntos energéticos, pues eran los que mayormente quería impulsar como proyectos críticos bajo el Título V de la ley federal Promesa, que creó su puesto. Sin embargo, tras 20 meses en el cargo y dos meses después de su renuncia, solo hay un proyecto crítico aprobado — investigado por la Legislatura — y es de vivienda pública.

La Junta trató de poner a Zamot a cargo de la AEE en una especie de sindicatura, pero el Gobierno de Puerto Rico resistió tal designación en los tribunales y el funcionario nunca se pudo sentar en el trono de la AEE. La jueza Laura Taylor Swain, a cargo de la quiebra de Puerto Rico a través del Título III de Promesa, denegó la designación de Zamot como “Principal Oficial de Transformación” de esta corporación pública. Esto, sin embargo, no fue impedimento para que el funcionario de la Junta continuara discutiendo asuntos de la AEE con representantes federales y de la empresa privada, muchas veces sin la presencia de funcionarios de la corporación pública, según los emails.

El involucramiento de Tribble y Zamot en los temas de energía era tal que luego de que el gobernador de Puerto Rico, Ricardo Rosselló, hiciera un anuncio público sobre la privatización de la AEE el 22 de enero de 2018, el email de Tribble no se hizo esperar. “Hay interés en obtener alguna aclaración sobre la intención de ‘privatizar’ la AEE. Creo que sería útil explicar el plan versus lo que contiene el comunicado de prensa”, redactó Tribble en un email del 27 de enero de 2018 en el que conectaba a Zamot con dos funcionarios de la Oficina de Manejo y Presupuesto de Estados Unidos (OMB).

Aunque ya sabía que no tenía el poder de Oficial de Transformación de la AEE, Zamot respondió:

“Ahsha, ¡gracias por la introducción! Andrea [Goel], Robert [Klein], estaré encantado de conectar y compartir la información más reciente, tal como lo vemos en la intención del gobernador de otorgar una concesión para operar la infraestructura de T&D [transmisión y distribución] en Puerto Rico”.

El 1 de febrero de 2018, ambos coincidieron en una sesión de la Junta en Nueva York en la que se discutió el futuro de la compañía eléctrica en Puerto Rico. Ese día, la funcionaria de FEMA denunció las dificultades que enfrentaba con la AEE por la burocracia existente. “Cuando tienes ocho capas para aprobar trabajos, no nos funciona”, dijo Tribble en la sesión pública, en la que también criticó la falta de materiales, los problemas para llegar y restaurar el servicio eléctrico, los “desafíos de liderazgo” en la AEE y la “falta de confianza” de los “socios” para hacer negocios con Puerto Rico. Reclamos similares realizaría Zamot al abandonar su puesto.

Días después, Tribble y Zamot también habrían coincidido en una reunión convocada por un funcionario del Departamento de Agricultura de Estados Unidos (USDA) titulada “PR Energy Stakeholders and Recovery Partners”. En esta se discutiría la “recuperación a largo plazo y las necesidades de resiliencia para el sector energético”, las asignaciones bajo el proyecto H.R. 4667 y el “plan de recuperación”.

Como invitados al encuentro estaban también funcionarios del Gobierno, como el director de la Oficina Estatal de Política Pública Energética, Francisco Rullán Caparrós, y el director de la Autoridad para las Alianzas Público Privadas (AAPP), Omar Marrero, así como funcionarios de la fuerzas armadas. Quien convocó, a nombre de FEMA y otros “aliados federales”, fue Luis Bernal, asesor de energía en la oficina de Desarrollo Rural del USDA, entidad que ofrece ayuda financiera a proyectos privados energéticos, de vivienda y de negocios. En el pasado, Bernal trabajó en el Gobierno de Puerto Rico y su último cargo fue como director ejecutivo de la Administración de Asuntos Energéticos durante la administración de Luis Fortuño.

Foto por Cindy Burgos Alvarado | Centro de Periodismo Investigativo

Luis Bernal

El email de la invitación fue “retirado” (recalled) dos días más tarde, pero Rullán confirmó al CPI que la reunión se dio y fue “una de las muchas a las que estuvimos yendo”. Sostuvo que participaron una veintena de agencias federales y estatales, y que Bernal fue quien dirigió el encuentro y preparó informes. Aunque dijo que participó alguna compañía privada contratada por FEMA, negó que Cobra estuviera en el encuentro.

Zamot conectó a Tribble con MasTec Renewables

Además de Cobra Acquisitions, la AEE contrató a otras dos empresas para las labores de restauración del servicio eléctrico tras el huracán: Foreman Electric Services y MasTec Renewables Puerto Rico, las cuales tenían tarifas menores a la primera.

Según los emails de la Junta, fue Zamot quien conectó a un representante de MasTec con Tribble el 13 de febrero de 2018. Bajo el asunto “Introducción: pregunta sobre trabajos futuros de recuperación”, Zamot presentó a Tribble y a Carlos García Pérez, un abogado que representaba a esa empresa. En el correo también se incluía como remitente a Carlos Torres, designado por el gobernador Rosselló, como única persona de contacto (“single point of contact” o SPOC) en la AEE para los procesos de restauración de energía.

Parte del correo de Zamot lee:

“Ahsha, Carlos, el Sr. Carlos García-Pérez estaba preguntando información sobre el futuro de los trabajos de recuperación en Puerto Rico. Le mencioné los esfuerzos en curso sobre los procesos de contratación en la AEE y él me preguntó por su información. Él representa una empresa interesada en saber más sobre el trabajo futuro de recuperación”.

El email continúa con una presentación de las labores de Tribble, quien “entiende los requerimientos mejor que nadie”, y de Torres, un “experimentado ejecutivo de servicios públicos” al que llama el “Storm Boss” por coordinar las actividades de recuperación de la AEE.

García Pérez contestó, copiando a Tribble, a Zamot y a Díaz:

“Yo represento a MasTec y sus asuntos en Puerto Rico. Mucho antes de los huracanes Irma y María, MasTec estaba haciendo negocios en Puerto Rico, por lo que tenemos un profundo conocimiento sobre cómo trabajar en Puerto Rico… Actualmente, estamos muy activos en la reconstrucción de la infraestructura de telecomunicaciones y energía en la isla y nos gustaría aumentar nuestra presencia. Tuve una excelente reconexión con Noel la semana pasada y él mencionó los nombres de ambos. Me gustaría mucho la oportunidad de conocerlos personalmente y presentarles nuestras capacidades”.

Según el registro de la Oficina del Contralor, el primer contrato que la AEE otorgó a MasTec (2018-P00171) se firmó el 29 de mayo de 2018, tres meses después de ese primer contacto con Tribble y seis días después de que la Junta presentara por escrito una serie de objeciones al acuerdo. Entre estas resaltan la falta de claridad en los alcances de las labores de electrificación y su costo, pocos detalles sobre la metodología para esos estimados y ausencia de comparación de las labores que realizaría MasTec versus Cobra, versus un tercer contratista.

El contrato, de un monto inicial de $500 millones, duraría hasta el 25 de mayo de 2019, pero el 7 de mayo se firmó un nuevo acuerdo (2019-P00102) por $5.7 millones adicionales para continuar con las labores de recuperación hasta el 30 de junio de este año. Aunque la empresa se registró en la isla en 2010, estos fueron los primeros contratos con el Gobierno de los que se tiene registro electrónico. También se incluye un reciente tercer contrato con el Municipio de Caguas, pero por servicios de “áreas recreativas”.

Acercamientos con Tesla y RMI

Desde sus primeras interacciones por email, Tribble y Zamot intercambiaron contactos de personas interesadas en hacer negocios en Puerto Rico. Tras participar en el Caribbean Renewables Energy Forum (CREF) en Miami en octubre de 2017, el excoordinador de Revitalización puso en contacto a la funcionaria de FEMA con representantes de Tesla, empresa de autos eléctricos y baterías, y de Rocky Mountain Institute (RMI), una entidad sin fines de lucro que promueve las energías renovables. Zamot sabía que RMI organizaba un evento en Nueva York, por lo que pensó que contactarlos con gente de Tesla — en este caso, con el director de Política y Desarrollo Empresarial, Rohan Patel, y el cabildero Hazan Nazar — era una buena idea. Pero también los enlazó con Tribble y con dos abogados de McKinsey & Co., principal asesor de la Junta.

“Hasan, como mencionamos la semana pasada, RMI está corriendo un esfuerzo inicial para iniciar una conversación sobre posibles soluciones para el futuro energético de PR. Agradecemos su experiencia y esperamos ver cómo esas ideas podrían integrarse en el plan de transformación de la Junta para la AEE. Conectando puntos para ver si existe la posibilidad de colaboración. Estoy copiando a Ahsha Tribble de FEMA, con quien trabajo muy de cerca en PR; Rohan Patel de Tesla; y Aaron Bielenberg y Sarah Brody de McKinsey, que han liderado el plan de transformación de PREPA hasta la fecha”, dice parte del email enviado el 25 de octubre de 2017.

En noviembre, RMI publicó una licitación para la realización de tres microrredes en tres escuelas puertorriqueñas. Mientras que Tesla es actualmente una de las empresas que podría hacer negocios con el Gobierno de Puerto Rico mediante una alianza público privada. La compañía aparece como una de las cuatro finalistas para realizar el primer proyecto de almacenamiento de energía en la isla, según dijo el director de la AAPP en una conferencia de prensa en marzo en la que presentó los adelantos de las alianzas público privadas que impulsará el Gobierno.

El excoordinador de Revitalización también puso en contacto con Tribble a un estudiante de maestría de MIT, de donde Zamot es egresado. Parte del mensaje, del 15 de marzo de 2018, lee:

“Ahsha, el Sr. Jari Navarro está actualmente en el programa MIT Sloan Executive MBA, y está trabajando con un proyecto de microrredes con la Comisión de Energía de Puerto Rico. En su ‘trabajo diario’, dirige una planta de purificación de agua en Puerto Rico para un importante proveedor industrial, por lo que está al tanto de los desafíos de infraestructura de la isla. Quería conectarse con alguien que tuviera conocimiento de algunas de las micro redes lideradas por USACE (Cuerpo de Ingenieros del Ejército de Estados Unidos), como la inicial en Yabucoa”.

La compañía que dirigía Navarro hasta marzo de 2018, según su perfil de LinkedIn, era PET Plastics, la embotelladora de agua de Coca Cola Bottlers Puerto Rico, en Cidra, asociada a Alberto de la Cruz. Zamot le dijo a Navarro que Tribble era “la persona correcta para proveer información sobre la electrificación regional en la isla”.

Por su parte, Tribble le presentó a Zamot a su “buen amigo y colega” Pedro Pizarro, CEO de Edison International, la “empresa matriz de Southern California Edison (SCE), una de las empresas de servicios eléctricos más grandes de Estados Unidos”, según el sitio web de la compañía.

Tribble le escribió a Zamot el 22 de octubre de 2017:

“Él [Pizarro] tiene algunas ideas del sector privado que le gustaría compartir contigo. Hablé con él ayer. También hice un acercamiento a Rohan (de Tesla). Espero hablarles mañana. Espero que tus viajes vayan bien”.

En el hilo de correos, Zamot le contó a Tribble que se reuniría con integrantes del equipo legal de FEMA y del Departamento de Energía federal, y le pidió reunirse para discutir asuntos en los que la Junta se estaba “moviendo bastante rápido”. Tribble abundó diciendo que creía que Pizarro y “otros” estaban dispuestos a crear un pequeño “task force” para presentar recomendaciones para los trabajos de recuperación. “Supongo que será consistente con la visión del Gobierno y con el plan fiscal de la Junta”, agregó. “Definitivamente, bienvenida sea su participación”, respondió Zamot.

Próximo en la serie

3 / 7

¡APOYA AL CENTRO DE PERIODISMO INVESTIGATIVO!

Necesitamos tu apoyo para seguir haciendo y ampliando nuestro trabajo.