Emiendan la Ley 80 de despido injustificado con argumentos falsos de la Junta

La eliminación de derechos laborales a los empleados, como respuesta a la crisis económica y fiscal que atraviesa Puerto Rico, se ha convertido en un lugar común de la Administración de Ricardo Rosselló y la Junta de Control Fiscal. La aprobación de la Reforma Laboral, Ley Número 4 de 2017, y la reciente enmienda de la Ley 80 de 1976 debilitan el marco legal que protege al trabajador puertorriqueño, aunque en algunos casos sea de manera prospectiva.  

El Centro de Periodismo Investigativo tomó al azar dos premisas que aparecen en las primeras páginas del Memorandum sobre la Reforma Laboral como catalizador de Crecimiento Económico en Puerto Rico enviado el 28 de mayo por la Junta de Control Fiscal luego de que el presidente del Senado, Thomas Rivera Schatz, alegara que no aprobaría la eliminación de la Ley 80 mientras no recibiera la documentación sobre la efectividad de la medida. El Memorando hecho público por la Junta para impulsar la enmienda de la Ley 80 tiene más de dos mil páginas y fue presentado apenas 48 horas antes de que se aprobara la enmienda del estatuto en el Senado. Las citas seleccionadas por el CPI para ser verificadas apenas están en las primeras páginas.