Las comunidades luchan por recuperarse

Las comunidades no esperaron por el gobierno cuando la destrucción y la necesidad se apoderaron de Puerto Rico el 20 de septiembre de 2017 tras el huracán María. Hubo organizaciones comunitarias que fueron la primera línea de ayuda para buscar soluciones inmediatas, salvar vidas y dar la mano a los damnificados. Y hay algunas que luchan, un año después, por ser protagonistas de su recuperación. Sin embargo, estas organizaciones y sus líderes enfrentaron grandes retos, según discutieron en el panel “Las comunidades luchan para recuperarse”, durante el evento 365 días de María, organizado por el Centro de Periodismo Investigativo (CPI) del 18 al 20 de septiembre de 2018 en el Centro de Convenciones de Puerto Rico. El panel fue moderado por el profesor y psicoanalista, Alfredo Carrasquillo y los participantes fueron Lucy Cruz, presidenta del G8, que agrupa las comunidades del Caño Martín Peña, Roberto Thomas, coordinador de la Iniciativa de Ecodesarrollo de la Bahía de Jobos (IDEBAJO), José Oquendo, director ejecutivo del proyecto P.E.C.E.S de Punta Santiago en Humacao Wilfredo López Montañez, líder comunitario del barrio Sonadora de Aguas Buenas y Christine Nieves, líder comunitaria del proyecto Apoyo Mutuo Mariana en Humacao.

Mortal el riesgo para los pacientes de diálisis un año después del huracán María

Comienzas a sentir picor en la piel, tu cuerpo se hincha, se te entumecen los dedos, te falta el aire, llega el cansancio y alguna úlcera abierta comienza dejar correr los fluidos. Las probabilidades de morir crecen. La ansiedad y el estrés se complican. Este es el cuadro al que se expusieron los cerca de 6,013 pacientes de diálisis registrados en Puerto Rico por el Quality Insight Renal Network 3 (QIRN3) antes del paso del huracán María. Un año después, el número de personas con tratamientos activos se redujo a 5,928 debido, en parte, a las muertes provocadas por la interrupción extensa o racionamiento de sus diálisis, o porque tuvieron que emigrar a Estados Unidos.

Mudos los hospitales tras sus fallas por el huracán

La mortalidad en la mayoría de los hospitales de Puerto Rico se disparó tras el huracán María, llegando hasta un 450 por ciento de incremento en el peor de los casos, el del Professional Hospital en Guaynabo, reveló una investigación del Centro de Periodismo Investigativo (CPI). El aumento en el número de muertes ocurrió en 40 de los 60 hospitales que reportaron decesos alrededor de la Isla. La tendencia se mantuvo durante los tres meses que siguieron al ciclón. En los 20 hospitales restantes, se reflejaron bajas en mortalidad, pero el CPI pudo documentar que en la mitad de estos casos la merma respondió, no a la calidad de los servicios que se estaban brindando, sino a que la instalación había cerrado por completo o parcialmente, generalmente sin que el Gobierno de Puerto Rico lo informara a la ciudadanía. La investigación del CPI conllevó el análisis y comparación de las bases de datos del Registro Demográfico para el periodo del 18 de septiembre al 31 de diciembre de 2014 a 2017, así como el estudio de unos 487 testimonios de familiares de víctimas del huracán recopilados y verificados mediante documentos y entrevistas en un proyecto conjunto del CPI con qz.com y Prensa Asociada.

Los muertos de María

Cuatrocientas ochenta y siete historias de sufrimiento extremo e inhumano, con nombre y apellido, prueban que muchas de las muertes por el huracán María eran prevenibles y revelan las causas que llevaron a un alza histórica en mortalidad en Puerto Rico. Esto se desprende del único registro amplio que existe de los decesos relacionados al huracán, documentados por una investigación conjunta del Centro de Periodismo Investigativo (CPI), Quartz y Prensa Asociada. La otra lista que existe es la del Gobierno de Puerto Rico que aún solo incluye 64 personas fallecidas. Mientras tanto, el presidente de Estados Unidos, Donald Trump, quien ha minimizado desde el inicio la magnitud de la catástrofe y glorificado su nivel respuesta, dijo el jueves que el estimado de muertes del gobierno de Puerto Rico, elaborado por George Washington University (GWU), es una invención de los demócratas para hacerlo lucir mal. “3,000 personas no murieron en los dos huracanes que azotaron Puerto Rico (Irma y María).

El gobierno de Puerto Rico no siguió la guía federal para certificar muertes tras María

Este formulario permite incluir información sobre las circunstancias específicas del deceso, detallar quién recuperó el cuerpo, si la causa de la muerte está confirmada o no, y si el deceso tiene relación directa, indirecta, posible o indeterminada con el desastre. Incluye además derrumbe estructural, electrocución, ahogamiento, caída e intoxicación entre las causas específicas del deceso.

Investigación CPI+CNN: Puerto Rico tuvo un brote de leptospirosis tras el huracán María, pero el gobierno no lo dice

El gobierno de Puerto Rico registró tantos casos de leptospirosis después del huracán María según sus propios récords, que debió de haber declarado una epidemia o un brote, en lugar de negar que esto ocurrió, según siete expertos en medicina que revisaron datos inéditos para el Centro de Periodismo Investigativo (CPI) y CNN.

Cuentan su experiencia médicos que certificaron muertes por María

Aunque el gobierno ha insistido en que el protocolo que siguió durante y luego del huracán es el aprobado por el CDC en un reportaje previo el ICF, el Colegio de Médicos Cirujanos de Puerto Rico y la Asociación de Hospitales de Puerto Rico, confirmaron al CPI y Metro que el Departamento de Salud (DS) ni el DSP notificaron sobre dicha guía, la importancia de documentar correctamente las muertes relacionadas al huracán, ni un protocolo de emergencia que sirviera de apoyo a los médicos que completarían los miles de certificados de defunción que hoy son objeto de análisis.

Código X37 demuestra que el gobierno excluyó de su lista oficial muertes certificadas como relacionadas al huracán María

Las muertes identificadas con el código X37 representan solo una parte del total de muertes que pudieran estar relacionadas al huracán, ya que hubo muchas que no se certificaron con ese código, aunque sí estuvieron relacionadas. Y también hay casos, como los muertos por leptospirosis, que el gobierno ha admitido que estuvieron relacionados al huracán, aunque muchos no han sido añadidos a la lista de 64.