Dinero federal esperado para la recuperación de Puerto Rico

!function(e,t,s,i){var n=”InfogramEmbeds”,o=e.getElementsByTagName(“script”)[0],d=/^http:/.test(e.location)?”http:”:”https:”;if(/^\/{2}/.test(i)&&(i=d+i),window[n]&&window[n].initialized)window[n].process&&window[n].process();else if(!e.getElementById(s)){var r=e.createElement(“script”);r.async=1,r.id=s,r.src=i,o.parentNode.insertBefore(r,o)}}(document,0,”infogram-async”,”https://e.infogram.com/js/dist/embed-loader-min.js”);

Directorio de páginas web y bases de datos para fiscalizar la recuperación

La fiscalización de los procesos de recuperación tras el huracán María en Puerto Rico requiere la búsqueda y análisis de información pública sobre los contratos y fondos autorizados para estos trabajos. Incluye, entre otras tareas, investigar el trasfondo y reputación de aquellas empresas que son contratadas por los municipios, el Gobierno central y el Gobierno federal. En ocasiones, esta información está accesible a través de páginas oficiales publicadas por agencias gubernamentales. Sin embargo, en otras instancias, el contenido publicado en portales oficiales del Gobierno no es suficiente para conocer aspectos relacionados a las gestiones pasadas de las empresas a las cuales se les contrató para los trabajos de recuperación. Las personas interesadas en fiscalizar estos trabajos también pueden enfrentar el reto de navegar por páginas cibernéticas con información desorganizada o que no se ha actualizado recientemente.

Imposible seguirle la pista a los contratos de recuperación otorgados por el Gobierno de Puerto Rico

Seguirle el tracto a los fondos federales de recuperación que están siendo otorgados por el Gobierno de Puerto Rico es una misión imposible. No existe un lugar centralizado con todos los contratos, y aunque hay algunos dispersos en las páginas de la Oficina Central de Recuperación, Reconstrucción y Resiliencia (COR3), la del Departamento de la Vivienda o la de la Junta de Control Fiscal, hay otros que no aparecen registrados o no están identificados como fondos de recuperación. Por ejemplo, en la página de COR3 solo aparecen cuatro contratos que la oficina otorgó en el 2018. En esta página, de la agencia que se supone que centraliza el manejo de estos fondos, no hay información o documentos que demuestren contrataciones que otras agencias del Gobierno o municipios hayan realizado con fondos de recuperación. Esa especificidad sobre cuáles contratos están relacionados a fondos de recuperación tampoco se obtiene revisando el Registro de Contratos de la Oficina del Contralor, donde igualmente faltan las enmiendas a los contratos.