The lobbyists who promoted Opportunity Zones for Puerto Rico

Puerto Rico’s Resident Commissioner in Washington, Jenniffer González, is like the godmother of the Opportunity Zones in U.S. Congress. She claims as her achievement that the island was included in said investors’ exemption program, which is part of President Donald Trump’s tax reform. While states can only designate 25% of their census areas below the poverty level as an Opportunity Zone, “almost 94%” of Puerto Rico was designated as that category, according to the Commissioner. González was not alone in her endeavor. There were other players in Congress promoting the Opportunity Zones for the island.

Periodistas reciben becas para realizar investigaciones periodísticas en colaboración con el CPI

Periodistas del semanario Caribbean Business, los diarios NotiCel y Metro, y la revista Buena Vida fueron seleccionados para recibir becas de $2,000 para realizar investigaciones periodísticas en colaboración con el Centro de Periodismo Investigativo (CPI). Los reportajes abordarán temas de seguridad alimentaria, desarrollo económico, salud y salud mental. De esta forma, el Instituto de Formación Periodística del CPI continúa expandiendo su oferta de desarrollo profesional para periodistas de Puerto Rico y el Caribe, en esta ocasión, con el apoyo de las organizaciones Internews, NetHope y el Center for Disaster Philanthropy. Los ganadores de la beca fueron Yanira Hernández (Caribbean Business), Tatiana Díaz y Adriana de Jesús Salamán (NotiCel), Aiola Virella y Ronald Avila (Metro) y Sandra López (Buena Vida). Del 30 de mayo al 1 de junio, el Instituto realizó la jornada de talleres Periodismo de datos sobre la recuperación, en la Facultad de Derecho de la Universidad Interamericana.

Una bacteria mató a decenas de personas en Puerto Rico y los funcionarios de salud no la detectaron

La leptospirosis no es ajena a la isla y las investigaciones del Centro para el Control y la Prevención de Enfermedades han demostrado que previo a que las personas se enfermaran después del huracán María, el monitoreo pasivo de los funcionarios de salud dificultó la capacidad de detectar y prevenir la infección que causa esta bacteria.