san

San Juan ajusta cuentas por el tax Santini

Jorge Santini, ex alcalde de San Juan
La Legislatura Municipal de San Juan anunció este martes el fin de una investigación legislativa que produce “referidos a las agencias de ley y orden”, para que la administración del ex alcalde Jorge Santini rinda cuentas por el manejo de fondos del Programa de Transferencia de Derechos de Desarrollo. Por medio de este instrumento de planificación, la administración de Santini cobró ilegalmente unos $20 millones, cuyo paradero se desconoce, bajo el falso argumento de que los iba a usar para proteger tierras capitalinas de valor ecológico, según lo destapó el Centro de Periodismo Investigativo. Los detalles de los referidos los ofrecerá Yolanda Zayas, presidenta de la Legislatura Municipal, en una conferencia de prensa este miércoles 9 de octubre a las 10:30 a.m., en la Casa Alcaldía de San Juan. La Legislatura de San Juan, por medio de su portavoz Carmen Enid Acevedo, no quiso especificar al Centro de Periodismo Investigativo la naturaleza del referido ni si éste señala directamente al ex alcalde Santini, bajo cuya administración se implantó el Programa de TDD entre 2003 y 2012. El Departamento de Justicia y la Fiscalía Federal, no obstante, indicaron por separado que hasta este martes no habían recibido denuncias al respecto.

Desviados y perdidos $20 millones del tax Santini

Propiedad “protegida” por el Programa de TDD / Foto por Carla Cavina
En San Juan ya no hay que pagar el impuesto secreto de Jorge Santini. La nueva administración municipal detuvo el cobro ilegal con que el ex alcalde recaudó unos $20 millones que debió depositar en una cuenta especial para costear la conservación de tierras de valor ecológico al sur del Municipio. Esto, sin embargo, no ocurrió. Y tras llegar a la Alcaldía hace seis meses, la actual administración encontró que una parte del dinero se desvió para otros propósitos y que otra parte no aparece. Sólo 20 personas tuvieron la suerte de pagar menos de $200 por ese impuesto secreto.

Municipio de San Juan no quiere discutir su tax

Jorge Santini, alcalde de San Juan
El Municipio de San Juan cerró toda posibilidad de que la ciudadanía fiscalice el impuesto secreto del alcalde Jorge Santini durante las vistas públicas celebradas este miércoles, para revisar el Plan de Ordenación Territorial. “[El tema] se sale del ámbito de la vista”, dijo Lizzie Tomasini, en representación del Municipio, cuando la planificadora ambiental Carmen Guerrero pidió explicaciones sobre un instrumento de planificación y conservación ambiental, llamado Programa de TDD, uno de los componentes fundamentales del Plan que está en revisión. La administración saliente usó el Programa de TDD para cobrar unos $20 millones de dólares a quienes pidieron permisos de construcción en la capital. Todo bajo el alegato falso de que el dinero se depositaba en una cuenta especial, para luego usarlo en la conservación de tierras de valor ecológico, según una serie especial del Centro de Periodismo Investigativo. La alcaldesa electa, Carmen Yulín Cruz, confirmó al CPI que iniciará su propia investigación, y que si encuentra visos criminales lo someterá al Departamento de Justicia.

Carmen Yulín investigará el impuesto de Santini

Carmen Yulín Cruz, alcaldesa entrante de San Juan
La alcaldesa entrante de San Juan, Carmen Yulín Cruz, aseguró que su administración investigará el impuesto secreto del alcalde saliente, Jorge Santini, revelado por el Centro de Periodismo Investigativo, y advirtió que de encontrar alguna ilegalidad,  someterá la información a las autoridades de justicia. “No le busques más vueltas al asunto, ese cobro fue ilegal”, indicó la alcaldesa entrante en un aparte con el CPI. La investigación periodística reveló que el Municipio de San Juan obligó a cientos de ciudadanos a pagar un impuesto de construcción durante los pasados 10 años, bajo el alegato de que depositaría el dinero en una cuenta especial para conservar tierras de valor ecológico. La cuenta #030402719 del Banco Popular, donde se deben depositar los fondos privados que iban supuestamente para la conservación, aparece inactiva, y además las tierras se están destruyendo, según revelo la serie especial del CPI. El Municipio de San Juan recaudó de ese modo unos $20 millones.

no

No es momento para revisar el botín “verde” de Santini

Residencia de una ciudadana en Santurce que pagó TDD / Foto por Carla Cavina
“Lo prudente es que no se lleven a cabo como forma preventiva de que se cambie información o se amarren las manos a la administración entrante, porque los datos apuntan a que pudo haber un mal manejo del Programa de TDD”, añadió Rivera Santana. Éste mantiene conversaciones con la alcaldesa electa, Carmen Yulín Cruz, para dirigir la Oficina de Planificación y Ordenación Territorial del Municipio de San Juan, que creó el Plan durante la administración Santini. Entre los perjudicados por el Plan de San Juan se encuentran los dueños de 684 terrenos privados que tenían que conservarse, y la Alcaldía vendió a otros los derechos de desarrollar esas tierras,  sin consultarles y sin pagarles su dinero. Entre estos propietarios se hallan empresas como el Banco Popular de Puerto Rico y el Gobierno de Estados Unidos (vea la lista de los afectados abajo). El Programa de Transferencias de Derechos de Desarrollo (TDD), uno de los componentes principales del Plan de Ordenación Territorial de San Juan, también afectó a cientos de ciudadanos a quienes le obligaron a pagar en conjunto más de $20 millones cuando fueron al Municipio a pedir su permiso de construcción, a cambio de supuestamente conservar los terrenos aludidos.

Las fincas fantasma de Santini

Con el auspicio de The Fund For Investigative Journalism
Tercera parte de la serie El impuesto secreto del alcalde Santini

Terrenos de Caimito en estado de “conservación” / Foto por Carla Cavina
Los 50 conejos de Félix Marcano se ahogaron. Y perdió plátanos, calabazas, gandules, guanábanas y ajíes que sembraba en el barrio sanjuanero de Quebrada Arenas. Un proyecto de extracción de tierra en propiedades aledañas cubrió el riachuelo que discurre tras su finca, provocando inundaciones de la noche a la mañana. “Esto se volvió un lago”, cuenta Marcano, tras enterarse, por medio del Centro de Periodismo Investigativo, de que el monte convertido en cantera detrás de su casa no podía convertirse en cantera. Esa propiedad es uno de los 684 terrenos en 3,000 cuerdas de valor ecológico que el Municipio prometió proteger, como parte de su propio Programa de Transferencia de Derechos de Desarrollo (TDD).