Llega la luz parcialmente a escuela elemental de Vieques que lleva un año sin el servicio

Imprimir Más

Personal comienza a resolver, luego de un año, el problema de electricidad en la Escuela Playa Grande, en Vieques.

Foto suministrada

No les tomó ni mediodía. Personal del Departamento de Educación (DE) y de la Autoridad de Energía Eléctrica (AEE) llegó en la mañana del viernes a la Escuela Elemental Playa Grande, en el barrio Monte Santo de la isla municipio de Vieques. Allí atendieron un reclamo que llevaba más de un año sin resolverse: restablecer el servicio de energía eléctrica en el plantel que está a orillas de la carretera 993 y cuya matrícula es de unos 200 estudiantes. 

Unos días después de que el Centro de Periodismo Investigativo (CPI) publicara un reportaje en el que la directora de Escuela Elemental Playa Grande, Naomy Félix, explicaba con lágrimas la situación que vive su escuela.

A pesar de la respuesta y de que en gran parte de la estructura se restableció el servicio de energía eléctrica, no se solucionó el problema en su totalidad. La biblioteca, donde están las cajas de servicio de internet de corto alcance, no pudo ser energizada, pues durante los trabajos se percataron que “se eliminaron los cables, y a pesar de todo el trabajo que se hizo, nunca los conectaron”, explicó al CPI vía telefónica la directora Félix.    

“El espacio principal de nuestra escuela es la biblioteca. Como a la escuela no le sobran salones, la biblioteca es el centro de reuniones y también es centro educativo. La biblioteca lo es todo. Más ahora con esto de la pandemia, porque ahí es que tenemos el poco internet que funcionaría si tuviéramos luz en ese espacio. En la biblioteca es donde está todo el equipo electrónico para que se conecten los maestros en la escuela. Puedo tener luz en todo el plantel, pero si la biblioteca no tiene luz, de nada vale tener a mis maestros en la escuela. Tienen que seguir desde la casa y aquí en Vieques el internet es un dolor de cabeza. Así que el problema no se ha resuelto”, detalló Félix.

Según datos de la Encuesta de Comunidad que hace el Buró del Censo, para el 2018, el 52% de los hogares viequenses contaban con un proveedor de internet, mientras que en la Isla Grande la cifra alcanzaba el 62%. El internet en el municipio de Vieques tampoco es un servicio estable.

De acuerdo con el administrador regional de Operaciones Técnicas de la AEE en la Región de Carolina, el ingeniero Alvin Rosario Osorio, la escuela Playa Grande tenía una base de contador de 200 amperes. El ingeniero reconoció que la estructura no estaba preparada para la carga energética que producía. “Eso ha pasado en muchas escuelas, que la carga sigue aumentando, porque se instalan computadoras y aires acondicionados, pero el diseño de la estructura es viejo y se producen las fallas”, dijo.

Al ser abordado sobre el tiempo que demoró energizar la escuela, Rosario Osorio destacó que “al ser una isla municipio, se complica un poco más la cosa”.

“Lo que pasó fue que se estuvo en un proceso de construcción y energización de una subestación nueva. Una vez se completaron los trabajos y el Departamento de Educación hace su contrato nuevo con la Autoridad de Energía Eléctrica, pues se procedió a energizar, que fue lo que se hizo hoy [viernes]. Según me informaron, se energizó la subestación y todo estaba trabajando a la perfección. Ya no deben tener más ningún problema, ni de bajones de voltaje ni de interrupciones por la falta de capacidad de los transformadores, porque ahora tienen una subestación con la capacidad suficiente para toda la carga de la escuela y hasta para un poco más”, sostuvo.  

Mientras, la profesora Félix sostuvo que le urge evitar que se siga perdiendo el trabajo virtual. No tiene certeza de cuándo se resolverá el asunto de la biblioteca, pues no recibió información detallada sobre el particular.

“Yo les dije que estaba muy emocionada por lo de la luz y hasta reuní a mis maestros en la tarde. Y se me volvió a quebrar la voz, porque pensar que trabajamos un año sin luz, con todos los retos… más que bien lo hicimos. Ahora tengo luz, tengo aire en algunos salones, pero, ¿con qué van a trabajar mis maestros? Cuando me notificaron que la biblioteca no estaba conectada yo les dije: ‘la ilusión mía me la quitaste, me mataste’. Ese es mi centro operativo y más en este momento. Y para colmo la única fotocopiadora que podía funcionar, porque es nueva, acabada de entregar, no se puede conectar porque está instalada en la biblioteca”, sentenció.

La directora Félix aseguró, además, que tampoco se le aclaró si el trabajo de la biblioteca estaba entre los planes de trabajo del viernes, “porque nadie se había percatado [de la remoción de la cablería]”. Afirmó que, ante eso, seguirá alzando su voz para resolver el asunto en su totalidad. No descartó la posibilidad de trabajar el asunto de la mano de la comunidad viequense y voluntarios que estén dispuestos a ponerle punto final al problema lo antes posible. 

“Yo voy a comenzar a tocar puertas. En Vieques hay electricista y si veo que la cosa va a tardar mucho, voy a pedir que me donen el trabajo. Otra cosa que descubrimos hoy es que se quemó el aire de la biblioteca. Ese aire es importante porque la escuela queda ubicada frente a una quebrada y el olor es fuerte. Nosotros tratamos de operar con las ventanas cerradas y cuando se restablezca la luz en la biblioteca también hay que colocar un aire nuevo”.

El 94% de la matrícula de la Escuela Elemental Playa Grande vive con desventajas económicas. Aún así, la escuela registra la tasa de deserción escolar más baja de Vieques.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *