Pedro Pierluisi: “Se está culminando el proceso para proveer espacios temporeros en áreas del sur en que las escuelas sufrieron daños catastróficos”.

CHEQUEO DE DATOS | VEREDICTO: ENGAÑOSO

Imprimir Más

Foto por Nahira Montcourt | Centro de Periodismo Investigativo

El gobernador Pedro Pierluisi Urrutia afirmó en su primer Mensaje de la Situación del Estado que “se está culminando el proceso para proveer espacios temporeros en áreas del sur en que las escuelas sufrieron daños catastróficos” luego de los terremotos de enero de 2020, que dejaron, en todo el país, un saldo de 253 escuelas parcialmente aptas y 53 no aptas para recibir estudiantes.

El único paso dado en esa dirección es la aprobación por parte de la Junta de Control Fiscal (JCF) de una transferencia al Departamento de Educación (DE) por $46,358,349 proveniente del fondo de emergencia, para la instalación de módulos que sirvan como escuelas temporeras en Guayanilla, Guánica y Peñuelas.

Hasta ahora la Autoridad para el Financiamiento de la Infraestructura (AFI), que tendría a su cargo solicitar propuestas para estos proyectos, no ha abierto ninguna subasta con este propósito según se desprende de su más reciente informe de subastas. 

En enero y febrero de 2021, se cancelaron, a petición del Gobernador, dos subastas para instalar parques de vagones en Guánica y Guayanilla que servirían como escuelas, según confirmó AFI al Centro de Periodismo Investigativo a finales de febrero. Pierluisi Urrutia dijo que la cancelación se pidió por el alto costo de los estimados de estas obras y el tiempo que tomaría completarlas.

Desde el 16 de febrero, Pierluisi declaró mediante una orden ejecutiva que las escuelas públicas del país se encuentran en estado de emergencia. Una semana después, el gerente general de la Oficina para el Mejoramiento de Escuelas Públicas (OMEP), Miguel Colón, declaró ante una comisión senatorial que en la ‘zona cero’ de los temblores sólo se han completado mejoras en cinco escuelas de Coamo, una de Ponce y dos de Villalba.

La Autoridad de Edificios Públicos (AEP), a cargo de 425 planteles, anunció la reconstrucción de 17 escuelas con una inversión de $30 millones provenientes de fondos federales. En esa lista de 17 escuelas sólo se incluyeron dos escuelas de Guayanilla y la demolición de la Escuela Superior Áurea Quiles Claudio de Guánica, municipio donde colapsó la Escuela Agripina Seda tras los sismos.

Pierluisi Urrutia firmó otra orden para declarar el estado de emergencia en la infraestructura del país, que incluye la rehabilitación y reconstrucción de escuelas públicas de “forma expedita”. Las expresiones del Gobernador son engañosas porque no se puede estar “culminando un proceso” para el cual ni siquiera se han convocado ni adjudicado propuestas para instalar módulos temporeros, a pesar de las declaraciones de emergencia de las escuelas y la infraestructura del país.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *