Los ‘strikes’ de los nominados al Supremo

El Tribunal Supremo ha revocado más de la mitad de las opiniones acogidas para revisión del juez de apelaciones Rafael Luis Martínez Torres, una de las tres designaciones que el Gobernador Luis Fortuño realizó para ocupar las vacantes en el Alto Foro.  

Cuando el Supremo revoca, se entiende que el juez revisado aplicó incorrectamente el derecho o que partió de una apreciación incorrecta de los hechos. El ex decano de la Escuela de Derecho de la Universidad de Puerto Rico, David Helfeld, indicó en referencia al proceso de evaluación de los candidatos a nuestro tribunal de mayor jerarquía que “la mejor prueba de su capacidad es su ejecutoria como jueces”. Esa proporción de opiniones revocadas de Martínez, 21 de 40, es mayor a la que refleja la otra designada, y también jueza de apelaciones, Mildred Gail Pabón Charneco. El récord de revocaciones de Pabón Charneco es un poco menor al de Mafrtínez con un 44% de sus opiniones dadas al traste por el Supremo, pero esta lleva menos tiempo ejerciendo como juez.