Novelón rodea la dirección oficial de Puerto Rico en la web

Imprimir Más

Un profesor jubilado de la Facultad de Ciencias Naturales del recinto riopedrense de la Universidad de Puerto Rico (UPR) realizó movimientos bancarios, corporativos, e internacionales para, en las mismas narices de la UPR apropiarse del dominio de internet que está asignadp a Puerto Rico, .pr, y comercilizarlo a un ritmo que ya va por los $2 millones, según una demanda radicada recientemente mediante la cual la UPR pretende recuperar el dominio y el dinero.

El Dr. Moreno de Ayala (centro), junto con funcionarios de la Internet Corporation for Assigned Names and Numbers (ICANN), los administradores internacionales de los dominios de internet.

La UPR alega que el Dr. Oscar Moreno de Ayala se apropió de fondos públicos, cometió violaciones a la Ley de Ética Gubernamental, y creó corporaciones con fines fraudulentos en actos que realizó desde 2006 para que las agencias internacionales que administran las direcciones de internet le asignaran la administración del .pr.

Entre los movimientos hechos sin supuesto permiso, Moreno vendió el .pr a la República China para que lo puedan usar, pero en caracteres chinos presumiblemente porque, en inglés, al país se le conoce como People’s Republic of China, y la “pr” le serviría.

Pero la trama también implica a jugadores ocultos que sólo se mencionan brevemente en la demanda cuando la UPR dice que “ha advenido en conocimiento además de que al presente existe un grupo de inversionistas interesado en comprar el dominio .pr y en crear una nueva corporación con fines de lucro que administre el mismo”. Por lo que el propósito aparente de la UPR es, con una mano recuperar el dominio de parte de Moreno, y con la otra venderlo a este “grupo de inversionistas”.

Además de estimar en $2 millones lo que Moreno pudo haber devengado en el mercadeo por su cuenta del .pr, la UPR alega que el ex profesor utilizó fondos públicos para adquirir y remodelar propiedades en Puerto Rico y la República Dominicana.

La controversia con el .pr comenzó incluso desde que estaba en manos de la UPR. El presidente del Internet Society of Puerto Rico, Eduardo Díaz, indicó que a este dominio no se le sacó rendimiento porque, mientras que un .com, se consigue por menos de $10 al año, el .pr se vende en $1,000 anuales. En otros países se han desarrollado modelos distintos para manejar sus dominios nacionales. Por ejemplo, en Argentina lo regalan, en Chile sólo está disponible para ciudadanos chilenos, y en Colombia lo maneja una universidad. “La universidad está en el negocio de educar, no de vender”, comentó Díaz al abogar porque el .pr pase a una entidad sin fines de lucro con representantes de distintos sectores.

El eje del esquema es que en 1988, cuando la UPR solicitó administrar el .pr, lo hizo a través del Gauss Research Laboratory, un programa con fondos de la Fundación Nacional de las Ciencias de los Estados Unidos, que dirigía Moreno desde la Facultad de Ciencias Naturales con recursos, empleados y estructura pagada por la UPR. El “contacto administrativo” ante la agencia que asigna los dominios era Moreno.

Mediante la comercialización del .pr, para que las direcciones de internet puedan ser fulana.pr en vez de fulana.com, la UPR generó unos $1.8 millones entre 1997 y 2006. Los fondos los administraba una división del recinto de Río Piedras pero, en 2006 y con el argumento de cumplir con nuevos objetivos del programa, Moreno solicitó a la UPR, y obtuvo, una cuenta bancaria separada a la cual se le transfirieron $400,000.

En el 2006, según la demanda, pasó todo lo importante porque, además de la cuenta separada, en ese mismo año Moreno, sin la anuencia de la UPR, adquirió y activó una línea de comunicación que le permitía manejar todo lo relacionado al .pr por fuera de los sistemas y servidores de la UPR. Ese mismo año consiguió que fuera directamente el laboratorio el que manejara el mercadeo del .pr, en vez de la Adminsitración Central de la UPR, y ese mismo año incorporó, por su cuenta, Gauss Research Laboratory, Inc. (GRL Inc.), primero como una entidad sin fines de lucro y luego como una con fines de lucro. Moreno controlaba el GRL Inc.

Para cerrar, a pocos días de que acabara el 2006, Moreno consiguió que la agencia internacional reconociera a GRL Inc. como la entidad administradora del .pr porque, como el laboratorio de la universidad y su nueva entidad corporativa se llamaban igual, la agencia lo trató como un cambio administrativo. Cuando los cuestionamientos sobre el dinero y la administración del .pr se multiplicaron en la UPR, Moreno se acogió a la jubilación y, en 2008, creó la Gauus Research Foundation, Inc. (GRF, Inc.), una entidad sin fines de lucro que, junto con GRL Inc., operan hasta el día de hoy el .pr y lo comercializan.

Moreno “se ha apropiado de bienes públicos, no sólo del dinero devengado por la administración del dominio .pr sino también del propio dominio , el cual constituye un derecho de propiedad sumamente valioso para la UPR”, dice la demanda. Moreno y sus entidades “se llevaron toda la documentación e información relacionada a la administración y manejo del dominio .pr, dejando a la parte demandante en un estado de indefensión e incapacitada de poder continuar con la administración del dominio”, que obtuvo en 1988.

La trama también ha dado al traste con los planes de la Administración Fortuño de vender anuncios en las páginas del gobierno porque el gobierno.pr no les pertenece, pero es la dirección más difundida, y es la que redirige a la gente al pr.gov.

La jueza superior de San Juan, Giselle Romero García, atendió la demanda en una vista urgente el miércoles 15 de junio en la que las partes acordaron que no se realizará ningún movimiento sobre el dinero generado hasta ahora y sobre el dominio, y que el pleito seguirá el curso de una demanda regular.

La UPR está representada por el Lcdo. Samuel F. Pamias y Moreno por el ex fiscal César Soto Cintrón.