Imagen del Poblado de Aguirre en la bahía de Jobos en Salinas

Aguirre Offshore GasPort se queda para el próximo cuatrienio, si le aprueban los permisos

La Autoridad de Energía Eléctrica (AEE) movió, esta vez a diciembre de 2016, la fecha en que espera completar los permisos para la construcción del Aguirre Offshore GasPort,  terminal que transportaría gas natural licuado a la planta de la AEE en Salinas, en lo que podría ser otro estimado optimista por parte de la agencia. Este nuevo retraso se suma a la dificultad de no haber conseguido el financiamiento para el proyecto, para lo cual la corporación evalúa una nueva opción que se reflejaría en la tarifa de sus clientes. Mientras, el proyecto sigue tropezando en el proceso de permisos. Hace unos días, el 4 de mayo, la Junta de Planificación (JP) reconoció que cometió un error al aprobar la Consulta de Ubicación del Aguirre Offshore Gasport sin que la Declaración de Impacto Ambiental (DIA) del proyecto fuera final y firme. El reconocimiento del error se dio como parte de una demanda, y ahora la JP solicita que se le devuelva el caso para adjudicar la consulta una vez concluya el trámite de la DIA.

16159980932_f1be94c8f2_h

Puerta giratoria de grupo de empresas vecinas logra millones en municipios rojiazules

Río Grande y Ponce lideran con $2.3 millones cada cual la lista de municipios que más dinero han puesto en contratos con las empresas familiares de la calle Paraná #1686, López Vega CPA y Municipal Consultants Group, que comparten oficinas y socios. Una mirada a cómo han operado estos contratistas pinta un cuadro de manejo irresponsable de fondos públicos, faltas éticas y favoritismo, toda una economía que depende de la intervención político partidista penepé y popular y que no es fiscalizada oportunamente.

Oficinas de López Vega, CPA y Municipal Consultants Group en la calle Paraná en San Juan

Los contratos “full service” de la calle Paraná

Compañías que comparten oficinas y socios han obtenido más de $19 millones en contratos con agencias y municipios bajo las administraciones de los gobernadores Acevedo Vilá, Fortuño y García Padilla. Juegan al “pitcher” y el “catcher” pues mientras unas ofrecen asesoría financiera, las otras auditan, dan asesoría tecnológica para cobro del IVU o servicios legales, y todo desemboca en las oficinas de la calle Paraná.