El negocio de la vergüenza que genera millones de dólares en Haití y acelera el cambio climático

La industria más grande en Haití es fantasma. El negocio del carbón generó US$300 millones en el año 2012 según la Oficina de Minas y Energía. Es dinero que cambia de manos sin que se le pueda poner un nombre y una cara a quienes se embolsan la suma colosal. Es la opacidad total. La producción de carbón está en manos de los campesinos en las áreas boscosas de Grand’Anse, al sur y al noroeste del país.

Puerto Rico está lejos de un plan para enfrentar el cambio climático

Puerto Rico ha enfrentado cada año al menos un evento extremo durante los últimos ocho años. Huracanes, sequías e inundaciones han causado estragos multimillonarios a través de toda la isla, y el 92% de los municipios costeros han registrado pérdida de playas. Los gobiernos de Puerto Rico sabían la seria amenaza que enfrentaba la isla. Tanto así que bajo los dos partidos que han gobernado desde 2005 hasta hoy se radicaron 62 medidas desde el Legislativo o el Ejecutivo para atajar el problema de los esperados impactos del cambio climático en la isla. Ninguna se ha traducido en acción, evidencia una investigación del Centro de Periodismo Investigativo (CPI).

Gunas, la etnia a la que el cambio climático arrinconó

La etnia guna, residente en el archipiélago de Guna Yala en la costa panameña del Mar Caribe, será la primera comunidad indígena en América Latina en ser realojada por el cambio climático. Entre esperanzas y temores de perder sus tradiciones, unas 300 familias preparan sus bártulos para abandonar una de las islas donde habitan desde hace 120 años, pues serán reubicados en una zona boscosa en tierra firme, donde esperan que el gobierno panameño les entregue sus viviendas en 2019. Los gunas han visto anegarse sus paradisíacas islas de arena blanca producto del incremento del nivel del mar, que crece de tres a seis milímetros anuales.

Exportan toneladas de cenizas de AES Guayama a Jacksonville, Florida

La embarcación de 685 pies de eslora y capacidad para 20 mil toneladas de carga partió horas antes de lo planificado, tras concluir una operación de tres días con personal y palas mecánicas para excavar una fracción del monumental depósito de cenizas de la planta y trasladar el material al muelle cercano, a través de un túnel aéreo de correas o conveyors.