Rezagadas las comunidades pobres en la vacunación contra el COVID-19

Pareciera que todos los problemas del mundo se concentran en Mansión del Sapo y Maternillo, en Fajardo, dos comunidades que son parte del sector de menor tasa de vacunación contra el COVID-19 en Puerto Rico durante los primeros dos meses y medio del proceso. Aguas estancadas y pestilencia por las calles, vertederos clandestinos, criaderos de animales de granja en cualquier esquina, rescate de terrenos, temor a la expropiación, desempleo, trasiego y adicción a drogas, tiroteos, robos, y estructuras abandonadas por doquier. El muelle de los pescadores se lo llevó el huracán María y aún no ha sido reconstruido por el municipio, la pescadería está cerrada por problemas burocráticos, y el pequeño centro comunal que les construyó la Oficina de Comunidades Especiales nunca fue abierto. La Policía nunca pasa por estas comunidades del sector Puerto Real en Fajardo, aseguró una treintena de vecinos que lleva décadas reclamando atención de las autoridades, primero del exalcalde de Fajardo, Aníbal Meléndez, y ahora de su hijo, el hoy alcalde José Aníbal “Joey” Meléndez, y del representante Carlos “Johnny” Méndez. Prácticamente cero actividad económica, cero escuelas, cero transportación colectiva, cero supermercados y cero farmacias a más de una hora de distancia a pie, que es como se mueven la mayoría de los residentes.

Logro comunitario por acceso a información del programa de Comunidades Especiales

Un reclamo de información pública, incoado por siete líderes comunitarios, logró que el gobierno les entregara información que requerían sobre el Fideicomiso Perpetuo de las Comunidades Especiales para el que se asignaron hace una década $1,000 millones sin que al día de hoy se sepa cuánto se ha gastado de ese fondo y en qué. El Centro de Periodismo Investigativo y la Clínica de la Comunidad de la Facultad de Derecho de la Universidad Interamericana intervinieron a nombre de los líderes comunitarios en el recurso legal.

Nuevamente cuestionado fiscal de Justicia

El mismo fiscal Francisco Sánchez Rodríguez, a quien se le imputan serias irregularidades en el caso de Comunidades Especiales, está nuevamente cuestionado, esta vez ante el Tribunal Supremo, por los abogados defensores de un hombre que está encarcelado hace once años reclamando su inocencia. El Centro de Periodismo Investigativo entrevistó al convicto en la cárcel y al fiscal. También reseñamos los argumentos de la defensa ante el Tribunal Supremo que enumeran las alegadas irregularidades de este caso.