AEE cambió ruta del gasoducto por Fonalledas y Rubí

Imprimir Más

La Autoridad de Energía Eléctrica (AEE) ha sido acusada de no escuchar las objeciones sobre el proyecto para construir un gasoducto que corra la isla del sur al norte, pero sí han escuchado algunas objeciones.

El Centro de Periodismo Investigativo (CPI) confirmó que una de las alteraciones que sufrió la ruta del gasoducto temprano en el juego no se debió a objeción de alguna agencia evaluadora sino a solicitud directa de Empresas Fonalledas que (EF) entendían que la tubería pasaba demasiado cerca del predio vegalteño en el que intentan desarrollar el megaproyecto Monte Rey.

Además de Fonalledas, el desarrollador Cleofe Rubí también obtuvo un desvío de ruta para que no se afectara un proyecto suyo en Dorado. Por lo menos un tercer desarrollador, que la fuente del CPI en la AEE no identificó, también obtuvo una desviación para proteger un proyecto.

La solicitud de EF fue personalmente al director ejecutivo de la AEE, Miguel Cordero, en algún momento del verano pasado, y Cordero ordenó el cambio que, según fuentes, costó unos $3 millones. La AEE no estuvo disponible para el CPI, pero el abogado de Empresas Fonalledas (EF), José R. Lázaro Paoli, confirmó la solicitud y la concesión de la AEE.

En el caso de Rubí y el otro desarrolador, el argumento fue más persuasivo. Ellos ya tenían permisos en los proyectos, por lo que podrían obtener una compensación mayor en un tribunal si empujan a la AEE a una expropiación. Monte Rey no tenía ese beneficio pero “expropiar era más caro”, dijo la fuente.

El gasoducto, etiquetado “Vía Verde” por la Administración Fortuño, responde a un plan maestro de infraestructura que estaba trazado desde los años 90, cuando Cordero era también director ejecutivo de la AEE. La fuente cercana a la cúpula de la agencia confirmó que, desde entonces, el trayecto de la ruta estaba trazado y que los cambios de actualización fueron menos. Por otro lado, existe evidencia de que EF está estudiando la viabilidad de un proyecto como Monte Rey desde al menos 2006.

“Partía la finca por la misma mitad y le hacía muchísimo daño, y le hacía daño a una finca al lado (propiedad) de (la Compañía de) Fomento Económico”, explicó Lázaro Paoli en conversación con el CPI. El cambio coloca al tubo pasando por el Expreso De Diego cerca de la finca de EF, pero al lado contrario de las 1,400 cuerdas donde ubicará el proyecto.

“Miguel (Cordero), con muy buen juicio, tomó esa decisión”, dijo el abogado quien realizó la solicitud en persona.

Monte Rey es un proyecto $500 millones que mezcla residencias y espacio comercial y que, en el lado comercial, tiene dimensiones comparables a Plaza Ls Américas. Tendría 4,677 unidades residenciales, 200,000 pies cuadrados de oficina, y 1.7 millones de pies cuadrado de espacio comercial.

Vea también:

Plaza ahoga la competencia para mantener rentas altas