A quiebra importante naviera que trae bienes a la Isla

Imprimir Más
trailer_bridge610

trailer_bridge610Trailer Bridge, Inc., una de cuatro compañías navieras que trae bienes a Puerto Rico, solicitó la protección del Tribunal de Quiebras bajo el Capítulo 11 para reorganizar sus finanzas ante la incapacidad de pagar deudas por más de $84 millones.

Puerto Rico depende de fuertemente las importaciones que llegan por barcos incluyendo, entre otros bienes, alrededor del 85% de los alimentos que se consumen en la Isla.

La compañía marítima, registrada en Delaware y con sede en Jacksonville, Florida, radicó la solicitud de quiebra el 16 de noviembre pasado en el tribunal del distrito central del estado, un día después que se venciera el término para repagar la deuda contraída por sus Notas Garantizadas, de unos $82.5 millones a un 9.25%.

Esta compañía, que había expresado interés de entrar al negocio mercantil con Cuba cuando se levante el embargo comercial con esa nación, alegó que sufrió la pérdida de ingresos por las bajas en las industrias manufactureras de Puerto Rico y la República Dominicana, así como por el desastre ambiental del pozo de petróleo crudo Deepwater Horizon, en el Golfo de México.

William G. Gotimer, Jr. y Mark A. Tanner, principales oficiales ejecutivos de la compañía alegaron en una declaración conjunta que en “las últimas semanas” han visto un “aumento significativo” en el volumen de servicios hacia sus dos destinos en el Caribe y en los ingresos. Sin embargo, los estados financieros del pasado trimestre y semestre demuestran pérdidas millonarias en sus ingresos por disminución en el comercio hacia San Juan y Puerto Plata.

El caso (Núm. 3:11-bk-08348) se le asignó hoy a la síndica Elena L. Escamilla, en la oficina de la corte en Orlando.

Para seguir operando sus rutas con las dos naciones caribeñas, la empresa obtuvo un acuerdo de financiamiento de $15 millones con Global Hunter Securities mientras efectúa la reestructuración.

En su informe financiero de agosto pasado anunció pérdidas de $3.6 millones para el trimestre y advirtió la posibilidad de irse a la quiebra si no conseguía financiamiento público o privado para cumplir con sus obligaciones en el mercado de bonos.

Las operaciones navieras de Trailer Bridge continuarán entre los puertos de Jacksonville, San Juan y Puerto Plata, en la República Dominicana, bajo el amparo del Capítulo 11 de la Ley de Quiebras mientras esté bajo la jurisdicción de la corte, indican los documentos oficiales registrados en el tribunal.

La compañía indicó que la quiebra era la acción más rápida y eficiente para reestructurar sus finanzas y asegurar las operaciones a largo plazo. Estimó que el proceso de reorganización terminará en el primer trimestre de 2012.

Trailer Bridge asumió una deuda de $86.3 millones que data del 1 de diciembre de 2004 con el banco holandés, Deutsche Bank Trust Company Americas, por concepto de principal e intereses de notas garantizadas a un 9.25%.

También tiene un préstamo de $4.4 millones con el banco Wells Fargo, N.A., que se originó el 14 de junio de 2007 y luego se enmendó; una línea de crédito de $5.9 millones iniciada el 23 de abril de 2004 con la misma institución, y bonos MARAD del gobierno de

Estados Unidos para financiar operaciones navieras por $5.1 millones a un 7.07% que vencen el 30 de septiembre de 2022, más otros $8.6 millones del mismo tipo de bono a un 6.52% con término para el 30 de marzo de 2023.
“La compañía cree que cualquier esfuerzo para hacer cumplir estos pagos u otras obligaciones bajo estos instrumentos quedan en suspenso por la radicación de la bancarrota”, indica el expediente del caso.

El financiamiento de estas deudas, que negocia a través de Global Hunter Securities, está sujeto a la aprobación de la corte de quiebra.

Los apuros de esta compañía no terminan ahí. El martes 15 de noviembre también solicitó al ente regulador Securities and Exchange Commission que le concediera una semana para entregar su informe financiero trimestral, para el próximo lunes 21 de noviembre, porque había estado ocupada con la búsqueda de refinanciar sus bonos.

En su informe del segundo trimestre, emitido el 15 de agosto, reportó que estaba “explorando un número u opciones que podrían involucrar el mercado financiero privado o público, y podría incluir un componente de liquidez, y que podría resultar en un cambio de control” en la compañía.

La bitácora de movimiento de carga de Trailer tiene los viajes programados para noviembre y diciembre de este año entre los puertos de San Juan, Puerto Plata y Jacksonville, e incluye paradas en Memphis, Brooklyn y Charlotte, en los Estados Unidos.

Trailer Bridge se fundó en 1991 y en 1992 comenzó a operar sus rutas a Puerto Rico y la República Dominicana llevando variedad de cargamentos, incluyendo artículos de consumo, comestibles y vehículos de motor. Además tiene operaciones terrestres en los 48 estados continentales. Es el menor de cuatro líneas de contenedores entre Estados Unidos y Puerto Rico.

Trailer Bridge lleva meses manejando la crisis

Tan pronto trascendió la radicación de quiebra de la compañía, se reflejó en una baja en sus acciones en la bolsa de valores (NASDAQ Global Market: TRBR), posibilidad que se había anticipado en sus documentos.

Sin embargo, a juzgar por los cambios en la dirección de la compañía, Trailer Bridge llevaba meses tratando de manejar la crisis por la reducción de ingresos.

A principios de este año, el 3 de marzo, la empresa nombró al veterano naviero Roberto Lugo para una nueva posición que creó de gerente general en Puerto Rico, a cargo de mercadeo, ventas y administración. El 24 de mayo siguiente nombró a Scott W. Fernández como principal oficial comercial, reemplazando de inmediato a Adam E. Gawrysh, Jr.

Los actuales principales oficiales ejecutivos de la compañía – Gotimer Jr. y Tanner – sustituyeron a Ivy Barton Suter, a quien “terminaron sin causa”, de acuerdo a las disposiciones de su contrato, después de laborar para Trailer desde el 2009.

Gotimer y Tanner han estado con la compañía desde 1991 y fueron reclutados por su fundador, Malcom McLean.