UPR ignora a asesores financieros al invertir $15 millones de Retiro

Imprimir Más
parag-saxena610_610_220

Parag Saxena, el presidente y codueño de Vedanta

Jerome Garffer Croly llevó a Vedanta, la compañía que recomendó invertir en Facebook, a la Universidad.

La Junta de Síndicos de la Universidad de Puerto Rico (UPR) optó por ignorar las advertencias de la firma independiente que maneja la cartera de inversiones de la institución y procedió a invertir $15 millones del Sistema de Retiro en Vedanta Capital, a pesar de ser una estrategia de negocio muy arriesgada, pagando una tarifa cara a una nueva firma con limitada clientela, reveló un documento obtenido por el Centro de Periodismo Investigativo.

Vedanta Capital, según reportara en marzo pasado el CPI, le presentó a los síndicos una atractiva cartera de inversión que incluía a Facebook, deslumbrando con la idea de que la popular red social dejaría grandes ganancias con su anticipada conversión a corporación pública cuando debutara en la bolsa de valores de Wall Street este verano.

Esa inversión, según una fuente enterada consultada por el CPI, estaba programada para comenzar a dar frutos a partir de este mes de julio, pero el desempeño de las acciones del gigante de las redes sociales se quedó corto de las expectativas, provocando gran preocupación en la comunidad universitaria y una moción de la Junta del Sistema de Retiro de la UPR solicitando a los síndicos información sobre la inversión y los criterios utilizados.

“Solicitamos a los miembros de la Junta de Síndicos de la Universidad de Puerto Rico nos indiquen los criterios usados para invertir en capital de alto riesgo en contra de las recomendaciones de Callan Associates”, reza la moción aprobada por unanimidad de la Junta de Retiro el pasado 29 de junio. (Ver documento adjunto)

La misma moción señala que Callan Private Equity Research Group revisó la propuesta de Vedanta Capital/McCoy II, “y expresamente NO RECOMENDÓ” la propuesta por “la incertidumbre en flujos de efectivos, costos excesivos de comisión por manejo de la inversión (y) proporción comprometida de la cartera de inversión ‘Asset Allocation’ en exceso del 1% recomendado”.

La Junta del Sistema recordó que “tiene una obligación de mantener informados a sus representantes”, pero según un miembro consultado por el CPI, la realidad es que los síndicos no están obligados ni los hacen partícipe de su toma de decisión sobre los fondos de retiro.

Muchos inversionistas esperaban más de Facebook, pero sus acciones perdieron 17% de su valor desde el más alto registrado en junio y 27% de la oferta original de mayo. De acuerdo a Forbes y otras publicaciones especializadas en tecnología y finanzas, la volatilidad del valor, que ronda entre $25 y $30, y la docena de demandas de accionistas, tiene nervioso a Wall Street esperando por el informe de ganancias del segundo trimestre, pautado para el 26 de julio.

Una fuente del Sistema de Retiro, que pidió anonimato, indicó que ya saben que Facebook perdió un cuarto del valor en el mercado y que “prácticamente estaríamos perdiendo esos $15 millones que se invirtieron. Como 4-5 millones perdidos de salida”, indicó.

“Hay una responsabilidad y una fiducia que tienen los síndicos con el dinero de los jubilados. Son dineros de personas que esperan un día recibir su dinero de retiro”, apuntó la fuente, pero “los ingresos del Sistema de Retiro se están viendo comprometidos por sus decisiones” y por las consecuencias de la UPR haber adoptado la misma política de la Ley 7, de “emergencia fiscal” del gobierno central. Esto creó un “disloque” para el cual no estaba preparada la UPR.

Al no haber reemplazo de empleados, no entra nuevo dinero al sistema ni a Retiro y, por otro lado, hay que seguir pagando las pensiones existentes y las nuevas de personal que se va jubilando con altos salarios, como los doctores del Recinto de Ciencias Médicas.

Demasiado riesgo en la inversión

De acuerdo a Callan Associates Inc., asesores financieros de la Junta de Síndicos la UPR, a pesar de la confianza que tengan los gerentes en su concentrado portafolio de inversiones, existían otros mejores que Vedanta y con mejor estructura tarifaria.

“Después de revisar el estudio más reciente de asignación de activos, las necesidades recientes de flujo de caja y evaluar a Vedanta Capital/McCoy II, Callan no recomendaría que la Universidad proceda con un compromiso con Vedanta en este momento”, concluyó Callan Associates Inc. en una carta del 2 de junio de 2011, respondiendo al pedido de la Junta, y su Comité de Finanzas, sobre si era apropiado comprometer fondos de retiro en dicha empresa.

“Callan apoyaría invertir en capital privado. Sin embargo, nosotros apoyamos construir un portafolio diversificado por tipo de estrategia y construido a lo largo del tiempo”, indica el informe que confirma un problema de flujo de efectivo en el Sistema de Retiro, cuya necesidad aumentó de $11 millones en el 2010 (de acuerdo al estudio citado) a $27 millones estimado en el 2011.

En condiciones normales, Callan dijo que esto no sería controversia y apoyaría “clases de bienes no líquidos”. “Sin embargo, la incertidumbre alrededor de las contribuciones (a Retiro) también indican que introducir clases de bienes menos líquidos (como son las inversiones en capital privado, fondos de inversión o hedge funds y bienes reales) podría no ser la dirección correcta a seguir”. Esto se hizo más patente al incrementar la necesidad de flujo de dinero como porcentaje del valor en el mercado, señaló.

Vedanta no es buena inversión

Callan no creyó que el fondo McCoy II, de Vedanta, fuera una estructura apropiada para la UPR porque la haría excederse de sus límites en inversión en capital privado con un fondo que se usa principalmente para venture capital (o sea inversiones en nuevas empresas), que es la estrategia más arriesgada, teniendo la UPR inversiones en el grupo Guayacán, que ha sido de mayor calidad y en una cantidad más apropiada.

Otro problema es que el capital de riesgo tiene que superar impedimentos a un plazo más largo antes de dar grandes rendimientos.

Vedanta, como empresa, también es otro riesgo por ser de nueva creación (2006). Comenzó con una cantidad de haberes que heredó de Invesco, pero que fueron disminuyendo, a pesar de los fondos que levantaron sus socios.

“Mientras el material de mercadeo de Vedanta reclama tener $2,000 millones en haberes bajo su gerencia, $1.4 mil millones están en el fondo New Silk Route (NSR), basado en India, que no comparte economía con la empresa y cuyo único vínculo es que Parag Saxena es dueño de ambas”, reveló Callan.

De los cuatro inversionistas originales de Vedanta, que comprometieron $209 millones, dos no reinvirtieron y esos representan 60% de la capitalización o $125 millones.

Los asesores financieros de la UPR señalaron una actuación “muy arriesgada” de Vedanta (en especial porque no tiene una gran base de clientes) cuando hizo compromisos con socios antes de asegurar el capital necesario mediante un cierre formal de fondo de fondos (fund-of-funds), práctica que ha sacado de carrera a otros negocios.

“Callan percibe que existe un riesgo organizacional con la naturaleza boutique de Vedanta”.

La estructura tarifaria era otro problema porque era “muy cara” y la división de la inversión será de 27% para Vedanta y 73% para la UPR.

La opinión estaba basada en una inversión mínima de $25 millones que requería Vedanta. Posteriormente la Junta de Síndicos cambió la certificación original de $20 millones por la de $15 millones que finalmente se hizo.

Como publicara el CPI el 10 de febrero de 2012, la Junta de Síndicos aprobó la inversión mediante la certificación 22 del 15 de octubre de 2011 por recomendación de su comité de asuntos financieros, que dirige Agustín Cabrer Roig, a pesar de las interrogantes que se levantaron en el proceso y la oposición interna y externa a Vedanta.

Callan Associates Inc., tiene sede en San Francisco, California y oficinas en Atlanta, Denver, Chicago y Summit, New Jersey. Es una de las principales firmas independientes de servicios financieros dedicada a los sectores públicos y privados y se dedica a la investigación, educación, asesoría y apoyo a instituciones e inversores. Maneja sobre 300 fondos de inversión que totalizan más de $1.5 billones (trillones de dólares, en inglés).

La Junta se justificó

El presidente de la Junta, Luis Berríos Amadeo, y el vicepresidente Agustín Cabrer Roig, insistieron en una entrevista con el CPI publicada en marzo pasado que la salud fiscal de Retiro era buena y describieron a Vedanta como una oportunidad demasiado buena para dejar pasar.

Prang Saxena, presidente de Vedanta, “vino con Jerome Garffer, quien estuvo en Invesco, que en un momento manejó inversiones de la Universidad (a finales de los 90 y principios del 2000)”, dijo Cabrer Roig en aquella ocasión.

Jerome L. Garffer Croly es presidente de G Capital Investment Group, Inc., con oficina en Hato Rey, y mantiene activo su registro temporero con la U.S. Securities and Exchange Commission de “asesor municipal”.

Como presidente del Comité de Finanzas y Presupuesto de la junta de gobierno de la Autoridad de Energía Eléctrica (AEE), Garffer Croly era el enlace con el sistema de retiro de esa corporación pública hasta que renunció a principios de este mes en medio de señalamientos por favorecer una compañía de seguros de salud por sus vínculos con el Partido Nuevo Progresista. También es miembro del Comité Evaluador de Candidatos del Partido Nuevo Progresista (PNP) y ha organizado recaudaciones de fondos para el gobernador Luis Fortuño en Nueva York.

Los pedidos de información actual sobre el desempeño de la inversión en Vedanta y los resultados de Facebook a la oficina de Cabrer Roig no fueron contestados. Se indicó que estaba de viaje.

_________

Para leer la moción de la Junta de Retiro de la UPR vaya aquí.

Lea lo que dijo Callan Associates, Inc., aquí.

 

Puede ver un historial de los vaivenes en las acciones de Facebook aquí.