Guardia Nacional no tolera hostigamiento sexual, asegura General Vicens

Imprimir Más

fotos: Juan Carlos Linares

El Mayor General Antonio J. Vicens González desmintió confidencias recibidas por el Centro de Periodismo Investigativo (CPI) de que haya favorecido personal por razones políticas o fuera indulgente con casos de hostigamiento sexual bajo su mando como ayudante general de la Guardia Nacional (GN).

Vicens González se retira ahora que el gobernador Alejandro García Padilla anunció como el nuevo ayudante general al Coronel Juan José Medina, quien dirige el Programa de Control de Drogas de la GN.

Antes de conocer quién sería su sucesor, dijo al CPI que estaba listo para hacer el relevo de mando e irse a su casa, sin planes específicos. En noviembre había expresado a la prensa que estaba disponible para quedarse si se lo pedían.

Confrontado con las confidencias confidenciales, Vicens González afirmó que “la política no tiene espacio en la Guardia Nacional de Puerto Rico” y negó que el panismo o el activismo político fueran modos apropiados para asegurar posiciones en el cuerpo castrense.

Rechazó que se dejara llevar por criterios político-partidistas para sus nombramientos, asegurando haber promovido “un montón de populares” y no solo del “corazón del rollo” del Partido Nuevo Progresista (PNP), como dicen sus críticos, aunque también, según la confidencia recibida por escrito en el CPI, había penepés molestos.

“En más de 43 años en la Guardia Nacional he visto ayudantes generales que han sido totalmente políticos”, opinó Vicens, sin mencionar nombres. “El malo, la única forma que tiene para crecer es por esa pala política”, acotó con cierto desprecio a ese tipo de gente durante la entrevista realizada a fines de diciembre de 2012 en sus oficinas del cuartel general, en Puerta de Tierra.

“La política aquí no tiene espacio. Es la misma cosa (que en Estados Unidos o Puerto Rico), incorporamos la diversidad. Féminas, jóvenes, mayores. Aquí no discriminamos. Traemos diferentes puntos de vista en diferentes escenarios”, pero una vez culmina el proceso decisorio, “todo el mundo saluda y esa es la decisión que vamos a tomar”.

“Me apena que me traiga esto”, dijo Vicens González refiriéndose a la confidencia, porque los procedimientos de la GN “se rigen bajo los mismos reglamentos, tanto del Ejército como de la Fuerza Aérea”, a pesar de las diferencias en estructura, y muy especialmente para los ascensos. No obstante, apuntó que su posición “tiene unas prerrogativas de reclutar personal de confianza”.

“En igualdad de condiciones, yo tengo libertad de escoger personal – key staff positions – como el ayudante especial, que tengo que tener fe ciega en ellas”, o como el coronel Juan Rivera Chévere, su Chief of Staff-Army, que son personas que conocía bien del pasado.

Eso “no lo tengo que consultar”, afirmó tajante.

Existe una lista para ascensos y nombramientos, en orden de méritos y especialidad, que es revisada cada año para actualizarla, lo cual altera sus posiciones. Esa lista parece que genera algunos inconformes, pero “ahí yo no tengo nada que ver”, acotó el General.

Uno de los mencionados como favorecidos es el teniente Epifanio Jiménez, exrepresentante y ex candidato a la alcaldía de Carolina por el PNP, quien está a tiempo completo en el Campamento Santiago, en Salinas. Él tiene una asignación de “órdenes ininterrumpidas”, lo cual significa que existe “mientras haya fondos”, según Vicens González.

Otra queja fue la falta de acciones disciplinarias contra un Sargento Mayor de Estado, de quien se dice no reportó irregularidades durante una movilización a Irak. Vicens González explicó que ocurrió hace cinco años, durante la movilización del 130 Regimiento de Ingeniería, y hubo una investigación militar sobre actuaciones indebidas de otros militares y la supuesta inacción. En el caso sobre el oficial de aquí, no se encontró méritos y se archivó el caso. Por eso no se tomaron medidas en su contra, indicó.

Intolerancia al hostigamiento sexual

Dos casos de hostigamiento sexual, por su naturaleza, son confidenciales y el ayudante general y la GN están impedidos de revelar detalles. No obstante, a preguntas del CPI, Vicens González confirmó las dos querellas de dos mujeres contra dos oficiales varones, ocurridas en un periodo de cuatro años.

“Sí lo hemos tenido”, añadiendo que son casos infrecuentes y le han dedicado mucho tiempo de capacitación al personal para desalentarlo y prevenirlo, inclusive dividiendo grupos de mujeres y hombres para facilitar la comunicación.

El propio Vicens González reveló que hubo tardanza en resolver estos casos por falta de una persona dedicada a investigarlos aquí. Por ello trajeron peritos del Negociado de la Guardia Nacional, de Washington D.C.

“Aquí no toleramos eso”, insistió, sobre el hostigamiento sexual.

El CPI supo por confidencias que el sargento mayor José Padilla fue encontrado culpable dos veces de hostigamiento sexual en el trabajo. Vicens González lo confirmó y dijo que fue reubicado.

El otro era un Teniente Coronel, que se reubicó siguiendo el procedimiento establecido, por lo que el General entiende que no hubo trato preferencial.

La coronel Ivette Galarza, que dirige la Oficina de Igualdad en el Empleo, es la oficial que recibe las quejas de hostigamiento sexual. Un inspector general investiga independiente de la oficina del ayudante general y, aunque no se encuentre causa, la persona querellante se queda en su posición y la otra es reubicada.  Cuando surge otra querella contra la misma persona, entonces se entiende que hay un patrón y se toman otras medidas, alegó el General.

Cambio de visión en la Guardia Nacional

En los últimos años la GN ha hecho una conversión como parte de un plan estratégico de diez años que culmina en el 2020. Aunque el conocimiento general del país es que sus efectivos sirven al gobierno, la realidad es que la primera misión es la federal y la nueva visión busca pasarla de una fuerza de reserva a una operacional, lista para operar en conjunto con el Ejército y las Fuerzas Armadas.

En el ámbito local, sirven a la comunidad, como en casos de desastres naturales y combatir el narcotráfico.

Vicens González que destacó como logro suyo (ahora en desarrollo) la creación de una unidad de buzos y traer una cámara de descompresión, que se perdió cuando la Marina se llevó la suya con el cierre de la base Roosevelt Roads.

“Estamos en una isla. Separados del continente… Hay que tener eso en Puerto Rico”, porque el proceso burocrático para movilizar buzos de Estados Unidos para la búsqueda y rescate se toma más de tres días, explicó. Esto fue patente cuando se estrelló el helicóptero Lakota UH-72 Al 20 de diciembre de 2010 mientras participaba de un operativo antidroga, cobrando la vida de seis personas a bordo. La recuperación de los cadáveres en el mar picado tomó un mes.

La Guardia Nacional tiene un presupuesto consolidado de $41.5 millones, de los cuales casi $30 millones son fondos federales, que cubren operaciones, seguridad y anti terrorismo; así como $11.5 estatales. También tiene programas para prevenir la deserción escolar y el uso de drogas entre jóvenes. Proyecta terminar el año fiscal 2013 con el presupuesto balanceado.

Para la transición hacia el gobierno de Luis Fortuño, a finales del 2008, la GN tenía un presupuesto de $28.6 millones, de los cuales $20.4 eran “fondos especiales federales” y $8,214,000 estatales.

Ahora tiene 7,200 soldados del Ejército y 1,200 de la rama Aérea, para un total de 8,400. Además, 1,200 voluntarios en la Guardia Estatal y 368 empleados civiles, gran parte de ellos pagados con “pareo de fondos federales”.

Al momento hay 350 soldados y aviadores cumpliendo misiones en Afganistán, Kuwait, Qatar, la base de Guantánamo en Cuba y Honduras, “entre otros” no especificados en su informe de transición. Tienen acuerdos de cooperación con Honduras y República Dominicana como parte del Comando Sur del Ejército.

 

La GN compareció a las vistas de transición gubernamental el 14 de diciembre. Puede leer los documentos de su informe 2012 aquí.

 

Lea otras historias del CPI sobre la GN:

Cambia protocolo de seguridad tras accidente de helicóptero

Serias fallas del personal y de superiores causaron accidente fatal de la GN