Walmart en Santurce, el fin del barrio como lo conocemos

Imprimir Más
wal

Superficialmente parecería la batalla de los letreros. En la ferretería de la esquina ha habido uno por años que lee: “No hay que ser grande para vender barato”. Mientras, en la nueva megatienda Walmart recién inaugurada hay otro enorme, con letras multicolores, que se apropia del área y declara “La Parada Walmart”, marcando el territorio para sí.

El dueño de la ferretería en la esquina de la Fernández Juncos y sus vecinos comerciantes se opusieron durante nueve años al desarrollo de megatiendas en el área santurcina alegando que serían el fin de los pequeños negocios de comunidad.

Pero ya está allí el Walmart, con una imponente estructura que ocupa el bloque desde la calle Figueroa hasta la Roberto H. Todd, en la Parada 18. El edificio tiene seis niveles, cuatro para estacionamiento y dos para la tienda. La estructura se eleva por encima de los edificios circundantes.

Con una inversión de $52 millones y con la alegación de que se crean más de 500 empleos, el gerente general de Walmart Puerto Rico, Jaime Fernández, ha asegurado que la tienda llega a “revitalizar” a Santurce.

Sin embargo, José Caraballo, el administrador de la Ferretería Comercial Caraballo, la de la esquina de la Fernández Juncos, advirtió que “muchos comerciantes están preparados para cerrar”.

“Esto (la apertura del Walmart) ha sido el descaro más grande que ha hecho el Municipio de San Juan con nosotros (los pequeños comerciantes) porque les dieron exención del CRIM mueble (por inventario) y el CRIM inmueble (por el edificio). Aquí el impuesto por el que más yo pago es ése (el inmueble), que son alrededor de $4,000 al año en un negocio pequeño. Entonces ellos, que son el detallista más grande del mundo, cuya producción anual sobrepasa lo que produce Puerto Rico completo, le dan exenciones por 10 años. Uno de los incentivos que le dieron es que le van a pagar la mitad de la nómina. Esto crea competencia desleal porque los estás favoreciendo”, dijo Caraballo, quien además de administrar la ferretería, estudia un doctorado en economía e imparte cursos sobre la materia en The New School y Berkeley College de Nueva York.

No obstante, Bruni Torres, relacionista pública de Walmart, aclaró al Centro de Periodismo Investigativo, que la pasada administración había aprobado unos fondos WIA (Workforce Investment Act), para pagar parte de los sueldos, que finalmente no se utilizaron. Explicó además, que el cambio de gobierno municipal, y el retraso en algunos nombramientos allí, no le han permitido a la empresa comunicarse con la nueva administración de la Capital. Por lo tanto, según Torres, Walmart por lo menos en este momento, está pagando el 100% de la nómina de sus empleados, así como el CRIM y las patentes municipales correspondientes.

Varias empleadas entrevistadas cerca del establecimiento, y quienes dijeron que llevan trabajando en la tienda desde enero, aseguraron que su salario es subsidiado en un 50% por fondos gubernamentales. Las empleadas hablaron bajo condición de anonimato y todas coincidieron en que Walmart sólo paga la mitad de sus salarios mientras que la otra mitad se paga con fondos externos. Éstas, además, dijeron que todos los puestos de cajeras serán a tiempo parcial y que reciben un pago de $7.80 por hora. Dijeron además, que deben cumplir un periodo probatorio de 320 horas en tres meses para lograr la permanencia.

¿Y cómo ha sido la experiencia de empleo?

“Ha sido buena, hay buena dinámica de grupo y hemos aprendido mucho”, dijo una de las empleadas.

La cantidad de empleos creados anunciados por Walmart también fue cuestionada por Caraballo. Según su análisis, la megatienda podría crear empleos, pero si anula igual número de empleos de entre que tienen los comerciantes pequeños, entonces no hay crecimiento.

Con Caraballo coincide el grupo “Wal-Mart Watch”, (http://www.walmartwatch.org) quienes dicen en su página que “Walmart no crea empleos, más bien se apodera de los ya  existentes, bajando el pago y los beneficios, y destruyendo el resto. De acuerdo a un estudio, por cada 100 trabajos que crea Walmart, se destruyen otros 150 en la comunidad”.

Ese estudio también fue citado por José Alameda, profesor de economía de la Universidad de Puerto Rico en Mayagüez, en un trabajo titulado “El impacto de las megatiendas en el sector de comercio en Puerto Rico y en las pequeñas y medianas empresas (PYMES) del sector comercial”.

En su análisis, Alameda explica que “desde 1995, el Supercentro de Walmart, de más de 200,000 pies cuadrados, se ha convertido en una fuerza con la que pocos pueden competir, aun los negocios dentro de la misma categoría”.

“En muchos casos, la localización de una megatienda, lleva a otra de la misma categoría a localizarse relativamente cerca formando centros regionales de ventas al detal. Estos centros se constituyen en nódulos que son prácticamente imposibles de vencer o penetrar por parte de aquellas empresas de menor eficiencia y escala de ventas que son, por regla general, las pequeñas y medianas empresas (PYMES)”, explicó Alameda.

Este parece ser el caso de Santurce, donde hay también una farmacia Walgreens en la misma Parada 18, a sólo pasos del nuevo Walmart.

La Farmacia Perales, que opera en la Fernández Juncos desde hace 50 años, ha podido sobrevivir al impacto de Walgreens, pero sus administradores no saben qué sucederá luego de la apertura de Walmart que viene con departamento de farmacia.

Tras el mostrador de recetas de la pequeña farmacia, Milly Candelaria dijo que el propietario se siente “amenazado” y está “preocupado”. “Entendemos que sí (afectará) porque ya de por sí la situación de las farmacias está precaria, han bajado las ventas y ahora entendemos que con la apertura de Walmart se va a poner peor”.

Lucy González, una clienta de la Farmacia Perales desde 2007, dijo que seguirá comprando allí por el trato personal que recibe. “Son el tipo neighborhood pharmacy (farmacia de la comunidad) que te tratan bien, como familia”.

Pero, seguramente Lucy es una clienta particular, pues según el estudio de Alameda Walmart podría capturar en Puerto Rico unos 10.5 millones de clientes anuales para 553,000 por tienda. “Este considerable volumen no es comparable con aquel de las pequeñas y medianas empresas. Por ejemplo, en las tiendas de ventas de mercancía general, ropa y accesorios y misceláneos, se estima que los clientes fluctúan entre 2,700 a 4,000 por tienda por año”.

Al momento del estudio, en el 2004, las ventas de Walmart en Puerto Rico estaban en cerca de $1,400 millones, lo que equivale a $1,200 al año por familia, según Alameda.

Al comparar el incremento de los establecimientos de Walmart en la Isla con algunos estados con población similar, Alameda dijo que Puerto Rico queda en segundo lugar después de Connecticut, uno de los estados más ricos; sobrepasando a Oklahoma y Oregón. El aumento de estos establecimientos en la Isla es 15 veces superior que en Estados Unidos.

Walmart opera en Puerto Rico seis tiendas Walmart, 10 Walmart Supercenter, 11 Sam’s Club, 26 supermercados Amigo y tres Súper Ahorros. Tiene alrededor de 14,000 empleados y, según su página web, Walmart es el patrono privado más grande de Puerto Rico. En Estados Unidos es también el empleador más grande del sector privado, con 720,000 empleados. Mientras que a nivel global tiene10,185 tiendas en 27 países y ventas de $444 billones anuales.

Pero globales son también las críticas que enfrenta, especialmente por supuestas prácticas monopolísticas que han tenido efectos negativos en las economías locales, por maltrato laboral, por el uso de subsidio público y por discrimen racial y por razón de género.

En 2011, el Tribunal Supremo de Estados Unidos vio lo que se dice fue la mayor demanda de clase de todos los tiempos, llevada por entre 50,000 a 1. 6 millones de mujeres contra Walmart por supuesta discriminación laboral femenina.

Además, en medio del llamado “Viernes negro” de noviembre de 2012, la organización Unidos por Respeto en Walmart realizó protestas en varias tiendas denunciando las condiciones de trabajo que describieron como humillantes.

En México existe el Frente Nacional contra Walmart, una organización “preocupada por el crecimiento monopólico de Walt-Mart México fuera de las leyes”. Esta organización ve “con temor las consecuencias de desplazamiento socioeconómico para los mexicanos” y logró frenar cinco proyectos Walmart que intentaban violar el uso de suelos.

En Puerto Rico, en el 2003, Walmart enfrentó una controversia judicial por la adquisición de los supermercados Amigo. En ese caso se planteó el tema del monopolio en la transacción. Sin embargo, Departamento de Justicia aprobó la compra venta.

Según Caraballo, serían los pequeños colmados los que más se afectarían con la apertura de Walmart en Santurce.

Sin embargo, esto no le preocupa al octogenario Francisco Vázquez, quien lleva 50 años viajando desde Bayamón para atender su negocio, el Colmado Pérez, de la calle Monserrate en Santurce, una pequeña estructura con la pintura carcomida y la cual hace las veces de ferretería, tienda de chucherías y cafetín de la comunidad. Vázquez, tembloroso y con la voz entrecortada por la edad, dice que él “ya pasó sus años”.

“Aquí ya no hay más na’ qué buscar, esto es un barrio y los barrios no producen… las grandes corporaciones se llevan todo lo que hay”, dijo.

El viejo comerciante, con la sabiduría que le da lo que ha vivido durante tantos años, se aventuró a predecir el infortunio de la megatienda.

“Eso va a ser un fracaso porque está instalado en un área… de cuatro barrios de pobreza. Aquí no hay dinero, aquí lo que hay es pobreza, aquí viven de cupones y de seguro social. ¿Y dónde están (los vecinos) buscando los chavos?, pues robando a todo el que se descuida”, dijo.

Sin embargo, Miguel Meléndez ve el Walmart con otros ojos. Es el gerente de la tienda Roger Electric, ubicada exactamente detrás de la nueva megatienda y, más que un competidor, considera a Walmart un aliado, pues aumentaría el flujo de consumidores en el área lo que lo podría beneficiar.

Así también lo ven desde la gasolinera Puma de la Fernández Juncos, quienes apuestan a que se beneficiarán del aumento en el flujo vehicular.