Acts 20 and 22 created a class of intermediaries who manage tax exemptions

Gabriel Hernández is on a stage in front of dozens of investors, entrepreneurs and government of Puerto Rico officials who, on that February 14, 2019, arrived early at the Hotel San Juan in Isla Verde to participate in the Puerto Rico Investment Summit. He is sitting on the edge of a modern gray armchair, his hands clasped between his knees. He wears a purple tie and looks relaxed. He is going to begin a presentation on the benefits of Act 22 to “Promote the relocation of individual Investors to Puerto Rico,” which is now part of the Tax Incentives Code. “The most important thing for everyone in this room is that since the beginning of this program [Act 22] we have probably handled more than 600 of these relocations of individuals [investors] to the Island.

Las leyes 20 y 22 crearon una casta de intermediarios que gestiona exenciones contributivas

Gabriel Hernández está en una tarima frente a decenas de inversionistas, empresarios y funcionarios del Gobierno de Puerto Rico que, ese 14 de febrero de 2019, llegaron temprano al Hotel San Juan de Isla Verde para participar del Puerto Rico Investment Summit. Está sentado al borde de un moderno sillón gris, con sus manos juntas entre las rodillas. Lleva corbata violeta y se proyecta relajado. Va a comenzar una presentación sobre los beneficios de la Ley 22 para “Incentivar el traslado de individuos Inversionistas a Puerto Rico”, que ahora es parte del Código de Incentivos Contributivos. “Lo más importante para todo el mundo en esta sala es que desde el comienzo de este programa [ley 22] hemos manejado probablemente más de 600 de estas mudanzas de individuos [inversionistas] a la Isla.

Mapas movedizos: la lucha boricua por el territorio en Filadelfia

Conduciendo desde Kensington, un barrio al noreste de Filadelfia, la palabra que más usó Gilberto Gónzalez fue “era”. 

“Vamos a ir para Spring Garden. Ese era básicamente el barrio más grande para los boricuas, el barrio más grande por décadas de los boricuas. Y ahora quedan pocos”,  dice, con la boca y la nariz tapadas por una mascarilla quirúrgica, gafas oscuras y una gorra negra. 

Señala por la ventana de su carro un edificio alto que está a la derecha. “En esto aquí ellos quieren hacer un apartment building con commercial que va a ser como diez pisos de alto. Yo tengo fotos de aquí, de todo esto aquí cuando estaban los edificios dañados, abandonados.

Los ruidos del silencio

Cuando vino el huracán María decidí hacer un diario pero no pude hacer notas todos los días como me había propuesto. Todas las noches escuchaba en una pequeña radio de batería la única emisora que podía sintonizar. Grabé horas de transmisiones con el celular. Aquí hay algunas notas que rescaté del diario, memorias y transcripciones de parte de las transmisiones de radio que grabé. Martes 19 y miércoles 20
Antes de que cayera la noche fui caminando a casa de Luis para buscar un libro.

Gold coins, Playstation controls, properties and $21 million are the legacy of fraud

An order from the US District Court – Middle District of Florida appointing Mark A. Kornfeld as receiver in a fraud case was entered late on March 6, 2020. The next morning, Kornfeld went to the BBT Financial Center, on 1800 Second Street, in Sarasota, Florida and took possession of Suite 855. Since 2013, it has been the office of Kinetic Funds and Lendacy, the companies that investment manager Michael Williams used to defraud dozens of investors from Puerto Rico and Florida, according to a civil case filed by the US Securities and Exchange Commission (SEC) at the beginning of the year. Inside the office, backed by a forensics team, Kornfeld changed the locks on the door, went through several files and took an inventory of all of the items. The office, on the eighth floor of a brick building with luxury suites, was left empty. Everything that had been in it was transported to a storage facility in Sarasota, a city south of Tampa.

Monedas de oro, controles de Playstation, propiedades y $21 millones son el legado de un fraude

La orden del Tribunal federal del Distrito del Centro de Florida nombrando a Mark A. Kornfeld como síndico en un caso de fraude entró tarde el día 6 de marzo de 2020. A la mañana siguiente, Kornfeld se dirigió al BBT Financial Center, en la 1800 Second Street, en Sarasota, Florida y tomó posesión de la suite 855. Desde el 2013 esa había sido la oficina de Kinetic Funds y Lendacy, empresas que el manejador de inversiones Michael Williams utilizó para defraudar a decenas de inversionistas de Puerto Rico y Florida, según un caso civil que sometió la Comisión de Bolsa y Valores de Estados Unidos (SEC, inglés) a principios de año. Dentro de la oficina, con un equipo de forenses, Kornfeld cambió las cerraduras de la puerta, revisó varios archivos e hizo un inventario de todos los artículos. La oficina, en el octavo piso de un edificio de ladrillo con suites de lujo, quedó vacía.