La Policía masacró en la finca San Blas

Imprimir Más
Dennis Alexander Martínez, una de las víctimas del operativo policíaco. Foto Facebook Dennis Martínez.

Dennis Alexander Martínez, una de las víctimas del operativo policíaco. Foto Facebook Dennis Martínez.

Dennis Alexander Martínez, una de las víctimas del operativo policíaco. Foto Facebook Dennis Martínez.

Dennis Alexander Martínez, una de las víctimas del operativo policíaco. Foto Facebook Dennis Martínez.

Sala Negra, la unidad investigativa del periódico en línea El Faro, reconstruye en una crónica en profundidad lo ocurrido antes, durante y después de la madrugada del 26 de marzo de 2015 donde ocho personas murieron bajo fuego de una de las unidades especializadas de la Policía Nacional Civil (PNC), el Grupo de Reacción Policial (GRP) de El Salvador.

La matanza ocurrió en El Matazano 2, un cantón del municipio de San José Villanueva, departamento de La Libertad, en el casco de una finca cafetalera llamada San Blas en el país centroamericano.

La versión oficial señaló que los ocho fallecidos eran integrantes de la Mara Salvatrucha (MS-13) y que murieron al intercambiar disparos con los policías, pero según el trabajo de los periodistas de Sala Negra el asunto pudo haber ocurrido de otra manera.

Para reconstruir los hechos, el periódico entrevistó a cuatro jóvenes que aquella madrugada escaparon con vida de la finca; habló con familiares de siete fallecidos; revisó los ochos levantamientos forenses y las ocho autopsias; analizó una parte sustancial del expediente fiscal, incluida el acta que recoge el levantamiento de la escena; consultó a expertos en derechos humanos, a médicos forenses, a fiscales, a un instructor profesional de tiro; examinó las notas, las fotografías y los videos publicados tras la matanza; visitó el lugar de los hechos y los asentamientos aledaños; y descubrió que una familia de campesinos estaba también aquella noche en San Blas, y atestiguó y sufrió el operativo.

Compartimos el reportaje aquí. Sugerimos discreción en la lectura de esta crónica pues va acompañada de imágenes explícitas de los fallecidos.