Alexandra Lúgaro: “Fui la única compañía en lograr mejoramientos en el rendimiento académico de los estudiantes de nuestro país, el único proveedor que lo logró”

Imprimir Más
fui-la-unica-compan%cc%83ia-en-lograr-mejoramientos-en-el-rendimiento-academico-de-los-estudiantes-de-nuestro-pais-el-unico-proveedor-que-lo-logro

Veredicto: Falso

La aspirante independiente a la gobernación, Alexandra Lúgaro dijo durante el debate de los candidatos a la gobernación en Ponce que la empresa familiar de la cual era directora ejecutiva, América Aponte y Asociados, fue la única en tener resultados de mejor rendimiento académico entre los estudiantes de las escuelas públicas donde intervinieron con contratos de tutorías. Su declaración se da tras preguntársele si, en aras de la transparencia, haría públicos documentos que mostraran el desempeño de la empresa donde laboraba cuando fue contratada por una cifra millonaria por el Departamento de Educación.

La indagación de Chequéalo Puerto Rico indica que de una lista provista por el Departamento de Educación, de 22 escuelas públicas que fueron evaluadas, 14 tuvieron mejoras en su desempeño. Es decir que el alza no fue solo la escuela en la que estuvo América Aponte & Asociados. Un artículo académico publicado en el Cuaderno de Investigación en la Educación del profesor de la Universidad de Massachusetts Ismael Ramírez-Soto destaca que “con el cambio en la manera de computar el progreso anual (AYP), se logró reportar una mejoría significativa curiosa en cuestión de un año”.

Según el Secretario de Educación, Rafael Román Meléndez, en el año escolar 2013-2014, 81 escuelas cumplieron con sus metas de progreso anual, y 91 lograron ser clasificadas como escuelas de “Excelencia”. Al año, en el 2014-15, 527 escuelas (40% del total de 1,321) cumplieron sus metas y 113 lograron ser clasificadas como de “Excelencia”. Estos datos llaman la atención porque bajo la anterior clasificación, ya se sabía que en el año 2012-13 había 1,321 escuelas (91%) en planes de mejoramiento y que, por lo menos, 681 llevaban ya, desde el 2011, cinco años o más sin mejoría, lo que las ponía “en vías de ser reorganizadas radicalmente”. Los datos del artículo académico también apuntan a que hubo avances en el rendimiento académico de múltiples escuelas.

En entrevista sobre este tema, Lúgaro expuso que su afirmación está sustentada en artículos de prensa de la época de los contratos, que a su vez se basaban en datos del Departamento de Educación. Dijo la abogada: “Fue reseñado por El Nuevo Día, Primera Hora y NotiCel. Si vas a la página de América Aponte y Asociados, ahí están todas las reseñas con los estudios del Departamento. El Departamento de Educación para todos los proyectos hace una preprueba a los estudiantes y una postprueba y tienen que validar que hay un aprovechamiento de los estudiantes, y dentro de esos mismos artículos vas a ver los resultados de los estudiantes de cómo estaban en la preprueba y cómo salieron en las postprueba”.

En efecto, una búsqueda en la página de Facebook de América Aponte y Asociados registra algunos artículos de periódicos que reseñan en 2014 el éxito de los estudiantes, particularmente en tres escuelas: la Superior Francisco Suria Chaves de Barceloneta, la Intermedia Dr. Francisco Vázquez Colón de Barceloneta y la Intermedia María Vázquez de Umpierre en Bayamón. No se encontró una referencia directa a que fuese la única compañía en lograr mejoramiento académico. Una fotografía de dos páginas de un documento que aparenta ser oficial del Departamento de Educación muestra las últimas dos páginas de un informe en el que en la parte de hallazgos dice: “Conforme a la Guía de Monitoría a Proveedores de Servicios Modelos de Transformación ‘School Improvement Grant SIG – Sección 1003 (g) utilizada, no aparentan haber hallazgos de incumplimiento. América Aponte & Associates evidenció excelentemente todos los documentos requeridos en el proceso. Reconocemos la organización, presentación y nitidez de todos los documentos presentados”. En la parte de Recomendaciones se lee: “1. Continuar trabajando con el compromiso y calidad/excelencia evidenciada. 2. ¡Auguro éxito!”. El documento tiene seis firmas. No hay portada o título del informe.

Como los artículos de prensa contaban como voz principal con la propia licenciada Lúgaro y su madre América Aponte, se consultó a su agencia de relaciones públicas al momento, Full Circle Communications. Cinco comunicados de prensa de la época dieron cuenta de diversos programas federales bajo los cuales la compañía contrataba con el gobierno. Solamente uno, titulado “Escuelas públicas con ‘coaching’ de América Aponte y Asociados reflejan excelentes resultados en Pruebas Puertorriqueñas”, aborda el programa de tutorías en las escuelas. El comunicado hace referencia a las tres escuelas reseñadas por la prensa de la época. Reclama que en la escuela Fernando Suria, en el área de matemáticas, se disminuyeron los estudiantes prebásicos en 17 %, mientras que los básicos aumentaron en 14 % y aumentaron 3 % los estudiantes proficientes. En el comunicado hay una cita de Lúgaro que plantea que “todas nuestras escuelas lograron mejores resultados que el resto de las escuelas del país en promedio”.

Una fuente oficial consultada en el Departamento de Educación proveyó el informe de la Oficina de Asuntos Federales sobre el presupuesto y el crecimiento académico de las escuelas en el programa “School Improvement Grant Escuelas Cohort II”. El mismo resume la asignación de fondos y desempeño de 22 escuelas entre el 2013 al 2014. De esas 22 escuelas, solo se incluye una en la que intervino América Aponte & Asociados, la escuela María Vázquez de Umpierre. Según el documento oficial, la empresa estuvo contratada para intervenir en esa escuela por $1.3 millones en el año 2013-2014. Se detallan los resultados de las Pruebas Puertorriqueñas de Aprovechamiento Académico para los años 2013-2014 y 2014-2015, así como los resultados de las Pruebas META para 2015-2016.

En la escuela María Vázquez Umpierre, hubo crecimientos entre los años 2013 al 2016, por ejemplo de 43 % en inglés. La contratación de América Aponte & Asociados fue solo en el año 2013-2014.

De la lista de 22 escuelas, 14 tuvieron mejoras en su desempeño. Es decir que el alza no fue solo la escuela en la que estuvo América Aponte & Asociados. Incluso, hay escuelas que reflejaron mejoría de hasta 92%, como la Alejandro Tapia y Rivera, donde las tutorías estaban a cargo de Fundación Comunitaria. Otras empresas que lograron mejoría en las escuelas en las que intervinieron son: Learning Alliances, LLC, Integra Design, Brainstrong, Inc, Houghton Mifflin, Virtual Educational Resources, e Impacto e Innovación Social Inc, entre otras. Solamente una escuela tuvo resultados sobre el 50%, y fue la escuela Mariano Abril, en la materia de español para el año 2015-2016; el proveedor de ese plantel era Global Education Exchange Opport.

Se solicitó al Departamento de Educación información específica sobre las otras dos escuelas en las que estuvo América Aponte & Asociados. En la escuela Fernando Suria Chavez, se presentó una gráfica de la Proficiencia Total Combinada por Año que plantea leves mejoras y retorno a la baja entre los años 2012 al 2015. La misma gráfica para la escuela Dr. Francisco Vázquez, presenta leves alzas y bajas para el mismo período.

Llamadas telefónicas a las escuelas en las que estuvo América Aponte & Asociados permiten conocer las impresiones de sus directores escolares. La respuesta fue mixta. Mientras en la escuela Fernando Suria Chaves, su director, Gilberto Méndez Agosto fue enfático al destacar la mejoría de los estudiantes por la intervención de la empresa en la que laboraba Lúgaro; en la escuela María Vázquez de Umpierre, su directora, Jessica Hernández expuso todo lo contrario.

Méndez Agosto aseguró que sus estudiantes mejoraron grandemente gracias a la intervención de América Aponte y Asociados. “En las pruebas de aprovechamiento, sí hubo mejoría en todas las áreas, sobretodo en matemáticas el impacto fue directo. En lugar de horario extendido, se dio (la tutoría) en las mismas clases, en su tiempo libre aprovechaban para practicar […] Sí hubo mejoría. Al año después, volvimos a bajar los promedios, lo que es triste y lamentable”, expuso en entrevista telefónica el director del plantel superior en Barceloneta.

Por su parte, Hernández descartó que la intervención de América Aponte y Asociados haya redundado en una mejoría en su escuela. “Estuvieron de siete a ocho meses y no ofrecieron el servicio completo a la escuela. Se notifica cancelación de contrato que era hasta mayo de 2014, se notifica en marzo porque no estaban dando los servicios”, dijo la directora escolar. Hernández envió una carta en la que detalla que el contrato se otorgó el 29 de agosto de 2013 y se canceló al 30 de mayo de 2014. Establece que en ese período, la compañía solo se reunió con la facultad una vez, el 20 de septiembre de 2013. Describe la relación de la empresa con la escuela como “complicada”, pues dice el personal de la compañía “desconocía los procesos del Programa School Improvement Grant y no estaban capacitados para trabajar el área de Desarrollo Académico y Liderazgo del personal docente”. Se detalla en la comunicación que los talleres de desarrollo profesional fueron evaluados por los maestros como deficientes. También se indica que se incumplió con el requisito de proveer 300 horas de Tiempo Lectivo Extendido al 100 % de la población estudiantil en o antes del 30 de junio de 2014. Se registra que solo impactaron a 60 de los 241 estudiantes en un inicio y que al finalizar, solo atendían a 40 estudiantes. La directora Hernández adjudica los logros de mejoramiento de su escuela a su comunidad escolar y al apoyo de la Compañía Caribe Grolier-Scholastic.

En la escuela intermedia Dr. Francisco Vázquez Colón de Barceloneta nadie respondió el teléfono.

El presidente de la Unión Nacional de Educadores y Trabajadores de la Educación (Únete), Emilio Nieves puso en contexto todo el rompecabezas. “Todas las compañías en términos generales no cumplieron con las expectativas que tenía el Departamento de Educación porque en todas esas escuelas caían en el Plan de Mejoramiento o en la calificación de prioridad o enfoque”, dijo en entrevista telefónica. El líder magisterial detalló que la ley federal que dio paso a las compañías privadas de tutorías en Educación ha cambiado con el pasar de los años, así como las calificaciones de aprovechamiento de las escuelas y de los estudiantes, por lo que es complicado establecer una línea de tiempo aprovechamiento. Explicó que él ha estado estudiando las estadísticas y que el año de mejor aprovechamiento fue en el 2008, pero que en esa época el parámetro de medición era diferente, pues las métricas para el programa han sido variadas a través de los años. El educador explicó que la ley federal original —conocida como No Child Left Behind— contemplaba o requería que para el 2014, el 100 % de las escuelas estuviera en proficiente o avanzado. Dijo que más del 90 % de las escuelas del país se mantuvo en los últimos años por debajo de ese nivel.

“Ante el fracaso, lo que se hizo bajo el gobierno de (Barack) Obama fue comenzar a modificar las metas; se bajaron las metas. Después se descartó (el sistema de clasificación) y se comenzó a hablar del crecimiento de un año para otro. Más del 90 % se mantiene incumpliendo con las metas establecidas […] Lo que se hizo fue reclasificar entre escuelas en transición, escuelas de prioridad y enfoque, y excelencia. Las de prioridad y enfoque, ahí caían las más graves, transición es una clasificación que se inventan y el 75 % están más o menos ahí en la pelea. Ese fue el último invento luego de la Ley No Child Left Behind.”, detalló. De hecho, dijo que en la actualidad no está claro a qué escuelas le asignarán las compañías privadas que aún brindan tutorías, ni cómo será el parámetro de medición. La apreciación de Díaz coincide con el análisis académico que hace el profesor Ramírez-Soto de la Universidad de Massachusetts, quien pone en contexto todos los vaivenes de la ley federal y cómo Puerto Rico experimentó ese trámite.

Para Díaz, cuando Lúgaro habla de que tuvo un impacto en el aprovechamiento académico de las escuelas en las que intervino, puede ser que se refiera a que las tutorías ayudaron, en términos de las expectativas de una mejoría en el resultado de los estudiantes, pero afirmó que ninguna escuela alcanzó la meta original establecida por la ley federal.

Esta historia se publica como parte del proyecto Chequéalo Puerto Rico, una iniciativa del Centro de Periodismo Investigativo. Conoce los resultados de todos los chequeos el 25 de octubre a las 7:30 pm por Sistema TV.