Malas condiciones laborales y problemas para reclutar psicólogos escolares en Educación 

El Departamento de Educación no ha podido reclutar psicólogos escolares en el 10% de las escuelas. El distrito escolar de Humacao tiene 16 plazas sin ocupar. Mientras que los psicólogos ya contratados denuncian malas condiciones laborales.

Imprimir Más

SPT denuncia condiciones laborales de psicologos

El Sindicato Puertorriqueño de trabajadores y trabajadoras denunció la carga laboral de los psicólogos escolares.

Foto suministrada

Elisaul Cruz, padre de un niño de siete años, se encontraba en la búsqueda de una reunión con el psicólogo escolar de la escuela de su hijo cuando se le notificó por parte de la directiva escolar que este plantel no cuenta con este recurso.

Según Cruz, debido a situaciones personales, se pudo percatar como su hijo adoptaba actitudes que lo comenzaban a perjudicar académicamente y constantemente recibía citaciones de la maestra de salón hogar del menor. Ante esta situación, se movilizó a buscar ayuda del psicólogo escolar y ahí supo que esta escuela forma parte de las 16 con plazas vacantes en la Oficina Regional Educativa (ORE) de Humacao. En total 85 escuelas en Puerto Rico no cuentan con el servicio de estos profesionales. 

“El reto más grande ha sido que debido a nuestra situación personal no podemos costear un psicólogo pediátrico privado”, expresó Cruz.

Actualmente el menor no cuenta con la ayuda del equipo interdisciplinario socio-emocional de la escuela y sus padres continúan en la búsqueda de un plan que pueda beneficiar a su hijo en su salud emocional y en su desarrollo académico. 

A pesar de una carta circular firmada desde 2022 que ordena al Departamento de Educación (DE) cubrir las vacantes de psicólogos escolares, la agencia todavía tiene el 10% de estos puestos vacantes. Además, este lunes, el Sindicato Puertorriqueño de trabajadores y trabajadoras (SPT/SEIU) denunció que la agencia mantiene a cientos de psicólogos escolares en pésimas condiciones laborales y con excesiva carga de trabajo.

La carta circular Núm. 022-2021-2022, firmada por el exsecretario de Educación, Eliezer Ramos Parés, definió las posiciones y responsabilidades de los psicólogos escolares en las escuelas públicas de Puerto Rico. El Gobierno tenía la responsabilidad de hacer esto desde el año 2000, según la Ley 170, pero nunca se ejecutaron sus disposiciones debido a la alegada falta de fondos y al cambio de Gobierno, según informó Karen García, supervisora del Programa de Psicología Escolar del distrito de Humacao. 

En 2020, la Junta de Control Fiscal aprobó la contratación de un psicólogo escolar por escuela, algo que ya era política pública según la reforma educativa, la Ley 85, aprobada en 2018.

Sin embargo, el Departamento de Educación continúa incumpliendo con la ley, ya que según datos proporcionados por la agencia, aún faltan por designar 85 de 844 psicólogos. El distrito con más vacantes es Humacao, con 16, seguido de Bayamón, con 15, y Caguas y Mayagüez, con 13. En Ponce faltan 12 psicólogos, en Arecibo se necesitan 11, y en San Juan hacen falta cinco.

García mencionó que tampoco resulta fácil el reclutamiento de psicólogos entrenados en el área escolar por lo que se vió en la obligación de permitir en su convocatoria de reclutamiento para el puesto de psicólogos con distintas especialidades. Actualmente, según datos del DE, hay 759 psicólogos escolares nombrados quienes se graduaron de psicología escolar, consejería psicológica o psicología clínica.

“Nos hemos visto en la posición de aclarar que no todo psicólogo que está en las escuelas son psicólogos escolares”, dijo Patricia Landers Santiago al CPI, presidenta de la Asociación de Psicología de Puerto Rico y delegada de Puerto Rico por la National Association of School Psychologists (NASP, por sus siglas en inglés).

Explicó que las bases educativas son iguales, pero el psicólogo escolar obtiene un entrenamiento y preparación en el proceso de enseñanza y aprendizaje que otras ramas de la psicología no tienen necesariamente. 

Landers Santiago expresó “confianza” en los esfuerzos del DE para formalizar espacios para psicólogos escolares. La Asociación de Psicología Escolar de Puerto Rico (APPR) ha estado vigilante de las necesidades de los estudiantes y ha mantenido una relación directa con la agencia, dijo Landers Santiago. A pesar de ello, recuerda los 20 años de lucha que les llevó conseguir un espacio en las escuelas de Puerto Rico.

Dra. Yanira Raíces, secretaria del Departamento de Educación
Foto tomada de la página de X del Departamento de Educación

Según la delegada del NASP, en muchas escuelas no se sigue al pie de la letra la carta circular que define el rol de los psicólogos escolares porque no se realiza el proceso de diagnóstico, que es una de las obligaciones del psicólogo escolar. Durante su proceso de evaluación a psicólogos escolares que realizan su práctica en los planteles escolares, Landers Santiago, ha podido constatar cómo muchos de estos dicen desconocer cuáles son sus funciones o incluso no pueden evaluar a los estudiantes debido a que el DE no ha proporcionado las pruebas necesarias para realizar el diagnóstico a los estudiantes.

“Si no se está cumpliendo con lo que dice la carta circular pues entonces sí hay una clara violación,” manifestó Landers Santiago.“Todavía estamos en un proceso de adaptación, de saber que ese profesional y esa profesional están ahí en las escuelas y cómo entonces podemos lograr que se aproveche al máximo”, expresó.

Plantilla de psicólogos denuncia condiciones laborales

El presidente del SPT, Israel Marrero Calderín, explicó que los psicólogos escolares tenían alrededor de 25 funciones, pero que este año se le añadirán cinco nuevas, totalizando 30 para un solo profesional. 

El presidente del SPT, Israel Marrero Calderín, centro sentado, denunció el aumento de responsabilidades que les añadieron a los psicólogos escolares.
Foto suministrada

“A estos trabajadores y trabajadoras le han requerido asumir nuevas responsabilidades sin analizar si el personal cuenta con el tiempo necesario para cumplir con la complejidad de dichas tareas y sin las debidas condiciones de infraestructura que respalden la ética del psicólogo”, expresó Marrero Calderín.

Añadió que, según una encuesta realizada por el Comité de Psicólogos de las Oficinas Regionales Educativas del sindicato, el 91% de los psicólogos termina agotado física y emocionalmente al final de su jornada.

La encuesta realizada a sobre 300 psicólogos escolares arrojó que el 94% tiene síntomas graves de estrés cuando reconoce que no puede cumplir con todas las tareas asignadas al puesto, el 92% de los psicólogos ha sufrido de ansiedad en niveles moderado/severo por la sobre carga laboral y un 78% ha tenido al menos un ataque de pánico. Un 69% no proyecta seguir trabajando para el DE y el 59% le gustaría renunciar debido a la sobrecarga laboral.

Esta información fue presentada, según Marrero Calderín, a la directora del Programa de Psicología del DE, Dra. Regina Cines Silva. 

Dificultades para reclutar psicólogos escolares

Entre los factores que le dificultan al DE llenar las plazas vacantes está la cantidad de psicólogos que no pasan la reválida, el éxodo de profesionales debido a las ofertas más competitivas en el extranjero y las ventajas de establecer un consultorio privado, mencionó García, la supervisora del Programa de Psicología Escolar de la ORE de Humacao. 

“Vamos a ser honestos, el Departamento de Educación no es tampoco el mejor patrono (…) No es un patrono atractivo para muchas personas que ya tienen sus trabajos (…)”, declaró Landers Santiago.

La supervisora del Programa de Psicología Escolar del distrito de Humacao, mencionó que, como parte de los esfuerzos por parte de la agencia para lograr cumplir con el ordenamiento y llenar las vacantes en su región educativa, dialogan con las universidades que ofrecen estos cursos de maestría y doctorado para que conozcan de la existencia de este programa, y también han establecido una alianza con universidades para que los psicólogos puedan hacer sus prácticas en las escuelas públicas. 

García aseguró que pese a las dificultades para llenar las plazas vacantes en la región educativa de Humacao, que incluye los municipios de Vieques y Culebra, esta población no está siendo desatendida. Mencionó que hay un equipo interdisciplinario socio-emocional, compuesto por el trabajador social, el consejero escolar, el enfermero y el director escolar, pero aceptó que el trabajo de un psicólogo escolar no puede ser reemplazado.

Población de educación especial y corriente regular 

Para el psicólogo escolar de la ORE Humacao, José Fernández, las escuelas que no tienen un psicólogo escolar como parte del grupo interdisciplinario socio-emocional crean una doble carga para el maestro, ya que la directiva escolar no cuenta con las herramientas para poder trabajar con las situaciones que presenta el estudiantado. 

Mencionó que la inestabilidad de este programa afecta a las dos poblaciones educativas dentro del Departamento de Educación: la de corriente regular y la de educación especial. 

El profesional de la salud mencionó que el trabajo del psicólogo escolar incluye realizar talleres, reuniones con padres y servir como un recurso de capacitación dentro de la escuela.

“Esto puede querer decir que no solo no han nombrado todos los psicólogos en todas las escuelas sino que también puede querer decir que hay escuelas que están sobrecargadas de trabajo o de casos para atender que pudieran requerir de más de un psicólogo”, comentó Fernández.

Según datos del DE, de agosto a diciembre de 2023, los psicólogos escolares habían atendido 5,106 estudiantes de corriente regular y 4,561 de educación especial. 

“Hay escuelas que tienen un psicólogo, pero el psicólogo está sobrecargado”, manifestó Fernández. 

El programa de educación especial tiene una cantidad mínima (25 estudiantes) y máxima (50-60 dependiendo de las secciones especiales del estudiante) que el psicólogo escolar debe atender.  

“No hay una fórmula matemática para establecer un balance justo entre la cantidad de niños a ser atendidos de ambos programas”, puntualizó el doctor. 

Alberto Hernández, psicólogo escolar de la Escuela Ramón Quiñones Medina en Yabucoa, atiende alrededor de 35 estudiantes que están bajo el programa de educación especial y son atendidos semanalmente debido a que tienen un plan de intervención estipulado con sesiones de seguimiento. 

“Nosotros estamos capacitados para trabajar lo que es la parte de vida y carrera así que auscultamos a los estudiantes en cuales son sus fortalezas, qué metas a futuro tienen y los ayudamos a desarrollar un plan individualizado que se atempere a sus necesidades y que vaya entonces en pro del bienestar socioemocional y académico de ellos”, expresó Hernández. 

One thought on “Malas condiciones laborales y problemas para reclutar psicólogos escolares en Educación 

  1. El Departamento de Educacion explota a los terapistas que trabajan en Corporaciones para ellos (terapistas ocupacionales, del habla, físicos y sicologicos) Les exigen hacer mucho trabajo administrativo como resúmenes de intervenciones de los últimos 5 años, dar seguimiento a los padres que no llevan a sus hijos a las terapias, llamar y citar a padres para discutir los planes de tratamiento dos veces al año, entrar las visitas de cada estudiante a una plataforma electrónica llamada mipe y también entrar esas visitas en papel con la firma del maestro y dar charlas casi de gratis a las escuelas. En PR hay una demanda alta de terapistas ocupacionales y muchos se van de PR por las malas condiciones de empleo del Departamento de Educación. Ahora mismo hay escasez de dichos profesionales. Pueden verificar esta información con la Asociación de Psicólogos y terapistas ocupacionales.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *