Las dos caras de los Bonistas del Patio

Imprimir Más
Jorge Irizarry Herranz

Foto por Sin Comillas

Jorge Irizarry Herranz

Entre quienes acudieron la semana pasada al 1er Encuentro de Bonistas de Puerto Rico en el Centro de Convenciones, se paseaban con traje y corbata algunos de los personajes que han sido señalados como responsables de la debacle financiera del gobierno.

Uno de ellos, Jorge Irizarry Herranz, fue presidente del Banco Gubernamental de Fomento y presidente de la Junta de Síndicos de la Administración de Sistemas de Retiro (ASR) entre 2005 y 2008. Ahora preside la organización sin fines de lucro “Bonistas del Patio”, la cual busca adjudicarse la representación de los bonistas locales y que convocó a este evento. Bonistas del Patio dice abogar por “60,000 puertorriqueños que prestaron sus ahorros al gobierno”, que en conjunto poseen $15 mil millones del total de la deuda pública de $60 mil millones.

En la ASR, Irizarry Herranz fue responsable de una emisión de bonos de $3 mil millones realizada en 2008 y que fue objeto de una investigación por parte de la Comisión cameral del Sistema de Retiro del Servicio Público. Irizarry depuso en vistas legislativas en el 2011, donde salió a relucir que autorizó la emisión de la ASR sin fuente de repago. También aceptó que no consultó la transacción con el Departamento de Justicia, sino con el bufete Fiddler & González, quienes dieron el visto bueno a la emisión.

El incorporador de Bonistas del Patio, registrada como corporación sin fines de lucro, es José A. Valdés Leal, fundador y director ejecutivo de VRM Companies, una empresa desarrolladora responsable de grandes proyectos de vivienda y urbanizaciones como Colinas del Prado en Juana Díaz, Palacios del Sol en Humacao, Terrazas de Montecasino en Bayamón, Paseo Real en San Juan, y otros en Venezuela, Florida y Carolina del Norte.

El presidente de la Junta de Bonistas del Patio es el supervisor de proyectos de VRM, Rafael Rojo, también ex presidente de la Asociación de Constructores de Hogar, quien ha cabildeado para eximir de impuestos a la industria de la construcción. Rojo participó durante el encuentro de Bonistas del Patio en el panel denominado “La perspectiva empresarial”.

La entidad contrató al bufete de abogados Williams and Jensen, “una de las diez firmas más importantes de cabildeo”, para cabildear en el Congreso de Estado Unidos a favor de la ley que impone una junta de control fiscal sobre Puerto Rico. Luego de aprobada la Ley federal, los esfuerzos de cabildeo del grupo se concentran en recomendar personas que podrían formar parte de la junta de control fiscal, dijo al Centro de Periodismo Investigativo (CPI) Irizarry Herranz, sin dar detalle sobre las personas que estarán recomendado.

Bonistas del Patio maneja una página de Facebook y otra de Twitter, bajo el nombre Justicia Económica para Puerto Rico, donde hace varios meses impulsan, sin identificarse, una campaña de medios intensiva que ya suma los 43 mil “Me gusta”; hasta hace varias semanas, se describían de forma genérica como “un grupo de ciudadanos”, sin mencionar que las cuentas pertenecen a Bonistas del Patio. A través de esas redes sociales, la organización ha difundido infográficas y videos con datos que defienden la idea de que el gobierno puede pagar la deuda y a favor de la ley federal que impone la junta de control fiscal. Algunos videos de la página de Facebook, en formato de telereportaje periodístico, fueron producidos por la plataforma mediática Lente Viral.

La organización exige un espacio en la mesa de negociaciones sobre la deuda pública y según Herranz, está a punto de lograrlo con el BGF. “Lo único que está pendiente es firmar el contrato de confidencialidad y ya nos dan toda la información para poder empezar a negociar; ellos no nos están cerrando las puertas, desde un principio nos las abrieron y vamos a comenzar eso próximamente”. Sin embargo, el BGF rechazó la propuesta de Bonistas del Patio un día después del evento, por supuestamente contener “errores de cálculo”.

Otra entidad que se atribuye la representación de los bonistas jubilados de la isla es Mainstreet Bondholders, quienes se opusieron a ley de quiebra y a la junta de control fiscal. Irizarry Heranz dijo que Bonistas del Patio no tiene vínculos con esa organización. Creada por 60 Plus, Mainstreet Bondholders es una entidad que dice representar a las personas mayores y que es financiada por los multimillonarios David y Charles Koch, según varios medios y un informe de la organización American Bridge.

En un aparte con el CPI, Jorge Irizarry Heranz contó cómo pasó de ser emisor de bonos a representante de los bonistas.

¿Quién financia a Bonistas del Patio, de dónde vienen sus fondos?

Esto es una corporación sin fines de lucro, self funding. O sea, las personas que fundaron y los bonistas que se hacen parte pueden aportar dinero. Es voluntario, algunas personas han puesto mucho dinero, otras personas han dado 50 dólares, o sea, lo que la persona pueda, porque hay personas que ni siquiera pueden y se han unido al grupo. Pero es dinero de nosotros mismos. Este evento (el encuentro Bonistas de Puerto Rico en el Centro de Convenciones) nos está costando $100,000. Eso sale de los bonistas que han puesto dinero en la corporación sin fines de lucro precisamente para esto y para pagar los cabilderos en Washington que hemos estado cabildeando a favor de PROMESA; tenemos gastos pero los pagamos nosotros mismos.

¿Y no tiene apoyo de otros fondos que también tienen intereses de cobrar sus inversiones en Puerto Rico como por ejemplo los fondos de cobertura?

No, en absoluto. No queremos dinero, queremos usar nuestro propio dinero.

¿Cuántos bonistas de Puerto Rico tienen bonos del Sistema de Retiro que se emitieron a través de UBS?

Los bonos del Sistema de Retiro es una de las tenencias más grandes. Eso se vendió todo en Puerto Rico y sigue siendo una de las tenencias más grandes. Cuántos bonistas hay en eso, pues no sé, esos números no están disponibles, pero es una gran parte de lo que tenemos.

¿Cómo se da el cambio suyo de trabajar en el Sistema de Retiro a ahora estar del lado de los bonistas?

Yo participé en el gobierno un tiempo, del 2005 al 2008. E hicimos pues una serie de cosas que eran para ayudar inclusive al Sistema de Retiro. Eso hoy en día no viene al caso porque yo estoy hablando por 60,000 personas que hoy enfrentan un impago en los intereses. Yo mismo ya he sufrido un impago, mi familia; hay 60 mil personas que están sujetas a esto. Entonces yo pienso que eso es bien importante y que exigimos que se cumpla con el compromiso que el gobierno estableció con nosotros, ese es el issue.

No cree que los bonistas están como entremedio de las agencias del gobierno que hicieron las emisiones de bonos sin fuente de repago y las casas de corretaje que les aconsejaron comprarlos, ¿quién tiene la responsabilidad?

Lo de las casas de corretajes es un issue separado, y muchos de los Bonistas del Patio tienen demandas contra las casas de corretaje; ese es un issue que afectó a mucha gente. Pero el gobierno contrató una deuda, al gobierno se le entregó $30 mil millones de parte de los puertorriqueños desde el 1996 para acá, es parte de una obligación del gobierno con nosotros. Las casas de corretaje juegan otro rol que no tiene que ver hoy en día con la recuperación. El gobierno no puede decir ‘no, esto es culpa de una casa de corretaje’. No, el gobierno cogió el dinero que vino a través de casas de corretaje o por donde vino, tomó ese dinero y lo utilizó y estableció un compromiso inclusive a través de la constitución de Puerto Rico. Entonces ahora no quieren respetar ese compromiso. Las casas de corretaje eso es aparte. Pero hoy el gobierno nos debe a los bonistas.

Usted es bonista hoy, pero anteriormente autorizó emisiones de bonos del Sistema de Retiro.

¿Y ahora asume este rol de representar a los bonistas porque siente que tiene algún tipo de responsabilidad en parte de la deuda que tiene el gobierno?

Mira, es que la deuda, toda la deuda… nosotros vamos a presentar ahora un análisis, toda la deuda tiene su forma de pagarse, o sea tiene ingresos.

Según una vista pública cameral, cuando usted era director de la Junta de la ASR autorizó una emisión de bonos apostando a que en el futuro aumentarían los ingresos patronales al retiro mediante una ley. Pero cuando hicieron la emisión todavía eso no habían aprobado la ley, entonces esa emisión se hizo en el vacío…

Déjame explicarte, no, no, eso no es así. Bueno, yo fui a varias vistas. Pero mira lo siguiente, todos los patronos del gobierno pagan una contribución patronal a base de su nómina… la aportación patronal, que no era suficiente, se supone que era más pero eso es lo que el gobierno decidió aportar. Los tres mil millones que produjeron los bonos son los tres mil millones que todavía le quedan al sistema de retiro. Si no fuera por eso, tendría ya hoy cero activos. O sea que el dinero está ahí y el dinero se paga con una parte pequeña de la aportación patronal. Por eso no entiendo tu pregunta, porque esto era algo bien estructurado según la ley y las leyes actuales. Los bonos de pensiones están pagando, esos no han dejado de pagar, pero lo que el gobierno pretende es ‘eso no te lo voy a pagar’, después que nosotros dimos tres mil millones al sistema de retiro a cambio de una porción. No lo han hecho todavía porque hay un contrato, entonces tienen que violar ese contrato para parar el pago y de alguna manera ellos no quieren pagar ninguna deuda.

Una vez dejó el gobierno, a qué se dedica.

Pues mira, yo mi único plazo en el gobierno fue de 2005 al 2008, y yo antes de eso trabajé en la industria financiera en consultoría y después de eso volví a mi consultoría en Sandoval Advisor. Yo trabajo para mí y estoy colaborando con Bonistas del Patio; yo estoy dirigiendo el esfuerzo.

  • Josem Raviles

    Yo no entiendo por qué se le hace tan difícil a estos bonistas entender que lo que hicieron fue una inversión con todo el riesgo que pueda tener una inversión financiera, aún con garantías ”constitucionales”. En esas inversiones, igual que cualquier otra inversion –negocios, industrias, incluso depósitos bancarios– pueden ganar (como es el caso casi siempre) pero también pueden perder. Como para casi todo en la vida, tiene que llevar los dos sacos.
    Si su inversión hubiera sido en Wall Street, en acciones y ese tipo de instrumentos, y los índices bajan miles de puntos –como pasó recientemente con motivo del Brexit– no se quejarían, lo sufrirían pero no dirían ni pio, ni se atreverían ir al Congreso a pedir una Junta para Wall Street. Aaah, pero para la colonia si se puede ir donde los cangrimanes a pedir una Junta que venga a arreglar el desbarajuste colonial y así ellos puedan recuperar su inversión con intereses.

  • aixab

    Soy bonistas de los de sudor y sangre. De esos que guardaron para el futuro en vez de gastarlo todo. Aun así y que como es justo no quisiera perder ese dinero todo, digo lo siguiente; No me voy a unir a ninguno de esos grupos, no me ofrecen confianza por su recalcitrancia y por la trayectoria de sus miembros y a hoy PR sigue siendo primero para mí!