Arte y acreedores: las tácticas del mediador de la deuda de Detroit

Detroit estaba en quiebra hace cuatro años y hoy parece dar señales de recuperación fiscal. Por lo menos la hoja de balance así lo indica, aun cuando la pobreza y las casas dilapidadas te abofetean la cara al salir del centro de la ciudad. Por los últimos dos años la población ha aumentado en Detroit, por primera vez en décadas. Y los ingresos de la ciudad están aumentando.

Art and creditors: tactics from Detroit’s debt mediator

The Detroit Industry mural of the Mexican painter Diego Rivera rises magnificent, grandiose, at the atrium of the Detroit Institute of Arts (DIA). Inspired by the dynamics of a Ford factory, one of the most important automobile companies in the city, the monumental fresco of 1933 depicts, in four 360 walls composed of 27 panels, the workers of the auto industry surrounded by mechanization in production lines, monitored by managers, in contrast to indigenous figures and scenes exploring great human and capitalism dilemmas from Rivera’s Marxist stance. Some consider Detroit Industry as the best example of Mexican mural art in the United States, and the artist identified the piece as the best work of his career. It is the most striking work in a collection of 66,000 creations, which includes the acclaimed van Gogh, Renoir, Cézanne, Degas, Rodin, Warhol and Miró. Valued in $8.5 billion, the DIA collection was in danger of being sold to pay Detroit’s public debt, and after court battles and a fundraising marathon that ended in a deal called The Grand Bargain, is now protected in a public trust, a legal move that gave breathing air to the city pension system.

Casas acreditadoras se cuelgan año tras año en evaluación federal

Los hallazgos del informe publicado la semana pasada, y que cubre el período del 1 de enero de 2015 al 31 de diciembre de 2015, son muy similares a los del año anterior, encontró el Centro de Periodismo Investigativo (CPI). En el nuevo informe se destacan la falta de controles y supervisión, el desapego a las normas internas, la violación de reglamentos de la SEC y los conflictos de interés entre las divisiones de las casas acreditadoras, y entre estas empresas y sus clientes.

Fondos de cobertura compraron el 67% de los bonos chatarra de Puerto Rico en 2014

Entre estos 114 fondos de cobertura, se encuentran fondos buitre que, según define la Organización de las Naciones Unidas, son empresas que adquieren deuda en incumplimiento o en dificultades con el objetivo de lograr un alto rendimiento o retorno de inversión, y lo hacen mediante compra, cesión o alguna otra transacción, como pudieran ser sentencias judiciales.

Bonistas y gobierno se enredan en laberinto de demandas

Este jueves, 3 de noviembre habrá una vista ante el juez federal Francisco Besosa donde se verá la demanda consolidada de Peaje Investment, Assured Guaranty y Altair Global que buscan que se levante la suspensión de litigios que impuso PROMESA y que se restituyan fondos que alegadamente el gobierno movió entre agencias para evitar pagos de deuda.

Se activa la diáspora ante primera reunión pública de la Junta de Control Fiscal

La reunión pública no duró media hora y tuvo más bien el formato de una conferencia con libreto, en la cual las decisiones tomadas por unanimidad no admitieron ninguna discusión y se aprobó un reglamento poco preciso y genérico, que tiene el resultado de dar amplio margen a la JCF a tomar decisiones sin cortapisas. Un grupo de la diáspora se manifestó afuera y adentro de la sala donde se montó la sesión. Conoce su punto de vista.

Vista federal con bonistas en medio del apagón

Aunque la tensión entre los bandos era obvia y el país recién despertaba con un apagón monumental, la mañana del primer día de vistas comenzó relajada, con el juez federal Besosa enumerando en tono burlón las relaciones potencialmente conflictivas que tiene con algunos de los abogados que representan a la parte demandante; como el bufete Adsuar, Muñiz, Goyco, Seda & Pérez-Ochoa, del que Besosa fue socio fundador y que representan en este caso a la aseguradora de bonos National Public Finance Corporation. En son de broma, desde lo alto del estrado, el juez Besosa preguntó a los abogados de esa firma si en verdad pensaban ganar el caso cuando Pérez-Ochoa le había quitado su puesto en ese bufete.