Un programa de ayuda personalizada de FEMA no cumple con lo prometido

Un programa federal para enlazar a los damnificados del huracán María con las ayudas que necesitan dejó contratos millonarios para organizaciones sin fines de lucro, en su mayoría de Estados Unidos, y decepción entre quienes creyeron que al fin superarían la crisis en la que quedaron tras el desastre. La Agencia Federal para el Manejo de Emergencias (FEMA, en inglés) anunció en el verano de 2018 un programa de manejo de casos, el Disaster Case Management Program, y proveyó más de $70 millones en subvenciones para nueve organizaciones sin fines de lucro que debían trabajar mano a mano con los sobrevivientes para elaborar un plan de recuperación y llevarlo a término. Pero una investigación del Centro de Periodismo Investigativo (CPI) encontró que, pese al ingente gasto de fondos públicos, prácticamente la mitad de los casos que se abrieron no completaron el proceso, hubo duplicidad de trabajo y, aunque trajo buenos salarios para quienes laboraron durante el año y medio que duró, el programa cerró y muchos damnificados seguían con las mismas necesidades que cuando comenzó. Como Mercedes Milagros Peña, quien en junio de 2019 esperaba por que se materializara la promesa de ayuda que recibió de una manejadora de casos. Esa asistencia para reparar su casa en el sector Villa Hugo II de Canóvanas nunca llegó.

La hermana del director de COR3 en el liderazgo de compañía con millones en contratos de recuperación

Bajo la dirección de Ottmar Chávez Piñero en la Oficina Central de Recuperación, Reconstrucción y Resiliencia (COR3), la compañía Tidal Basin Caribe, de la que su hermana Frances Chávez Piñero es directora de operaciones en Puerto Rico, ha obtenido contratos millonarios para servicios de consultoría sobre el mismo proceso de recuperación que gerencia su hermano desde el Gobierno de Puerto Rico. El Centro de Periodismo Investigativo (CPI) encontró que Tidal Basin Caribe, que no había sido contratada antes por el Gobierno, tiene contratos con la Autoridad de Energía Eléctrica (AEE) y la Corporación del Proyecto Enlace del Caño Martín Peña que suman $10 millones y fueron otorgados entre octubre del 2019 y septiembre de este año. Los contratos relacionados con proyectos de recuperación son reembolsados con el dinero que otorga la Agencia Federal de Manejo de Emergencia (FEMA, en inglés) a través del COR3. En octubre de 2019, mientras Ottmar Chávez Piñero tenía también el sombrero de Representante Autorizado del Gobierno ante FEMA y de administrador de la Administración de Servicios Generales, la compañía donde su hermana es directora de operaciones obtuvo el contrato de la AEE por $6 millones para asesoría en procesos de recuperación y formulación de proyectos.  La vigencia del contrato que la AEE otorgó a Tidal Basin Caribe en octubre de 2019 era de apenas tres meses, pero fue enmendado en tres ocasiones para sumar $9.9 millones y extenderse hasta septiembre de 2020.

Geologists in Puerto Rico have been unlicensed during seismic emergency period due to government inefficiency

Puerto Rico learned the importance of the geology profession with the seismic events that took place between December and January in the southern part of the island. The advice of geologists has been needed several times since the beginning of 2020. However, geologists have been working in Puerto Rico for at least three years without an active Board of Examiners, which is supposed to regulate the profession and grant licenses. According to four geologists consulted, the Board of Examiners of Geologists of Puerto Rico began to disappear during the previous government administration and five years later, the government has not activated it, putting at risk one of the most relevant professions in a territory that for the past two and a half years has experienced significant geophysical changes due to hurricanes in 2017, accelerated coastal erosion, and earthquakes. Although the general information and contact number for the Board of Examiners of Geologists appears on the official State Department website, the regulatory body is not active.

Nuevo coordinador federal de desastres satisfecho con cómo FEMA ha manejado la recuperación en Puerto Rico

José Baquero Tirado, el nuevo coordinador federal de recuperación en desastres (FDRC, en inglés) para Puerto Rico y las Islas Vírgenes de Estados Unidos, no cree que haya que cambiar la receta que ha implementado la Agencia Federal para el Manejo de Emergencia (FEMA, en inglés) en el proceso de obligación y desembolso de fondos para la reconstrucción tras los huracanes Irma y María en 2017. Esto, a pesar de que, a tres años del evento, se ha desembolsado el 66.8% de los $20.8 mil millones que hasta agosto de este año habían sido aprobados por FEMA para la recuperación de Puerto Rico. La opinión de Baquero Tirado — nombrado como FDRC el pasado 31 de agosto — se da cuando en Puerto Rico todavía hay sectores con infraestructuras destruidas y no se han obligado los fondos necesarios para reconstruir villas pesqueras, edificios claves en la Universidad de Puerto Rico y escuelas. Además, puentes siguen dañados, semáforos continúan sin funcionar y edificios de valor histórico se tambalean a su suerte. A esto se suma la lentitud en el desarrollo de obras de infraestructura de servicios esenciales de agua, electricidad, educación y salud, que aún esperan por que la agencia obligue el dinero necesario para su desarrollo o que, en algunos casos, sean desembolsados por la Oficina Central de Recuperación, Reconstrucción y Resiliencia (COR3, en inglés).

Recurrent Trauma: The effects of Climate Change on Mental Health in Puerto Rico

Rafael Negrón Santos did not lose his home or his job after Hurricane María, but the storm was the end of his relationship with his partner. The struggle to survive in the days and weeks that followed, coupled with the despair caused by life without electricity, the frustration at the number of deaths that the government refused to acknowledge, and the time he devoted to taking care of his mother’s needs, weakened communication with his partner. One day he came home, and she was gone. The number of stress factors he faced took a toll on his mental health. In the months that followed, he lost his appetite, lost nearly 40 pounds, and had panic attacks.

The Use of only 2% of CDBG-DR Available Funds Shows Puerto Rico Government’s Slow Spending

Of the $20.2 billion recovery funds allocation granted after Hurricane María through the Community Development Block Grant Disaster Recovery program (CDBG-DR), Puerto Rico has been approved to use only 16%, or, $3.2 billion. Of the money available, the government had used a mere 2%, as of June 30, the end of fiscal year 2020. The bureaucratic process and restrictions by the U.S. Department of Housing and Urban Development (HUD), coupled with the government of Puerto Rico’s ongoing staffing and planning changes, influence the delay in the disbursement of money, the Center for Investigative Journalism (CPI, in Spanish) found. Some $67 million had been disbursed, at the end of the fiscal year, on June 30, according to the federal interagency Recovery Support Function Leadership Group (RSFLG), that is, 76% of what was projected by the 2020 Fiscal Plan certified by the Fiscal Control Board. Some of the recovery projects have been shifted to a different agency in charge; others have been canceled.