Pedro Pierluisi: “Estamos culminando el plan para utilizar efectivamente los $2,300 millones que asignó FEMA para la reparación y reconstrucción de escuelas”.

Aunque el gobernador Pedro Pierluisi Urrutia aseguró que “estamos culminando el plan para utilizar efectivamente los $2,300 millones que asignó FEMA para la reparación y reconstrucción de escuelas” en su primer Mensaje de la Situación del Estado, el Departamento de Educación (DE) todavía no ha escogido una firma de gerencia de proyectos, necesaria para desarrollar el plan maestro para las obras permanentes en las escuelas públicas.  

La asignación de $2,300 millones de la Agencia Federal para el Manejo de Emergencias (FEMA en inglés) a través de la estrategia de subvención acelerada (FAAST en inglés) requiere que se desarrolle el plan maestro a través de una Oficina de Gestión de Proyectos (Program Management Office o PMO), que incluirá los servicios de un planificador. La solicitud de propuestas para contratar dichos servicios fue publicada por el DE el 4 de diciembre de 2020. Una vez se haga el plan maestro, tanto la Oficina de Recuperación y Reconstrucción (COR3) como FEMA deben aprobarlo para que entonces el planificador contratado evalúe y recomiende firmas de arquitectura e ingeniería para las obras en los planteles. De un plan de trabajo sometido por Educación a FEMA se desprende que una vez contratado el PMO, el desarrollo del plan toma alrededor de seis meses antes de presentarlo para discusión pública. Educación dijo que todavía se encuentra en la fase final para escoger entre cinco proponentes para “administrar de manera efectiva y eficiente las complejidades del proyecto y reglas aplicables a los fondos obligados”.

Retrasada la carrera para reabrir las escuelas públicas

Sobran mascarillas y alcohol, pero no hay separadores de acrílico en ninguna, y en 31% de las escuelas encuestadas que se espera que reciban estudiantes a partir de este próximo miércoles, según había anunciado el gobernador Pedro Pierluisi Urrutia, no se había completado la limpieza y desinfección de áreas. Una muestra de 53 de las 114 escuelas en la lista del DE para recibir estudiantes a partir del 10 de marzo reflejó que 27% todavía no tenía su plantilla de maestros completa, 22% no contaba con psicólogos escolares y 20% esperaba por conserjes. Los resultados surgen de un sondeo que realizó el Centro de Periodismo Investigativo (CPI), desde el pasado miércoles hasta este lunes, entre los directores de las escuelas identificadas para comenzar el modelo híbrido de enseñanza. A dos meses de que termine el año escolar, el intento del Gobierno por reiniciar las clases en el sistema público, sólo cuatro de las 115 escuelas que se pretendía abrir tienen una certificación final de un epidemiólogo y 59 tienen una autocertificación preliminar, lo que en realidad representa un 4% del universo de escuelas del Departamento de Educación. El proceso de reapertura pone al descubierto las deficiencias históricas que enfrentan los estudiantes en el inicio de clases, a las que se suman los requisitos establecidos en el protocolo del Departamento de Salud para la prevención del COVID-19, que apenas se circuló a los directores escolares hace dos semanas.

Buying of Closed Schools Accelerated in 2019 and It Was a Good Deal for Some Investors

A good shove to the rusty gate and ducking woodbrush and debris to get to the back of the main building is enough to gain access inside, which is doorless. From the third floor, the windowless classrooms of the Carmen Gómez Tejera School in Aguadilla frame Desecheo Island, while an old sugar dock can be seen through the gap facing North. Time and saltpeter have not rubbed out the paint in some of the school’s hallways where slogans like “Your values are important” or “My trust is placed in you” remain. The US real estate firm The Morgan Reed Group bought for $780,000, the school, built in 1929 located on Agustín Stahl Street, with a privileged view of the Atlantic and on land that holds a pre-Hispanic and colonial site, to develop a 150-room hotel . The purchase of the Carmen Gómez Tejera School included the neighboring Rafael Del Valle School, built in 1925.

Se aceleró la compra de escuelas cerradas en 2019, y fue un buen negocio para algunos inversionistas

Un buen empujón al portón oxidado, esquivar la maleza y los escombros hasta llegar a la parte posterior del edificio principal es suficiente para acceder a su interior, que está sin puertas. Desde el tercer piso, los salones ya sin ventanas de la Escuela Carmen Gómez Tejera en Aguadilla enmarcan la isla Desecheo, mientras que al mirar hacia el norte, se aprecia por el hueco un antiguo muelle de azúcar. En la escuela el tiempo y el salitre no han borrado la pintura de algunos pasillos donde todavía se puede leer “Tus valores cuentan” o “Mi confianza está puesta en ti”. Por $780,000 la firma de bienes raíces estadounidense The Morgan Reed Group compró la escuela construida en 1929 ubicada en la calle Agustín Stahl, con una vista privilegiada al Atlántico y sobre suelos que albergan un yacimiento prehispánico y colonial, para el desarrollo de un hotel de 150 habitaciones. La compra de la Escuela Carmen Gómez Tejera incluyó el vecino plantel Rafael Del Valle, construido en 1925.

Another Year, Another School: The Trauma and Lag Overlooked by the Department of Education

They changed schools three times in three years. That is what Zadiel and David’s education has been like. The first lives in Sabana Grande in the southern region, and had to move from the Francisco Vázquez Pueyo school to the Segunda Unidad David Antongiorgi Córdova. Now he takes online classes as a student in the Santiago Rivera Vocational School in Yauco. The latter lives in San Juan in the North, and his migration has been from the Sofía Rexach School to the Fray Bartolomé de las Casas school, to the Manuel Elzaburu y Vizcarrondo School, where he is enrolled in elementary level of the Montessori method .

Una mudanza al año: el trauma y el rezago ignorados por el Departamento de Educación

Tres mudanzas de escuela en tres años. Esa ha sido la experiencia educativa de Zadiel y David. El primero vive en Sabana Grande, y ha tenido que moverse de la escuela Francisco Vázquez Pueyo a la Segunda Unidad David Antongiorgi Córdova. Ahora toma clases en línea como estudiante de la Escuela Vocacional Santiago Rivera de Yauco. El segundo vive en San Juan, y su peregrinación ha sido de la escuela Sofía Rexach a la escuela Fray Bartolomé de las Casas hasta terminar en la escuela Manuel Elzaburu y Vizcarrondo, donde cursa el Taller I en la filosofía Montessori.