Se desinfla la promesa millonaria para combatir la pobreza infantil en Puerto Rico

Un mes después de juramentar como gobernador, Pedro Pierluisi, compartió las prioridades presupuestarias de su administración para el 2021-22 prometiendo una asignación de $5.5 millones para combatir la pobreza infantil. Tres meses más tarde, esa partida se redujo a $1.2 millones para un “proyecto piloto”, según se desprende de la resolución de presupuesto para el año fiscal. Para sorpresa de nadie, La Fortaleza responsabilizó a la Junta de Control Fiscal por el recorte, sin que fuera retado en el presupuesto presentado por el Ejecutivo a la Legislatura. En una carta del 10 de mayo, la entidad aprobó la solicitud del Gobernador para reconsiderar la asignación para el proyecto por $1.2 millones. La Oficina de Gerencia y Presupuesto (OGP) no ha hecho público el tracto de las enmiendas que Pierluisi hizo a su presupuesto para saber si el Gobierno protestó en contra de esta reducción.

Azul el rastro de los fondos otorgados a Educación por las emergencias

Los fondos federales asignados al Departamento de Educación (DE) en los pasados cuatro años tras las emergencias por los huracanes Irma y María, los terremotos y el COVID-19 prácticamente duplican el presupuesto asignado a la agencia para el año fiscal 2021 que provino del Fondo General. Pero, de los $6,637,520,924 asignados por todas las emergencias, sólo se ha usado un 9% o $595,840,861. Los cambios de mando en la cúpula de la agencia, la burocracia, el historial de corrupción y el gobierno obstruccionista del expresidente Donald Trump se han conjugado para este atraso, mientras la mayoría de los pocos contratos firmados hasta la fecha con estos fondos son con donantes del Partido Nuevo Progresista (PNP). https://public.flourish.studio/visualisation/6061259/

A dos años del huracán María, los materiales y textos nuevos adquiridos con fondos del Programa de Ayuda Inmediata para Reiniciar Operaciones Escolares (Restart en inglés) llegaron a la Escuela Agripina Seda, donde en enero de 2020 quedaron atrapados entre escombros “sin salir de las cajas” tras el colapso del plantel ubicado en Guánica a raíz de los terremotos, confirmó la maestra de ciencias, Zenaida Feliciano, al Centro de Periodismo Investigativo (CPI). Esta es sólo una muestra de la lentitud con la que se desembolsan e invierten fondos federales asignados para atender emergencias, y de la ineficiencia del DE en sus procesos de adquisición y manejo de fondos, algo que han señalado la Oficina del Inspector General y el Departamento de Educación federal, a tal punto que se exigió un síndico que la agencia de Puerto Rico demoró dos años en contratar.

Pedro Pierluisi: “Estamos culminando el plan para utilizar efectivamente los $2,300 millones que asignó FEMA para la reparación y reconstrucción de escuelas”.

Aunque el gobernador Pedro Pierluisi Urrutia aseguró que “estamos culminando el plan para utilizar efectivamente los $2,300 millones que asignó FEMA para la reparación y reconstrucción de escuelas” en su primer Mensaje de la Situación del Estado, el Departamento de Educación (DE) todavía no ha escogido una firma de gerencia de proyectos, necesaria para desarrollar el plan maestro para las obras permanentes en las escuelas públicas.  

La asignación de $2,300 millones de la Agencia Federal para el Manejo de Emergencias (FEMA en inglés) a través de la estrategia de subvención acelerada (FAAST en inglés) requiere que se desarrolle el plan maestro a través de una Oficina de Gestión de Proyectos (Program Management Office o PMO), que incluirá los servicios de un planificador. La solicitud de propuestas para contratar dichos servicios fue publicada por el DE el 4 de diciembre de 2020. Una vez se haga el plan maestro, tanto la Oficina de Recuperación y Reconstrucción (COR3) como FEMA deben aprobarlo para que entonces el planificador contratado evalúe y recomiende firmas de arquitectura e ingeniería para las obras en los planteles. De un plan de trabajo sometido por Educación a FEMA se desprende que una vez contratado el PMO, el desarrollo del plan toma alrededor de seis meses antes de presentarlo para discusión pública. Educación dijo que todavía se encuentra en la fase final para escoger entre cinco proponentes para “administrar de manera efectiva y eficiente las complejidades del proyecto y reglas aplicables a los fondos obligados”.

Retrasada la carrera para reabrir las escuelas públicas

Sobran mascarillas y alcohol, pero no hay separadores de acrílico en ninguna, y en 31% de las escuelas encuestadas que se espera que reciban estudiantes a partir de este próximo miércoles, según había anunciado el gobernador Pedro Pierluisi Urrutia, no se había completado la limpieza y desinfección de áreas. Una muestra de 53 de las 114 escuelas en la lista del DE para recibir estudiantes a partir del 10 de marzo reflejó que 27% todavía no tenía su plantilla de maestros completa, 22% no contaba con psicólogos escolares y 20% esperaba por conserjes. Los resultados surgen de un sondeo que realizó el Centro de Periodismo Investigativo (CPI), desde el pasado miércoles hasta este lunes, entre los directores de las escuelas identificadas para comenzar el modelo híbrido de enseñanza. A dos meses de que termine el año escolar, el intento del Gobierno por reiniciar las clases en el sistema público, sólo cuatro de las 115 escuelas que se pretendía abrir tienen una certificación final de un epidemiólogo y 59 tienen una autocertificación preliminar, lo que en realidad representa un 4% del universo de escuelas del Departamento de Educación. El proceso de reapertura pone al descubierto las deficiencias históricas que enfrentan los estudiantes en el inicio de clases, a las que se suman los requisitos establecidos en el protocolo del Departamento de Salud para la prevención del COVID-19, que apenas se circuló a los directores escolares hace dos semanas.