“Los planes que tenía el gobierno eran para enfrentar un huracán categoría 1”.

El Comisionado del Negociado de Manejo de Emergencias, Carlos Acevedo atribuyó las fallas del gobierno durante la respuesta tras María a que “los planes que tenía el gobierno eran para enfrentar un huracán categoría 1”, según dijo en una entrevista con el Centro de Periodismo Investigativo. El funcionario sostuvo que ni el gobierno de Puerto Rico, ni el federal, ni el sector privado estaban preparados para un evento atmosférico de la magnitud del ciclón ya que los planes de emergencia estaban basados en las experiencias de huracanes previos. “Yo siempre lo he dicho desde que tomé las riendas del Negociado, que Puerto Rico tenía un plan para un huracán categoría 1 que es lo Puerto Rico realmente ha vivido por los últimos años”, aseguró Acevedo al Centro de Periodismo Investigativo (CPI). Señaló, que el desastre más reciente que se pudo haber utilizado como referencia fue el huracán Katrina pero, de acuerdo con el funcionario, Puerto Rico no tenía un plan basado en ese escenario porque no se pensaba en un huracán categoría cinco azotando la isla. Acevedo dijo al CPI que el plan utilizado para manejar la emergencia en María fue preparado por la pasada administración y no contemplaba aspectos que se tuvieron que atender, como la distribución de combustible y el colapso total de las comunicaciones; lo que alegadamente provocó que la Agencia Federal de Manejo de Emergencias (FEMA) tuviera que tomar control del operativo de respuesta.

Donald Trump: “The job that FEMA and law enforcement and everybody did, working along with the Governor in Puerto Rico, I think was tremendous. I think that Puerto Rico was an incredible, unsung success.”

Leaving aside the speculation and perceptions, there is overwhelming evidence, issued by federal agencies, that states that the U.S. government failed in its response to Hurricane María in Puerto Rico, even though it had plans in place to effectively tackle it and had even rehearsed for it, the Center for Investigative Journalism (CPI) found. Criticism to the Trump administration began only days after Maria’s eye made its way across the island, due to the slow response of federal agencies while on his Twitter account, the President downplayed the issue. During his visit to Puerto Rico and in all of his subsequent remarks, Trump praised the work of federal agencies, rebuking criticism of the political opposition, namely Democrats and the mayor of San Juan, Carmen Yulín Cruz. Almost a year after the storm and as a result of the preparations by the federal government for Hurricane Florence’s landfall in North Carolina, Trump once again commended the response of his administration on the Island. After meeting with senior officials of the Department of Homeland Security and the Federal Emergency Management Agency (FEMA), he insisted that the federal government did a tremendous job in Puerto Rico, describing it as an “unsung success” that was full of challenges.

Donald Trump: “El trabajo que hicieron FEMA y las fuerzas del orden público, y todo el mundo que estuvo trabajando junto con el gobernador en Puerto Rico, creo que fue tremendo. Yo creo que fue un éxito increíble no reconocido”.

Más allá de especulaciones y percepciones, existe evidencia contundente producida por las mismas agencias federales que establece que el gobierno de Estados Unidos falló en su respuesta al huracán María en Puerto Rico, a pesar de que tenía planes en sitio para atenderla con efectividad e incluso había hecho un simulacro, encontró el Centro de Periodismo Investigativo (CPI). Las críticas a la administración Trump iniciaron a solo días de que el ojo de María cruzara la isla, debido a la lenta respuesta de las agencias federales, mientras que en su cuenta de Twitter el presidente minimizaba la ola de cuestionamientos. En sus declaraciones durante su visita a la Isla y en todas sus expresiones posteriores, Trump elogió la labor de las agencias adjudicando las críticas a la oposición política, en particular a los demócratas y a la alcaldesa de San Juan, Carmen Yulín Cruz. A casi un año del ciclón y como consecuencia de los preparativos federales para el impacto del huracán Florence en Carolina del Norte, Trump defendió nuevamente la gestión de sus agencias en la Isla. Luego de una reunión con altos funcionarios del Departamento de Seguridad Nacional y la Agencia Federal para el Manejo de Emergencias (FEMA), insistió en que el gobierno federal hizo un tremendo trabajo en Puerto Rico, y lo calificó como un “éxito no reconocido” que estuvo lleno de retos.

Detenidos en la legislatura proyectos para atender fallas tras el huracán María

Varias piezas legislativas que proponen cambios para corregir el manejo y el registro de las muertes relacionadas con un desastre natural están en el limbo en la Asamblea Legislativa. Las recomendaciones principales sobre este tema que hace el estudio de la Universidad George Washington, por el que el gobierno pagó $305,000, ya habían sido hechas por la legislatura.

Government of Puerto Rico did not follow federal guideline to certify post-María deaths

The government of Puerto Rico did not follow guidelines from the Center for Disease Control and Prevention (CDC) in Atlanta to fill out death certificates after Hurricane María, which suggests attaching a special form to link the death to a natural disaster. The Center for Investigative Journalism (CPI, for its initials in Spanish) discovered that the federal agency waited 36 days after the hurricane to send the documents, which include the special form, to the Puerto Rico Health Department and the Demographic Registry. “The correct protocol and laws where used,” insisted Héctor Pesquera, Secretary of Public Security, in November, after questions arose about the official numbers of deaths related to the emergency. At that time, when asked about the lack of a clear protocol for accounting deaths, Gov. Ricardo Rosselló told BuzzFeed News: “It’s ok [the protocol], that is not the case. There are clear criteria.” He added that the officials had been “working on that and they have been meeting with hospitals, crematoriums, Forensics Sciences and they have already distributed the protocol.”

However, the CDC guidelines suggest that each standard death certificate have an attached form titled Epidemiological Disaster Mortality Surveillance.

El gobierno de Puerto Rico no siguió la guía federal para certificar muertes tras María

Este formulario permite incluir información sobre las circunstancias específicas del deceso, detallar quién recuperó el cuerpo, si la causa de la muerte está confirmada o no, y si el deceso tiene relación directa, indirecta, posible o indeterminada con el desastre. Incluye además derrumbe estructural, electrocución, ahogamiento, caída e intoxicación entre las causas específicas del deceso.

La administración Rosselló maneja de forma arbitraria los datos de las muertes tras María

El gobierno miente y lo sabe. El manejo irregular de los datos de los fallecidos tras el paso del huracán María persigue a la administración de Ricardo Rosselló. La magnitud del problema ha aumentado en el ojo público internacional como una bola de nieve, a consecuencia de la falta de transparencia deliberada que, en el caso de los muertos, inició a solo días del fenómeno atmosférico. Tomó meses de cobertura noticiosa, tres demandas, análisis de múltiples expertos, un estudio de la Universidad de Harvard y que el gobernador Ricardo Rosselló fuera confrontado en la cadena de televisión estadounidense CNN sobre la falta de acceso a los datos de las muertes luego del huracán, para que el Registro Demográfico hiciera públicas unas tablas con las cifras globales de los decesos por mes hasta mayo de 2018. Esta información se queda corta ante el reclamo que desde el año pasado viene haciendo el Centro de Periodismo Investigativo (CPI) para conocer todos los datos en poder del gobierno sobre los fallecimientos ocurridos en Puerto Rico y sus causas.