La generación del “yo no me dejo” exige la renuncia de Ricardo Rosselló

La falta de liderato y de poder de convocatoria masiva de las organizaciones de la sociedad civil, dan paso a las multitudes en movimiento que, aunque sigan un mismo fin, se organizan y se desplazan de forma fragmentada, orgánica e impredecible. Todo el mundo aquí pide la renuncia del Gobernador y sin embargo, la “generación del yo no me dejo” no tiene esperanza en ninguno de los posibles sustitutos.

The pillage of public funds in Puerto Rico going on behind the chat

Elías Sánchez, Carlos Bermúdez and Edwin Miranda have generated millions through their businesses and have decided much of what has happened in the government in terms of hiring, firing and public projection since Rosselló-Nevares took office in January 2017, the sources agree. In Sánchez’s case, there are also inappropriate and illegal interventions with cabinet secretaries.

El saqueo a los fondos públicos detrás del chat

Elías Sánchez, Carlos Bermúdez y Edwin Miranda han generado millones a través de sus negocios y han decidido buena parte de lo que ha pasado en el Gobierno en términos de contrataciones, despidos y proyección pública desde que Rosselló Nevares asumió el cargo en enero de 2017, coinciden las fuentes. En el caso de Sánchez, también hay intervenciones indebidas e ilegales con secretarios de gabinete.

Gobiernan un país que no conocen 

Día tras otro, el líder de la Manada, el propio gobernador Ricardo Rosselló pide perdón, dice que cometió un error, que no lo vuelve a hacer. Como si lo que revelaron las casi 900 páginas de sus conversaciones electrónicas privadas, con las personas más allegadas a él, — dentro y fuera del gobierno — fuese algo que podríamos llamar error. 

Las 889 páginas de Telegram entre Rosselló Nevares y sus allegados

Los participantes discutían temas de política pública e información privilegiada frente a personas que no tienen una relación oficial con el Gobierno. Los intercambios — que van desde finales de 2018 al 20 de enero de este año — también muestran la fijación y manipulación de sondeos políticos para adelantar la imagen pública del Gobernador y su administración.

Putas y gatitas

Muchos, de derecha y de izquierda, vociferarán su rechazo, pero en lo íntimo, saben que también, con sus amigos, hablan de putas y gatitas. Hablan así de sus jefas, de sus compañeras de clase, de las manifestantes en el Capitolio y La Fortaleza. Esa hipocresía es el germen de la violencia a las mujeres.