A un año de María, el CPI convoca a un pase de balance multisectorial

Ante un nutrido grupo de periodistas de Puerto Rico, Estados Unidos, líderes comunitarios, organizaciones sin fines de lucro y público general, abrió anoche el evento 365 Días de María, convocado por el Centro de Periodismo Investigativo (CPI). El evento tiene el propósito de realizar un amplio análisis del impacto que tuvo y sigue teniendo el huracán María en Puerto Rico.  La jornada comenzó, siguiendo una tradición que inició el CPI desde su fundación, de ofrecer una conferencia magistral anual, esta vez con la conferencia titulada “Los muertos hablan”, por la cofundadora del Centro, Omaya Sosa Pascual, seguida de un panel de reacción moderado por Oscar Serrano, coordinador del programa de transparencia y también cofundador del CPI.  “365 DÍAS DE MARÍA” tiene lugar  en el Centro de Convenciones de Puerto Rico, espacio que sirvió el año pasado como Centro de Operaciones de Emergencia del gobierno, y como centro de trabajo para decenas de periodistas de la isla y extranjeros. Una serie de conferencias, paneles de discusión y talleres abordarán una amplia gama de temas obligados en el marco del primer aniversario del paso del huracán María por Puerto Rico, tales como la cobertura noticiosa, la rendición de cuentas gubernamental y la recuperación de las comunidades.

Mortal el riesgo para los pacientes de diálisis un año después del huracán María

Comienzas a sentir picor en la piel, tu cuerpo se hincha, se te entumecen los dedos, te falta el aire, llega el cansancio y alguna úlcera abierta comienza dejar correr los fluidos. Las probabilidades de morir crecen. La ansiedad y el estrés se complican. Este es el cuadro al que se expusieron los cerca de 6,013 pacientes de diálisis registrados en Puerto Rico por el Quality Insight Renal Network 3 (QIRN3) antes del paso del huracán María. Un año después, el número de personas con tratamientos activos se redujo a 5,928 debido, en parte, a las muertes provocadas por la interrupción extensa o racionamiento de sus diálisis, o porque tuvieron que emigrar a Estados Unidos.

Mudos los hospitales tras sus fallas por el huracán

La mortalidad en la mayoría de los hospitales de Puerto Rico se disparó tras el huracán María, llegando hasta un 450 por ciento de incremento en el peor de los casos, el del Professional Hospital en Guaynabo, reveló una investigación del Centro de Periodismo Investigativo (CPI). El aumento en el número de muertes ocurrió en 40 de los 60 hospitales que reportaron decesos alrededor de la Isla. La tendencia se mantuvo durante los tres meses que siguieron al ciclón. En los 20 hospitales restantes, se reflejaron bajas en mortalidad, pero el CPI pudo documentar que en la mitad de estos casos la merma respondió, no a la calidad de los servicios que se estaban brindando, sino a que la instalación había cerrado por completo o parcialmente, generalmente sin que el Gobierno de Puerto Rico lo informara a la ciudadanía. La investigación del CPI conllevó el análisis y comparación de las bases de datos del Registro Demográfico para el periodo del 18 de septiembre al 31 de diciembre de 2014 a 2017, así como el estudio de unos 487 testimonios de familiares de víctimas del huracán recopilados y verificados mediante documentos y entrevistas en un proyecto conjunto del CPI con qz.com y Prensa Asociada.

Donald Trump: “The job that FEMA and law enforcement and everybody did, working along with the Governor in Puerto Rico, I think was tremendous. I think that Puerto Rico was an incredible, unsung success.”

Leaving aside the speculation and perceptions, there is overwhelming evidence, issued by federal agencies, that states that the U.S. government failed in its response to Hurricane María in Puerto Rico, even though it had plans in place to effectively tackle it and had even rehearsed for it, the Center for Investigative Journalism (CPI) found. Criticism to the Trump administration began only days after Maria’s eye made its way across the island, due to the slow response of federal agencies while on his Twitter account, the President downplayed the issue. During his visit to Puerto Rico and in all of his subsequent remarks, Trump praised the work of federal agencies, rebuking criticism of the political opposition, namely Democrats and the mayor of San Juan, Carmen Yulín Cruz. Almost a year after the storm and as a result of the preparations by the federal government for Hurricane Florence’s landfall in North Carolina, Trump once again commended the response of his administration on the Island. After meeting with senior officials of the Department of Homeland Security and the Federal Emergency Management Agency (FEMA), he insisted that the federal government did a tremendous job in Puerto Rico, describing it as an “unsung success” that was full of challenges.

Donald Trump: “El trabajo que hicieron FEMA y las fuerzas del orden público, y todo el mundo que estuvo trabajando junto con el gobernador en Puerto Rico, creo que fue tremendo. Yo creo que fue un éxito increíble no reconocido”.

Más allá de especulaciones y percepciones, existe evidencia contundente producida por las mismas agencias federales que establece que el gobierno de Estados Unidos falló en su respuesta al huracán María en Puerto Rico, a pesar de que tenía planes en sitio para atenderla con efectividad e incluso había hecho un simulacro, encontró el Centro de Periodismo Investigativo (CPI). Las críticas a la administración Trump iniciaron a solo días de que el ojo de María cruzara la isla, debido a la lenta respuesta de las agencias federales, mientras que en su cuenta de Twitter el presidente minimizaba la ola de cuestionamientos. En sus declaraciones durante su visita a la Isla y en todas sus expresiones posteriores, Trump elogió la labor de las agencias adjudicando las críticas a la oposición política, en particular a los demócratas y a la alcaldesa de San Juan, Carmen Yulín Cruz. A casi un año del ciclón y como consecuencia de los preparativos federales para el impacto del huracán Florence en Carolina del Norte, Trump defendió nuevamente la gestión de sus agencias en la Isla. Luego de una reunión con altos funcionarios del Departamento de Seguridad Nacional y la Agencia Federal para el Manejo de Emergencias (FEMA), insistió en que el gobierno federal hizo un tremendo trabajo en Puerto Rico, y lo calificó como un “éxito no reconocido” que estuvo lleno de retos.

The deaths of Hurricane María

Four hundred and eighty seven stories of extreme and inhuman suffering, each one with its own name, prove that many of the deaths caused by Hurricane María could have been avoided, while revealing the causes that led to this historic rise in mortality in Puerto Rico. The latter is evidenced by the only comprehensive record available of the deaths related to the hurricane, documented by a joint investigation of the Center for Investigative Journalism (CPI), Quartz (QZ) and Associated Press (AP). The existing list is that of the Government of Puerto Rico which still includes only 64 deaths. Meanwhile, U.S. President Donald Trump — who has downplayed the magnitude of the catastrophe since the beginning and glorified his response level — said on Thursday that the estimate of deaths validated by the government of Puerto Rico and produced by George Washington University (GWU) is yet another fabrication from Democrats to make him look bad. “3000 people did not die in the two hurricanes that hit Puerto Rico.

Los muertos de María

Cuatrocientas ochenta y siete historias de sufrimiento extremo e inhumano, con nombre y apellido, prueban que muchas de las muertes por el huracán María eran prevenibles y revelan las causas que llevaron a un alza histórica en mortalidad en Puerto Rico. Esto se desprende del único registro amplio que existe de los decesos relacionados al huracán, documentados por una investigación conjunta del Centro de Periodismo Investigativo (CPI), Quartz y Prensa Asociada. La otra lista que existe es la del Gobierno de Puerto Rico que aún solo incluye 64 personas fallecidas. Mientras tanto, el presidente de Estados Unidos, Donald Trump, quien ha minimizado desde el inicio la magnitud de la catástrofe y glorificado su nivel respuesta, dijo el jueves que el estimado de muertes del gobierno de Puerto Rico, elaborado por George Washington University (GWU), es una invención de los demócratas para hacerlo lucir mal. “3,000 personas no murieron en los dos huracanes que azotaron Puerto Rico (Irma y María).

Indefinición de servicios esenciales da paso a arbitrariedad en las decisiones del Gobierno

En el salón 228 de la Escuela Intermedia Carmen Feliciano Carreras de Río Grande, Maribella Díaz imparte su última clase del día. Su hijo, Dérek Canales, permanece sentado, dibujando junto a otros dos estudiantes. Diagnosticado con ceguera y perlesía cerebral, Dérek todavía espera por su primer día de clase en el décimo grado de la Escuela Superior Isidro Sánchez de Luquillo. A casi un mes del comienzo del año escolar, el Departamento de Educación no le ha asignado un asistente de servicio ni una maestra de educación especial. Es por esto que el adolescente acompaña a su madre al trabajo hasta tanto se resuelva la situación.