Gobernador Pedro Pierluisi

Gobierno tendría que solicitar enmienda a FEMA para construir un hospital en Vieques

Un hospital no es lo mismo que una clínica médica o un centro de diagnóstico y tratamiento, según los códigos de construcción vigentes en Puerto Rico. Aunque el Municipio de Vieques y el Gobierno de Puerto Rico anunciaron su intención de construir un hospital en esa isla municipio, los fondos federales asignados hasta el momento son para reconstruir el centro de diagnóstico y tratamiento que existía antes del paso del huracán María en el 2017. Para que se construya un hospital en Vieques, el Gobierno de Puerto Rico todavía tendría que someter enmiendas al alcance del proyecto (scope of work) sometido originalmente a la Agencia Federal para el Manejo de Emergencias (FEMA, en inglés) y que estas sean aprobadas. “Los viequenses se merecen un hospital de calidad al que puedan acudir las 24 horas del día a recibir servicios médicos”, expresó el gobernador Pedro Pierluisi hace poco más de dos semanas en una conferencia de prensa al presentar el diseño conceptual del “nuevo hospital”. La Fortaleza reconoció al CPI, sin embargo, que el diseño no se ha terminado.

Salud dice que investiga vacunación a menores, por segunda vez

Hace cuatro meses, el Centro de Periodismo Investigativo (CPI) publicó una historia que revelaba que al menos 105 menores de edad fueron vacunados contra el COVID-19 por proveedores, públicos y privados, en la Isla. En aquel momento, teníamos los datos del Registro de Vacunación del Departamento de Salud hasta el 23 febrero. La información apuntaba a que 40 centros habían administrado al menos la primera dosis de la vacuna a menores de 0 a 17 años desde el 16 de diciembre de 2020 hasta el 5 de febrero de 2021. Estos casos dejaban ver que niños y adolescentes fueron vacunados cuando no se suponía, algunos incluso fuera de las guías de los Centros de Prevención y Control de Enfermedades del momento: no se podía vacunar menores de 16 años en ninguna de las fases. Cuando se le cuestionó al Departamento de Salud esta información sobre los menores de 16 años que aparecían vacunados, la agencia dijo, a través de su portavoz Lisdián Acevedo, que las fechas reflejadas en la base de datos de la agencia eran “un error” en la entrada de datos.

Sin rumbo el manejo del sargazo en Puerto Rico

En la calle Alfonso XII de la comunidad Punta Santiago en Humacao, Bermuda Vázquez, de 62 años, señala hacia la playa alfombrada con algas marinas color marrón, conocidas como sargazo. A pesar de que era un día libre en pleno verano para conmemorar la emancipación de la esclavitud en Estados Unidos, los bañistas brillaban por su ausencia. “Lo que pasa es que uno tiene miedo a contaminarse en esa agua con el sargazo que apesta. Llevo toda una vida viviendo en esta comunidad y recuerdo cuando días como hoy, venía mucha gente a la playa. Con esto del sargazo hay que adaptarse”, comentó Vázquez al Centro de Periodismo Investigativo (CPI).

FEMA Avoids Addressing Incidents of Sexual and Workplace Harassment in Its Puerto Rico Office

Invitations to sexual threesomes from bosses, unsolicited comments about clothing, sexual organs and the carrying of firearms, and even forceful kisses in the workplace are some of the types of gender-based violence incidents that Puerto Rican female employees have experienced from supervisors and co-workers in the Puerto Rico office of the Federal Emergency Management Agency (FEMA), which oversees the recovery process after Hurricanes Irma and María made landfall in 2017. The Center for Investigative Journalism (CPI, in Spanish) received and confirmed these confidences through 13 testimonies from people who work or have worked for FEMA in Puerto Rico and who decided to tell their stories after the publication in March of an investigation by this media outlet that revealed a pattern of workplace harassment in the External Affairs Office of the federal agency, with at least six cases officially reported. There is now a total of 16 cases that the CPI has documented, the majority of which are from women who have officially filed complaints against several FEMA workers in Puerto Rico for alleged situations of sexual harassment, workplace harassment, persecution, intimidation, or discrimination due to age and gender during the job recruitment process and promotion. Some of these cases, which took place between 2018 and 2020, have remained unaddressed for more than three years and in certain instances, the employer keeps the people who filed the complaint close to their alleged aggressors and they have not been given any remedies. The CPI requested reactions and interviews on this matter for every claim related to FEMA, both local, regional, and the agency’s central office, but all refused to be interviewed and responded with general statements that do not address the questions asked and the issues reported.