The pillage of public funds in Puerto Rico going on behind the chat

Elías Sánchez, Carlos Bermúdez and Edwin Miranda have generated millions through their businesses and have decided much of what has happened in the government in terms of hiring, firing and public projection since Rosselló-Nevares took office in January 2017, the sources agree. In Sánchez’s case, there are also inappropriate and illegal interventions with cabinet secretaries.

El saqueo a los fondos públicos detrás del chat

Elías Sánchez, Carlos Bermúdez y Edwin Miranda han generado millones a través de sus negocios y han decidido buena parte de lo que ha pasado en el Gobierno en términos de contrataciones, despidos y proyección pública desde que Rosselló Nevares asumió el cargo en enero de 2017, coinciden las fuentes. En el caso de Sánchez, también hay intervenciones indebidas e ilegales con secretarios de gabinete.

Los muertos hablan

El pasado 20 de septiembre, cuando cedieron los vientos de María y salí por el portón de mi casa supe que nada sería igual en Puerto Rico. En ese momento milagrosamente me entró un texto de la colega Frances Robles, del New York Times, dónde me preguntaba cuál era la historia más importante y, aunque aún no entendía bien el nivel de la devastación que había dejado atrás el huracán en menos de 12 horas, alcancé a decirle en ese último suspiro de señal, que no sabía, pero que esto era lo peor que había visto yo en mis 45 años de vida. 48 horas más tarde, ya estaba clara en lo que estaba pasando. La devastación de este huracán era de una magnitud abismalmente distinta a los anteriores en nuestra historia moderna. Como bien saben todos los que están aquí, la isla completa quedó sin electricidad, sin telefonía, sin internet, sin supermercados, sin acceso en las carreteras, sin combustible, y sin medios de comunicación.

Mudos los hospitales tras sus fallas por el huracán

La mortalidad en la mayoría de los hospitales de Puerto Rico se disparó tras el huracán María, llegando hasta un 450 por ciento de incremento en el peor de los casos, el del Professional Hospital en Guaynabo, reveló una investigación del Centro de Periodismo Investigativo (CPI). El aumento en el número de muertes ocurrió en 40 de los 60 hospitales que reportaron decesos alrededor de la Isla. La tendencia se mantuvo durante los tres meses que siguieron al ciclón. En los 20 hospitales restantes, se reflejaron bajas en mortalidad, pero el CPI pudo documentar que en la mitad de estos casos la merma respondió, no a la calidad de los servicios que se estaban brindando, sino a que la instalación había cerrado por completo o parcialmente, generalmente sin que el Gobierno de Puerto Rico lo informara a la ciudadanía. La investigación del CPI conllevó el análisis y comparación de las bases de datos del Registro Demográfico para el periodo del 18 de septiembre al 31 de diciembre de 2014 a 2017, así como el estudio de unos 487 testimonios de familiares de víctimas del huracán recopilados y verificados mediante documentos y entrevistas en un proyecto conjunto del CPI con qz.com y Prensa Asociada.

The deaths of Hurricane María

Four hundred and eighty seven stories of extreme and inhuman suffering, each one with its own name, prove that many of the deaths caused by Hurricane María could have been avoided, while revealing the causes that led to this historic rise in mortality in Puerto Rico. The latter is evidenced by the only comprehensive record available of the deaths related to the hurricane, documented by a joint investigation of the Center for Investigative Journalism (CPI), Quartz (QZ) and Associated Press (AP). The existing list is that of the Government of Puerto Rico which still includes only 64 deaths. Meanwhile, U.S. President Donald Trump — who has downplayed the magnitude of the catastrophe since the beginning and glorified his response level — said on Thursday that the estimate of deaths validated by the government of Puerto Rico and produced by George Washington University (GWU) is yet another fabrication from Democrats to make him look bad. “3000 people did not die in the two hurricanes that hit Puerto Rico.

Los muertos de María

Cuatrocientas ochenta y siete historias de sufrimiento extremo e inhumano, con nombre y apellido, prueban que muchas de las muertes por el huracán María eran prevenibles y revelan las causas que llevaron a un alza histórica en mortalidad en Puerto Rico. Esto se desprende del único registro amplio que existe de los decesos relacionados al huracán, documentados por una investigación conjunta del Centro de Periodismo Investigativo (CPI), Quartz y Prensa Asociada. La otra lista que existe es la del Gobierno de Puerto Rico que aún solo incluye 64 personas fallecidas. Mientras tanto, el presidente de Estados Unidos, Donald Trump, quien ha minimizado desde el inicio la magnitud de la catástrofe y glorificado su nivel respuesta, dijo el jueves que el estimado de muertes del gobierno de Puerto Rico, elaborado por George Washington University (GWU), es una invención de los demócratas para hacerlo lucir mal. “3,000 personas no murieron en los dos huracanes que azotaron Puerto Rico (Irma y María).

Comedy of errors: Government maintains official figure of 64 deaths

The Government of Puerto Rico did it again. Far from contributing to the transparency and clarity associated with the issue of Hurricane María-related deaths, it published a confusing, two-sentence statement in its draft of the Economic and Disaster Recovery Plan, implying that the absurd figure of 64 fatal victims had been revised in June and increased to 1,427. There was no such revision. There is no new official list of names of people killed by the storm. The mistaken way in which these two sentences are written led the The New York Times to err in a story published Thursday entitled “Puerto Rican Government Acknowledges Death Toll of 1,427,” which in turn was repeated by some of the main media outlets in the United States.

Comedia de errores: Gobierno mantiene su cifra oficial de 64 muertes

 

“¿O sea, que no se modifica la cifra oficial de 64?” – Omaya Sosa Pascual

“Al momento, no”. – Oficial de prensa del Departamento de Seguridad Pública, Karixia Ortiz

El Gobierno de Puerto Rico lo hizo otra vez. Lejos de abonar a la transparencia y a la claridad en el   delicado tema de las muertes relacionadas con el huracán María, publicó una confusa declaración de dos oraciones en el borrador del Plan de recuperación económica y de desastres dando a entender que la absurda cifra de 64 víctimas mortales había sido revisada en junio para aumentarla a 1,427. Es falso que hubo tal revisión. No existe una nueva lista oficial de nombres de fallecidos por la tormenta.