Luis Roberto Piñero: “El manufacturing tax es sumamente alto”.

VEREDICTO: FALSO

En el foro de los aspirantes a la Comisaría Residente en Washington, D.C., Luis Roberto Piñero, candidato por el Partido Independentista Puertorriqueño, dijo que “el manufacturing tax es sumamente alto” para aquellos empresarios locales que intentan producir materia prima. “Uno de los problemas que hay en Puerto Rico es que los empresarios puertorriqueños pueden conseguir una materia prima muy económica en distintos puntos de Puerto Rico, pero al producirlo aquí, el manufacturing tax es sumamente alto. Eso cuando se compara con traer el producto hecho de Estados Unidos, no es conveniente para el empresario puertorriqueño hacerlo aquí”, dijo el candidato. Las expresiones de Roberto Piñero se dieron tras proponer reducir ese impuesto que citó e imponer uno a los productos hechos en Estados Unidos. El “manufacturing tax”, no existe.

ALEXANDRA LÚGARO: “Bajo el Plan Arbona en el ‘74, éramos el sistema 14 del mundo”.

VEREDICTO: Falso

Alexandra Lúgaro, candidata a la gobernación por el Movimiento Victoria Ciudadana (MVC), dijo durante el debate “Infraestructura 2030” que bajo el Modelo Arbona, Puerto Rico figuró decimocuarto en el escalafón de sistemas de salud para el 1974 y que para entonces “teníamos una distribución de salud basada en características epidemiológicas y regionales”. Al preguntarle del origen de ese dato, la abogada dijo que citó una columna del doctor Ibrahim Pérez, publicada en el Nuevo Día, el 20 de mayo de 2014. En ese escrito, el doctor Pérez elogió el Modelo Arbona debido a que entre 1940 y 1970, la esperanza de vida incrementó 26 años. Específicamente, escribió que “para el 1970, nuestra esperanza de vida de 72 años era la decimocuarta mejor del mundo”. “Son dos conceptos muy distintos”, dijo el autor de la columna al Centro de Periodismo Investigativo (CPI).

Tras seis meses de pandemia, el Gobierno todavía compra suplidos bajo la declaración de emergencia

Antes de que se reportaran los primeros casos de COVID-19, las contrataciones públicas ya representaban uno de los mayores riesgos para cometer corrupción, dijo Nicolás Penagos, jefe de Programas en Latinoamérica para Open Contracting Partnership, una organización dedicada a implementar procesos de contrataciones abiertas en colaboración con gobiernos, compañías y entidades de la sociedad civil. La pandemia ha demostrado además, que los problemas de la contratación van más allá de la corrupción. “Hay ineficacia, falta de coordinación e ineptitud, que no necesariamente es querer robarse la plata. [En Puerto Rico], un país que recibe huracanes casi todos los años, no se puede pretender que las contrataciones siempre sean de emergencia”, añadió Penagos. El COVID-19 aumentó la demanda en los suplidos médicos y afectó las cadenas de suministros, provocando que comenzara una competencia feroz a la vez que se flexibilizaban los procedimientos para comprar artículos de emergencia.

Rapid tests and false negatives: Puerto Rico and Peru’s strategies to defeat COVID-19

On April 26, Peruvian citizen Miriam Grace presented the first symptoms of COVID-19: sore throat, coupled with cough and fever. Warning bells went off when, on May 2, her sister María del Carmen, her nephew Santiago and niece Antonella also showed their first symptoms that went from nausea and vomiting to loss of taste and smell, according to official reports from the Peru Ministry of Health and the interviews that the Center for Investigative Journalism (CPI in Spanish) and Ojo Público conducted with the family. On May 4, Miriam’s father, Juan Francisco, and María del Carmen fell ill with a recurring cough, and on Saturday, May 9, the virus claimed the only victim in that family, who lived in the same home in the Piura region, north of Peru. Edith, who was the family matriarch, died at home due to a COVID-19 infection, her death certificate confirmed. In response to this death, personnel from the Peru Ministry of Health went to Edith’s home to perform a rapid antibody test on the five people who had direct contact with her during the last days of her life.

Pruebas rápidas y falsos negativos: las estrategias de Puerto Rico y Perú frente al COVID-19

El último 26 de abril, la ciudadana peruana Miriam Grace presentó los primeros síntomas de COVID-19: dolor de garganta, acompañada de tos y fiebre. La alerta se encendió cuando, el 2 de mayo, su hermana María del Carmen y sus sobrinos Santiago y Antonella también registraron sus primeros síntomas, que iban desde las náuseas y vómitos hasta la pérdida del gusto y del olfato, según los informes oficiales del Ministerio de Salud del Perú y las entrevistas que el Centro de Periodismo Investigativo y Ojo Público realizaron a la familia. El 4 de mayo, Juan Francisco, padre de Miriam y María del Carmen, cayó enfermo con una tos recurrente, y el sábado, 9 de ese mes, el virus cobró la única víctima mortal de esta familia, que compartía un mismo hogar en la región de Piura, al norte del Perú. Edith, quien era la matriarca de esta familia piurana, falleció en su casa a causa de una infección por COVID-19, según el certificado de defunción. A causa de este deceso, el Ministerio de Salud de Perú acudió al hogar de Edith para realizar una prueba rápida de anticuerpos a las cinco personas que tuvieron contacto directo con ella durante los últimos días de su vida.

PR Department of Health Still has Problems Producing Correct and Updated COVID-19 Data

A little over a month ago, Department of Health Secretary Lorenzo González Feliciano made an ambitious announcement about a collaboration between his agency and the Puerto Rico Institute of Statistics to share raw data and information on a daily basis about who is getting tested for COVID-19, but the agency admitted having a hard time delivering the agreed upon information. The Institute of Statistics web page is one week behind on most of the data related to the COVID-19 pandemic and lacks essential information to understand the evolution of infections and deaths from the disease. The Department of Health has not yet provided the Institute of Statistics with updated data on “unique” negative cases, those that are pending and inconclusive, and the total number of tests performed, segregated by type of test (molecular or serological), and according to the date on which they were done. This information is essential to determine if there has been a real drop in confirmed COVID-19 cases, which was the argument that Gov. Wanda Vázquez Garced used to begin the second phase of the economic reopening this week. The “unique” case is a new category created by the Department of Health that refers to the data that has been revised, after more than a month of reporting the figures incorrectly, even possibly doubling or tripling them.