Series

Frágil la red que sostiene a los adultos mayores durante la COVID-19

Una investigación del Centro de Periodismo Investigativo muestra que el Gobierno de Puerto Rico no cuenta con un registro que ubique a las personas que, dentro de este grupo demográfico, viven en condiciones precarias, están enfermos y necesitan servicios.

14 mayo, 2020

Resumen

En situaciones de emergencia, como los huracanes, terremotos o pandemias como el coronavirus, se ha hecho evidente que es necesario que existan mecanismos ágiles y efectivos para proteger a los grupos más vulnerables de la población.

Un 25% de los casos positivos a COVID-19 son de personas de 60 años o más, pero este mismo grupo representa el 78% de las muertes entre los contagiados, según los datos publicados por el Departamento de Salud de Puerto Rico a través del Senior Leadership Brief. Es decir, se afectan de forma desproporcionada ante la epidemia.

Una investigación del Centro de Periodismo Investigativo muestra que el Gobierno de Puerto Rico no cuenta con un registro que ubique a las personas que, dentro de este grupo demográfico, viven en condiciones precarias, están enfermos y necesitan servicios.

Esta situación ha dificultado la atención a esta población durante la emergencia a raíz del COVID-19 y el decreto del toque de queda por el Gobierno de Puerto Rico a mediados de marzo. Desde que se implementaron las políticas de distanciamiento físico, muchos adultos mayores que viven solos o con parejas de su mismo perfil de edad, han quedado desamparados, ante la imposibilidad de interactuar con quienes les brindaban servicios de manera regular.

Las personas de 60 años o más representan el 25% de la población de Puerto Rico y un 40% entre este grupo, vive bajo los niveles de pobreza, según los datos de la Encuesta de Comunidad del Censo de los Estados Unidos.

Si bien existen organizaciones no-gubernamentales y de base comunitaria o religiosa que brindan servicios a esta población, la falta de datos que ubiquen tanto lo que hacen estas entidades y los recursos que tienen o que necesitan, así como a los adultos mayores con necesidades, impide una respuesta rápida.

Una de las necesidades más apremiantes ha sido la alimentación de los que viven solos. Aunque la Oficina del Procurador de las Personas de Edad Avanzada ha recibido dinero federal para atender la alimentación de esta población, tiene las manos llenas con apenas 131 empleados para atender toda la isla y delega a veces en los alcaldes la tarea. La agencia descansa en una red informal y fragmentada, sin datos y mapas sobre las comunidades y organizaciones.

El plato que muchos adultos mayores reciben a diario o algunos días de semana de parte de las organizaciones a veces representa su única comida del día.

Historias en la serie

Las rutas que mitigan el hambre

14 mayo, 2020

CRÓNICA | Ese momento entendí mejor la situación de muchos adultos mayores en medio de la pandemia del COVID-19 y las políticas de distanciamiento físico. Resultó evidente que toda esa información que recibimos a través de Internet y otros medios de comunicación masiva no le llega a toda la población.

Fragmentado el sistema de apoyo para adultos mayores en medio de la pandemia

14 mayo, 2020

La población de adultos mayores en Puerto Rico está entre los grupos más vulnerables que sufrirá el COVID-19, tanto en el ámbito de la salud como en el aspecto social.

Autores en la serie

Centro de Periodismo Investigativo

Centro de Periodismo Investigativo

El Centro de Periodismo Investigativo es una organización sin fines de lucro que reconoce que el requisito fundamental para las aspiraciones democráticas es que la ciudadanía esté bien informada y que existan entidades independientes con la capacidad de fiscalizar los poderes que accionan en la sociedad, sean públicos o privados.

¡APOYA AL CENTRO DE PERIODISMO INVESTIGATIVO!

Necesitamos tu apoyo para seguir haciendo y ampliando nuestro trabajo.