Universidad, deuda y libertad

Las empresas de biotecnología agrícola como Monsanto han recibido más de $526 millones en subsidios, incentivos industriales y tasas contributivas preferenciales durante los diez años de la crisis, según lo demostró una investigación del Centro de Periodismo Investigativo. Ese es prácticamente el recorte que Rosselló le quiere hacer a la Universidad.

Las cenizas de carbón y el oficio de los inconformes

Tras las decenas de arrestos de manifestantes en Peñuelas que buscan impedir la entrada de camiones colmados de cenizas de carbón al vertedero manejado por EC Waste, vale la pena hacer un intento por abstraerse de lo emocional y resaltar algunos aprendizajes que nos trae la serie investigativa del periodista Omar Alfonso, Bomba de tiempo: las cenizas de carbón, la cual ha tenido un impacto insospechado.

Junta de Control Fiscal: ¿Cuán largo me lo fiáis?

El email venía de La Fortaleza y leía:
¡Buenas tardes editores! 
Los miembros de la Junta de Supervisión Fiscal remiten el comunicado adjunto. La Junta solicitó colaboración con la distribución del mismo. (Los signos de exclamación no son énfasis mío.)
Los miembros de la Junta de Supervisión Fiscal (la “Junta”) creada bajo el Puerto Rico Oversight, Management and Economic Stability Act (“PROMESA” ó la “Ley”) confirmaron el martes que la segunda reunión de la Junta será en la ciudad de Nueva York el próximo viernes, 14 de octubre de 2016 a las 8:30 a.m.
La reunión se llevará a cabo en el salón de la junta de directores del piso 20 de los MTA Headquarters, 2 Broadway, Ciudad de Nueva York. Esto indicaba el comunicado de prensa. La Junta sigue sesionando fuera de la Isla Grande, Vieques y Culebra, donde los puertorriqueños que tendrán que acatar sus designios no pueden participar, interpelarles, darles sugerencias y propuestas o pedirles cuentas.

La Junta y el disfraz de la supervisión

El traductor Alejandro Álvarez se le adelantó al gobierno local y al federal. Publicó en su perfil de Facebook, en julio pasado, la traducción al español que había hecho sobre la llamada ley federal PROMESA. Profesor del Programa Graduado de Traducción de la Universidad de Puerto Rico, propuso una versión no oficial, que no pretende abordar con precisión los términos legales y financieros, y sí que los puertorriqueños tengan acceso a la información en su idioma sobre una ley inminente. PROMESA no ordena que su propio texto se traduzca al español, ni los documentos que de su puesta en marcha se desprendan. Se trata de un asunto crítico para quienes aspiran a vivir en democracia.

A favor del derecho a la información

El P. de la C. 2944, que, de aprobarse, llevaría el nombre de Ley de Transparencia y Acceso a la Documentación y a la Información Pública va dirigido a incrementar la transparencia en las operaciones del gobierno de Puerto Rico y a fortalecer el ejercicio del derecho fundamental de acceso a la información pública de todos los miembros de nuestra comunidad. Estas son condiciones necesarias para el funcionamiento de una democracia verdaderamente operante. El derecho a la información pública se ha reconocido internacionalmente como un derecho humano fundamental, de carácter transversal, es decir, que incide en todos los demás derechos humanos en una sociedad. Sin el acceso a la información que se encuentra en poder de los organismos gubernamentales no se pueden ejercer debidamente los derechos de expresión, asociación, petición de la reparación de agravios, participación en los procesos deliberativos del sistema democrático y tampoco otros tipos de derechos sociales y económicos, como el derecho a la salud, a la educación y al trabajo. Si no se conocen los derechos que se tienen, los procedimientos establecidos para reclamarlos, las políticas públicas adoptadas para ponerlos en vigor, las reglas y reglamentos que afectan su ejercicio en la cotidianidad, la forma en la que se distribuyen los fondos públicos, las prioridades establecidas por las agencias, las gestiones que llevan a cabo sus funcionarios y otros tantos aspectos de las función pública, difícilmente se pueden reclamar con efectividad los derechos consagrados en nuestra Constitución y nuestras leyes.

El caso del niño Lorenzo y el acceso de las cámaras a los tribunales de Puerto Rico

No es motivo de orgullo que, en pleno siglo XXI, la prensa tuvo que hacer su trabajo utilizando las formas tradicionales que existían en el siglo XX para contar una historia judicial prominente. Esta precariedad periodística ya no se puede sostener en un país que hace tiempo valora la realidad mediante las nuevas formas narrativas digitales y multimediales que permiten la circulación de las mil y una versiones de los hechos mientras están ocurriendo, incluyendo las sensacionalistas y chismográficas; con las que es tan difícil competir sin imágenes ni sonidos de los sucesos reportados.