La trabajadora social Rachel Hiskes y Omar Silva a la salida del Tribunal Federal.

Dos chamacos hacen historia y obligan a la policía a pedir perdón

El que sí llegó, estuvo presente y escuchó, en silencio, el mea culpa dado en sala, fue el exsuperintendente de la policía bajo la administración Fortuño, el también exagente del FBI, José Figueroa Sancha, quien salió de sala como alma que se lleva el diablo, sin dar declaraciones a la prensa. Es más, al pasar a mi lado, tuvo como un gesto de indecisión si saludarme o no. Finalmente, contrajo su rostro, esbozó una leve sonrisa y movió sus ojillos en señal de saludo aunque no estoy muy seguro que me haya reconocido.

Foto: Dennis Manuel Rivera.

Las garras de Justicia o la impunidad de la administración Santini

COMENTARIO | DE LA LIBRETA DEL PERIODISTA. En la historia de principios de este siglo en la capital, el Programa de TDD de San Juan será recordado como una gran tomadura de pelo o como la incapacidad institucional para emprender novedosos proyectos de planificación. El supuesto esfuerzo de conservación estaba planteado para que dueños de esos terrenos recibieran legalmente una compensación.

Crop portada programa

Puerto Rico se vende

Lea la versión en inglés de este comentario. Es viernes, 27 de febrero, el segundo día del Puerto Rico Investment Summit que comenzó el día antes, para presentar las ventajas de las leyes 20 y 22 de 2012 que benefician a inversionistas extranjeros. Estamos en el hotel del multimillonario John Paulson, el Condado Vanderbilt, escribimos con un bolígrafo negro que lee el nombre del hotel junto a su logo corporativo grabado en color dorado, sobre una libreta que lee Merrill Lynch Bank of America Corporation. El primer día del Summit, Fahad Ghaffar, director ejecutivo de Paulson & Co. contó que su compañía está muy interesada sobre construir edificios en los espacios que hoy son estacionamientos frente al mar, en el litoral de la avenida Ashford.

Joel Cintrón Arbasetti

Sin rumbo las agencias federales con sus estadísticas sobre inmigración

Lograr que las agencias federales a cargo de la inmigración a Puerto Rico informen sus datos es una verdadera odisea. 

Mientras preparábamos una serie sobre el tema de la migración caribeña, algunas dependencias federales brindaron al Centro de Periodismo Investigativo información incorrecta, que en ocasiones corrigieron y en otras no, y en otros casos nunca ofrecieron sus datos o tardaron entre diez y 12 días en dar la información. Además, el CPI identificó incongruencias y errores en estadísticas oficiales que de no haber sido corroboradas, hubieran sido publicadas e inducido a error a los lectores. La información fue solicitada por el CPI para la serie sobre inmigración haitiana y dominicana hacia Puerto Rico a la Guardia Costera de los Estados Unidos, a la Oficina de la Fiscalía Federal, al Servicio de Inmigración y Aduanas (ICE en inglés) y a la Oficina de Aduanas y Protección Fronteriza (conocida como Border Patrol). Estas agencias están obligadas por el Freedom of Information Act (FOIA) a ofrecer la información solicitada, además de que deben mantener los números actualizados y disponibles, así como tener coherencia entre ellas, o al menos eso se esperaría para que su trabajo sea efectivo. Fiscalía Federal se cuelga medallas que no le tocan

La jefa interina de la Fiscalía federal en Puerto Rico, Rosa Emilia Rodríguez, declaró al CPI que la cantidad de inmigrantes que llegan a la isla ha bajado considerablemente en los últimos años y atribuyó la baja a los esfuerzos del “Grupo Interagencial de la Frontera Caribeña”, compuesto por la Guardia Costera, las Fuerzas Unidas de Rápida Acción (FURA) de la Policía de Puerto Rico y otras agencias federales “para atajar el tráfico ilegal a través del Canal de la Mona entre República Dominicana y Puerto Rico”.