Caos en los hospitales “operacionales”

La crisis en los hospitales de Puerto Rico como consecuencia del paso del huracán María y el impacto directo en la salud de los pacientes es, a más de dos semanas de la catástrofe, un asunto de todos los días. La falta de información, la desinformación y los datos contradictorios en torno al estado real de estas instituciones por parte del gobierno han sido una constante. El martes de la semana pasada, por ejemplo, el gobernador Ricardo Rosselló anunció como un logro que 63 de los 69 hospitales del país ya estaban “operacionales”. Nunca explicó en detalle cómo el gobierno saltó de tener 56 hospitales cerrados la semana anterior, según informó en aquel momento el secretario de Salud, Rafael Rodríguez Mercado, a haberlos reabierto prácticamente todos. La gran pregunta es qué significa “operacionales”
Ese mismo día el Centro de Periodismo Investigativo (CPI) visitó los hospitales Pavía y Susoni de Arecibo, y Buen Samaritano en Aguadilla y comprobó que ninguno de los tres estaba en condiciones de admitir pacientes críticos pese que estaban en esa lista de hospitales abiertos suministrada por el gobierno.

El pago de la deuda podría reducirse a cero, por lo pronto

El pago de la deuda podría reducirse a cero a corto plazo, cuando la Junta de Control Fiscal haga modificaciones al plan fiscal para reajustarlo al nuevo panorama del país tras la crisis humanitaria provocada por el paso del huracán categoría 4 por la isla. Así lo anticipa Matt Fabian, jefe de investigación de la firma Municipal Market Analytics (MMA) que ha seguido de cerca el caso de Puerto Rico desde hace varios años. “Todo cambia con María”, afirmó. “El daño que causó el huracán a Puerto Rico es lo suficientemente grande como para poner a un lado las consideraciones de los bonistas y el gobierno por meses o, potencialmente, por mucho más tiempo. Con un aparente colapso en casi todas las operaciones gubernamentales, habrá cero pagos para la mayoría de los bonistas en el futuro inmediato”, indica un informe de MMA publicado una semana después del paso de María.